De la sección asnus hispánicus, y gracias a Vózpopuli, nos llega Antonio Martínez Ron, en:

aberron-divulga

Un cachondo, Antonio. En el título se pregunta -¿por qué no “podemos”?-, pero el artículo se refiere a por qué no “pueden”. Ellos. Los demás. Los tontos. No Antonio. Los malos.

Varios estudios demuestran que intentar convencer con pruebas a colectivos como negacionistas climáticos o antivacunas refuerza su posición y sus creencias erróneas.

Y cita en efecto varios estudios.

Uno de Michael J Wood sobre las personas propensas a las conspiraciones. La verdad es que no tengo ni idea sobre los “antivacunas”, pero los críticos de la teoría carbonofóbica del IPCC no tienen la menor relación con los propensos a las conspiraciones. Es verdad que señalan cuando los chicos del IPCC fardan -por escrito- de haber desarrollado un “truco para ocultar el declive”; de “redefinir el peer review” para no tener que incluir los estudios críticos en los informes del IPCC; o de buscar revisores bien aleccionados para que los “papers” inconvenientes no pasen el corte de una revista. Pero eso son hechos. Constan por escrito. Los autores no niegan su autoría. No hace falta ser una persona propensa a las conspiraciones para pensar que un trick to hide the decline es, efectivamente, un truco para ocultar el declive.

Cita otros estudios, generales, que lo mismo servirían para ejemplificar un problema cognitivo de los críticos del IPCC, que un problema cognitivo del IPCC. Salvo que pongas encima de la mesa que uno de los dos grupos no está viendo “hechos” claros.  Y de eso, el genial divulgador no trae nada.

Pero realmente Antonio Martínez Ron se gana un puesto en el olimpo de la divulgación científica internacional al sacar a relucir a Lewandowsky. Hasta aquí no había relación posible entre lo que cita y la discusión del clima. Pero hay un fenómeno que se aburría con la psicología cognitiva, y decidió aplicarla al “negacionismo”. Ganando mucho espacio mediático con ello.

Da vergüenza tener que hablar de Lewandowsky. Que es hablar de algunas de las payasadas que se hacen pasar por “ciencia”. Pero debería de bastar leer el título del primero de los “estudios” de Lew para saber que uno no puede citar eso si uno pretende que no se le rían en las barbas. Bueno, leer el título, más tener dos dedos de frente, más no ser un caradura de infarto.

Lewandowsky, S., Oberauer, K., & Gignac, G. E. (2013). NASA faked the moon landing—therefore, (climate) science is a hoax: an anatomy of the motivated rejection of science. Psychological Science, 24(5), 622–633.

Es literal. Repito: NASA faked the moon landing—therefore, (climate) science is a hoax: an anatomy of the motivated rejection of science. Sin embargo, vamos a ver que en este “estudio”, los que creían que el alunizaje de la NASA era un engaño, eran los que creían que el cuento del clima no era un timo. O sea, justo al revés.

Otro académico de psicología, social en este caso, se ha tomado el asunto en serio. No por ser “negacionista” (es lo contrario), sino porque cree en la psicología como actividad científica y seria, y hay un límite a las payasadas que puede aguantar. Está pidiendo oficialmente la retractación del trabajo. Y no “negando los hechos”, sino exponiendo los hechos.

No vamos a dedicarle mucho tiempo. Merece la pena leer las dos entradas, pero baste como cata el arranque de José Duarte. Demuestra que es falso el trabajo entero, y empieza por el título.

First, the title. It’s not metaphorical or anything. It plainly describes a relationship between believing the moon landing was a hoax and believing climate science is a hoax, even specifying a causal direction. These are variables that were measured in this study – again the title is not a metaphor, is quite specific and descriptive. What do the data say? Well, out of 1145 participants, only 10 believed the moon landing was a hoax (likely including fakes.) We’ll pause here to note that 10 in this context is essentially zero, and we couldn’t validly infer links between moon hoaxism and anything else from that number. But it’s worse – a majority of these 10 reject the idea that climate science is a hoax – 7 out of the 10. Only 3 participants out of 1145 endorsed the moon hoax and the climate science hoax.

Therefore, the title is false.

Pues esta payasada es lo único que nos ha traído Antonio Martínez Ron para relacionar los problemas cognitivos de sesgo previo con la discusión del cambio climático.

Y sin embargo lo tiene a huevo.  Si el problema, según afirma, es que el sujeto pasará por alto todas las evidencias, por más contundentes que sean, no tiene más que mostrar las evidencias que los negacionistas pasamos por alto. O, con mayor precisión, decir qué coño es lo que negamos los “negacionistas”, señalando la “evidencia contundente” que nos demuestra equivocados. El mismo trabajo que nos tomamos los demás, vaya. Por ejemplo, al señalar por qué lo que pone Aberrón son payasadas. El título del estudio de Lewandowsky dice lo contrario de lo que dicen los datos que aporta Lewandowsky. Le parecerá poco. Y encima los datos son falsos. Ver Duarte -citado arriba- para una versión completa. O McIntyre [–>]. Pero eso es para mayores; no vayamos a sobrepasar la capacidad de Antonio Martínez Ron.

Avisando, que es gerundio:

para-aberron

Menos mal que esto está entre #lomejordeNext. ¡Joder, con Vozpópuli!