Alexis Tipras les ha escrito una carta a los alemanes.

No la voy a traducir, pero sí resumir.

1) Grecia no puede pagar la deuda.

Parece de cajón. Y se puede añadir un argumento que Tsipras no usa. Un prestador no siempre es un santo. Perfectamente puede ser un gilipollas. Por ejemplo, si le presta a alguien que no va a poder pagar.

2) Grecia no debía de haber aceptado la prolongación de la agonía, con los “rescates”. El partido de Tsipras nunca estuvo de acuerdo con eso. Era un engaño, porque ese dinero sirvió sólo para la cleptocracia. Y suponía más cargas que hacían aun más imposible pagar la deuda. Pero eso lo van a arreglar. Ellos no crearon el sistema de corrupción y cleptocracia. Los alemanes no tienen que tener miedo de que vuelvan a las andadas.

En fin, parece un argumento como para Cenicienta o Bambi.

3) Blablabla, queremos mucho a los alemanes, especialmente a los proletarios.

4) ¿En conclusión?La tarea de Syriza consiste en traer un “New Deal Europeo”, en el que los griegos puedan respirar, crear, y vivir con dignidad.

No explica con ninguna claridad quién paga ese “New Deal”, pero la sospecha es fuerte. Por el destinatario de la carta. La parte que le falta al argumento es el motivo o ventaja que podría suponer para el destinatario del nuevo prodigio el olvidarse de la deuda y -presumiblemente- seguir apoquinando. Por la dignidad de los griegos. Porque si no se tratara de seguir apoquinando, la alternativa sería la versión no Cenicienta del asunto. Quiebra, Grexit, se las apañan a su modo — y veríamos si la cleptocracia era el problema de verdad. Y todos tan amigos.

La primera parte parece impecable. No pueden pagar la deuda (y no quiero mirar a España). Y la parte del New Deal no parece que dependa de ellos. Ni explica cómo funcionaría. Ya se pueden ir entrenando en Pablemos.

Añadido (30/01 12.30):

Una forma de contradecir la idea sería esta de García Domínguez en LD:

Como ejemplo de números pueden valer estos (clic en el gráfico):

balanzas-fiscales-usa