Doctora Luisa Delgado

Siempre se habla del carácter emprendedor del País Vasco por la industria siderúrgica, minera. Naval, bienes de equipo, etc. Pero lo curioso es que son industrias del pasado, de la época gloriosa de Bilbao que actualmente son minúsculos en comparación con lo que llegaron a ser.

¿Pero actualmente que gran industria hay en el Gran Bilbao?. Cierto es que hay ITP que es una empresa que emplea a centenares de trabajadores y de un sector de gran futuro cómo es el aeronaútico y otras grandes y que van muy bien, pero no de las dimensiones de AHV. Y hace muchos, muchos años que en Vizcaya no se establece ninguna gran industria con la capacidad de arrastre que eso tendría hacia las empresas contratistas.

Hay pesos pesados de la economía vizcaína cómo BBVA e Iberdrola que aunque tengan su sede social en Bilbao, se gestionan en gran parte desde Madrid y que casualidad que las filiales de estos mastodontes estén establecidos en Madrid. BBVA dice “somos un banco muy apegados a nuestras raíces históricas, no queremos renunciar a nuestras señas de identidad, bla, bla, bla”. A mí eso siempre me han parecido palabras bonitas para no reconocer públicamente que no trasladan la sede social del BBVA de Bilbao a Madrid por el revuelo social que se ocasionaría. Lo mismo pasa con el BSCH y Santander.

Nunca se comenta pero uno de las nefastas consecuencias del nacionalismo ha sido dañar seriamente el carácter emprendedor vasco. La tupida red clientelar y de empresas públicas y semipúblicas que ha creado el PNV durante estos 35 años ha hechos ha hecho que la aspiraciones de muchos jóvenes vascos sea sacarse el EGA, opositar y trabajar para el Gobierno Vasco, las diputaciones, Osakidetza, etc. Quieren un trabajo cómodo, tranquilo, bien remunerado y a vivir de la sopa boba del batzoki. Y el que no, pues opositar. Pero son más bien minoría los que piensan en emprender un negocio. Solamente hay que darse una vuelta por los pueblos vascos dónde cuadrillas enteras se pasan todo el día en las “lonjas”(esos nuevos templos del ocio juvenil vasco) tumbados todo el día viendo la tv. Ergo no parece que la juventud vasca hoy en día sea muy emprendedora.

El nacionalismo ha hecho del País Vasco durante décadas un lugar lleno de odio hacia lo ajeno a la eusko-tribu, un país lleno de miedo y de complejos. Desde expresiones cómo “maketos” o “coreanos”, “españolazos” hasta el tiro en la nuca. Esto ha generado una sociedad con un miedo hasta los tuétanos, dónde el que no calla es por que se hace perdonar llamando a sus hijos Garikoitz o cambiándose Carlos por Karlos. Una forma sutíl de percatarse del miedo es en los nombres de los nuevos negocios. Muchos de ellos tienen la palabra “eusko”, o en vez de c se usa la K. Ahora bien, ¿Qué empresario desafecto al racismo totalitario va a querer invertir en el País Vasco con el miedo que hay aquí?. El miedo sibilino que hay en esta sociedad hacen del País Vasco un lugar hostil, desmoralizador para el empresario. Solamente es atractivo para el empresario nacionalista.

Una de las razones por las que Nueva York tiene su preeminencia es que e una ciudad abierta, liberal, tolerante. Idem con Francfort cómo centro de negocios. Decir que la importancia de la Gran Manzana se debe solamente a ese factor sería muy reduccionista pq hubieron otros motivos durante su rapidísimo crecimiento en el siglo XIX cómo su privilegiada situación geográfica, el puerto, el Canal de Erie, etc. Pero su libertad frente a otros lugares si contribuyó a su éxito. Precísamente esa carencia de libertad que hay en el País Vaco, esa sociedad enferma, desalienta a cualquier empresario de invertir aquí.

Pero supongo que eso es lo que querrá el nacionalismo, que no venga industria pesada y por tanto un gran desarrollo económico no vaya a ser que vengan muchos inmigrantes y su poder se diluya. Si uno analiza pronto desubre que para el nacionalismo el desarrollo económico es secundario. Lo que les importa es avanzar hacia la indenpendencia, mantener su poder aunque sea a costa de repeler actividad económica.

Es increíble las vueltas que da la vida pq el desarrollo económico de Bilbao trajo ese cáncer llamado nacionalismo, y hace tiempo que el cáncer ha matado al padre accidental (padre de una forma accidental pq el creador ya sabemos que fue Arana), el carácter emprendedor bilbaíno.

Doctora Luisa Delgado