Tiene gracia la cosa. Como dicen que hablan en nombre de “la ciencia”, parece que hubiera que escucharles con cara seria cuando te explican que las grandes nevadas de estos últimos años, en USA y Europa, son culpa del calentamiento global. Después de que te habían dicho que la nieve era una cosa del pasado — cuando no había esas grandes nevadas. Y no lo entienden. No entienden que te rías si te dicen -cuando nieva poco- que el calentamiento global hace desaparecer la nieve, y sin vergüenza alguna te dicen después -cuando nieva mucho- que el calentamiento global produce grandes nevadas.

– ¡Pero si somos “la ciencia”, hombre! ¿Cómo te vas a reír de nosotros? ¡Eres un anti-ciencia!

Bueno, yo diría que no puede haber nada más anti-ciencia que hacer pasar una payasada semejante por “ciencia”. Pero ya que estamos con la nieve, y con El Bocho rodeado de montes blancos durante muchos días, vamos a ver de dónde salen esas dos ideas. Calentamiento produce más nieve, y calentamiento produce menos nieve. De la mano de Chip Knappenberger.

Curiosamente, las dos son ciertas. Pero, como era de esperar, no son ciertas al mismo tiempo, ni en el mismo sitio. Que es lo que pretenden nuestros amigos alarmistas para poder elegir, a la carta, el susto que te pueden meter. El susto a la nieve, cuando nieva; y el susto a la no-nieve, cuando no nieva. ¡Pillines!

Viene de este artículo:

Y habla de Boston porque ahora está habiendo unas nevadas un tanto espectaculares allí. Y los alarmistas, claro, aseguran que “la ciencia dice” que las nevadas de Boston son por el calentamiento global. Y no, el conocimiento climatológico actual no dice eso — ni de broma.

La idea es que, en teoría, un calentamiento puede producir más vapor de agua (debería), y con ello más precipitación. Si es en un sitio frío, esa precipitación será de nieve. Luego calentamiento ⇒ más nieve. Pero un sitio que era frío como para que nieve, si lo calientas puede dejar de ser tan frío como para que nieve, y lloverá en cambio. Luego calentamiento ⇒ menos nieve. Obviamente todo depende del sitio. Depende de la temperatura de invierno del sitio. Y Boston está en el sitio donde calentamiento ⇒ menos nieve. Según los datos de cincuenta años que ha examinado Knappenberger. Y seguro que pasa lo mismo con la mayor parte de Europa, por comparación. Pero el estudio es para Canadá. Y muestra esto:

Es un mapa de Canadá, con la frontera que divide la zona donde nieva más si hace mas calor en enero, de la zona donde nieva menos. La frontera es la linea negra gruesa que dice cero. Las flechas y colorines son de vuestro humilde servidor, para que no perdáis el tiempo. Y las líneas punteadas son contornos de temperatura media de enero.

calentamiento-global-menos-mas-nieve

Boston no se ve en el mapa, pero queda como siguiendo la flecha azul de la derecha más allá del mapa. O sea, más hacia donde más calor = menos nieve. Pero los alarmistas juegan a que como en algunas partes (en general muy al norte) nieva más si se calientan, ¡¡¡la culpa de las grandes nevadas de Boston es por el calentamiento global!!! Salvo cuando miras la realidad en lugar de la fantasía, y es al revés.

A mayor abundamiento, Knappenberger presenta estos datos del National Weather Service and National Climatic Data Center.

nieve-boston-y-calentamiento-global

Donde se ve con claridad que la relación entre la temperatura de enero y la nieve en enero, en Boston, es negatifa. Señala Chip:

A no ser que el calentamiento global causado por los humanos conduzca a unas temperaturas de invierno más bajas en Nueva Inglaterra (pista: no lo hace), entonces menos nieve es lo que resulta “consistente” con el calentamiento global.

Ya siento que hablemos de Boston, y no de España. Pero aquí no medimos ni pensamos; aquí Podemos. En todo caso, puedes apostar a que estamos en la zona de calentamiento ⇒ menos nieve. O de mucha nieve ⇒ no calentamiento, que es lo mismo.

En el Canadá influido por el Atlántico hacen falta temperaturas medias inferiores a -10ºC para que más calor suponga más nieve. Si el esquema es el mismo en Europa, sólo la zona más oscura tendría más nieve de invierno con un calentamiento.

nieve-y-calentamiento-global-europa

Si el esquema se parece más al lado del Pacífico en Canadá, la zona prodigio sería todavía mucho menor.

Ya tienes otro argumento para cuando te cuenten que te estás pelando de frío por culpa del calentamiento global. O para cuando te dicen eso de que … “la ciencia dice”. Menos ciencia, Caperucita.