La NOAA ha actualizado su serie de mediciones sobre calor del mar. Que se puede considerar una medición más o menos decente desde 2003 – 2004, en que empezaron a medirlo con boyas flotantes Argo, muy repartidas por todos los mares. Siempre que te parezca “decente” tener 3.500 puntos de medición en la superficie del océano global. 361 millones de kilómetros cuadrados.

Para hacerse una idea, es como medir la temperatura del Mediterráneo en 25 puntos. Donde parece que se pueden ver muy normalmente diferencias de hasta 4º en distancias como de 100 km.

mediterraneo-temperaturas-mar

Con esta perspectiva, podemos intentar digerir la reacción de la prensa a esa actualización de la NOAA sobre el calentamiento del océano global. Por ejemplo, el Guardian.

the-guardian-breaking-charts

Acojonante. Si pones el eje de temperaturas más pequeño que lo que necesitas, sin duda que “rompes la carta”. Y si eliges una unidad (los jeta-julios) que el lector no entiende, puedes llamarle un calentamiento “muy rápido”. Pero en cuanto lo traduces a lenguaje humano, como pueden ser los grados centígrados, lo de “muy rápido” queda bastante raro. La misma carta, traducida para personas y periodistas, nos muestra un calentamiento de una décima de grado en 45 años.

horrible-calentamiento-del-mar-2014

La parte que podríamos considerar más o menos bien medida (a 25 boyas Argo por Mediterráneo), marca un calentamiento de unas 3 centésimas de grado en 10 años. Si nos creemos una medición así.

Bob Tisdale, que se dedica a analizar esos datos NOAA y a separarlos según los distintos mares, ha visto que es un “calentamiento global” muy curioso.

En el gráfico, que no es de Tisdale, marco los mares donde no hay calentamiento desde que se mide con las boyas Argo (en verde), y los que sí se han calentado (en rojo).

mar-calentamiento-nada-global

Para mostrarlo en porcentaje de la superficie oceánica, este gráfico de Tisdale, cambiando los colores.

mar-calentamiento-nada-global-superficies

Bueno, él dice que la parte verde se ha calentado “poco”. Pero “poco” quiere decir 0,008ºC / década, que es mucho más “nada” que “poco”. Y lo que no se entiende es que si el calentamiento fuera por el CO2, que está muy bien repartido por todo el globo, sólo se notara su efecto en una tercera parte del océano global.

También hay un artículo muy interesante de Eschenbach en WUWT.

Con una “moviola” interesantísima de la temperatura de los océanos por capas de profundidad. No mide el calentamiento en estos diez años (no se podría ver), sino sólo la diferencia de temperatura del mar de los distintos sitios del globo, y capa a capa.

Argo diving animation

Espectacular, el gráfico. E impresionante la diferencia de temperatura, a 2.000 metros de profundidad, entre el Pacífico y el Atlántico. Y la temperatura que puede tener a unos 200 metros, como unos 18º, en la costa oeste de las cuencas. Hay cosas mucho más llamativas en esos datos NOAA que un calentamiento de una décima de grado en medio siglo. Pero la prensa prefiere vender un calentamiento que “rompe las cartas”, y que es tan rápido que no lo notarías ni aunque vivieras cien años. 😉

Nota: Algún avispado podría señalar que lo que importa es el calentamiento de la superficie del mar (no la profundidad), que es lo que nos puede afectar. Y tendría razón. Pero desde que se mide con satélites (30 años), que sí parece una medición de confianza, y mucho mejor que las boyas Argo, el calentamiento medido es la mitad de lo que predicen los modelos climáticos que tanta alarma nos causan. También de Tisdale [–>], actualizado a diciembre 2014 :

tisdale-modelos-realidad-mar