Sefuelix manda:

sefuelix-economist

Y enlaza a The Economist:

economist-let-them-vote

No importa si tienen razón. Dice muchas cosas muy discutibles. Pero el caso es que no las vamos a discutir. Así que lo que importa es qué opinan, porque no es previsible que vayan a cambiar. Y lo que opinan es que no entienden la negación del referendo. No les parece sostenible, ni presentable. Y no les impresiona nada que “no sea legal”. No sé, da la impresión de que se lo toman como si les dijeran que no es legal salir a la calle sin un orinal a modo de sombrero. Se encojen de hombros, como diciendo -¿y a mi qué?

Y no son en absoluto contrarios a mantener la unión de España. El periódico anuncia que -como en el caso de Escocia- se pondrán en contra de la secesión. Y creen que se puede mantener. Pero haciendo una consulta … ¡y ganándola! Lo que no entienden es que se pueda mantener la postura de ¡no es legal! Y las probabilidad que tienes de explicársolo y convencerles, es cero. Ya saben los argumentos que podrías emplear. Ya los han escuchado, ya los han rumiado, y ya los han descartado. Incluso conocen tu muy racional protesta de que por qué cojones va a ser secesionable o consultable Cataluña, o Vasquilandia, pero no Andalucía o Asturias. Y tienen una respuesta que te parecerá cínica, pero sólo es una versión del sentido práctico de la cultura anglosajona. ¡Porque se llo han trabajado, tío!

Vale, podemos ponernos estupendos, agarrarnos a los grandes principios, la soberanía y la ley, y quedarnos plantados: es ilegal. Fenomenal. Pero nunca está de más tratar de ver las posibles consecuencias de ponerse estupendos. Los caminos que se pueden seguir — o que te pueden hacer seguir. Pregunta no es ofender, señorita.

No creo que haya habido que esperar al domingo pasado para enterarse de que las leyes españolas se cumplen en Cataluña … sólo en la medida en que a la Generalidad le dé la gana. Te puede parecer muy mal. Incluso indignante. Pero es la p*t*  realidad, y desde hace decenios. Lo del domingo sólo ha sido más espectacular. Pero si viene desde hace 30 años, y siempre ha ido en aumento, no puede ser por culpa de la falta de gónadas de la Marianidad. Así que para agarrarte a “no es legal”, tienes que contemplar la suma de ese “no es legal” con la realidad del incumplimiento sistemático de las leyes españolas en Cataluña. ¿Contemplamos los caminos que se pueden intentar seguir?

– Cambiar la deriva de 30 años, en sentido contrario. ¿Con qué gobierno; con qué partidos; con qué votantes?

– Intentar retrasarlo, concediendo más “autonomía”. Que significa dejarles gobernar a sus propios jueces para robar con mayor tranquilidad; y tener más dinero del saco común — o menos para otras autonomías.

– Esperar sentados hasta que hagan una declaración unilateral de independencia. Momento en el que, o mandas los tanques (no se lo cree nadie), o lo que cuenta entonces es la opinión de la “comunidad internacional”. Por ejemplo, esa de The Economist, que no entiende lo de “no es legal”.

– Plantear tú el referendo. Diciendo que sí; que si debe de haber una consulta, será a la canadiense. Que para eso es la de mayor soporte jurídico y político, y nadie ha discutido.

Dos apuntes.

1. De todos los casos que conocemos en países más o menos comparables, si no me equivoco el único en el que la presión separata ha disminuido es Canadá. Y no han necesitado hacer una consulta. Les ha bastado plantear una consulta racional como salida. En ese momento, a los separatas les ha dejado de interesar.

2. Si aceptamos la solución de intentar retrasarlo con más autonomía, sin que se consulte a las demás regiones (que van a ser afectadas con menos dinero), es que somos todavía más gilipollas de lo que parecemos.