Debe de ser un chico espabildao, que se ha dado cuenta de la esencia de la política en España. La Payasada Nacional. Se trata de decir la mayor payasada, con la mayor seriedad y naturalidad. Y en la payasada, unir aquel a quien combates, con el mayor mal oficial de turno. Pero unir en sentido de que uno va tras el otro, en secuencia; no en el sentido de una operación lógica. Por ejemplo, si yo fuera Pablemos, para decir esto titularía:

Pablemos tiene el discurso de la casta.

Veamos:

pablemos-desnudo

No estoy siguiendo esa movida. No me interesan los caraduras. Y si son políticos, mucho menos. Pero esa frase mística la han recogido muchos periódicos (para eso esta pronunciada), y la he visto pasar repetidamente por Twitter . Hasta que me he parado. ¿Por qué repiten tanto una imbecilidad tan grande? ¿Cuál es el mensaje oculto, y tan importante?

Imbecilidad:

No es característica de las sectas tener familias, ni mucho menos los pactos. Porque una secta suele ser una familia de un grupo mayor, que se separa, encierra, y aisla. Normalmente con un líder carismático, y la suficiente radicalidad como para excluir cualquier pacto ni componenda. Ese es precisamente el problema de las sectas. Su incapacidad de interacción. No aceptan las componendas. Que es como se mueve normalmente la sociedad. La sociedad … fuera de las sectas.

O sea, Pablemos afirma que no son una secta, ¡porque se comportan como una secta! Sin componendas. A c o j o n a n t e , el niño.

Pero es peor. “No somos”, dice. Y lo dice en la tenida en la que precisamente estan tartando de definir lo que son y lo que no son. El niño debe de saber el resultado antes de que haya resultado. Que es, en todo caso, ejemplo y espejo de democracia.

Pero seguimos sin saber lo que hay detrás. En España, cuando hacemos frasecitas, suelen ser contra alguien. Hay que averiguar el contexto, que con seguridad nos mostrará el esquema de la payasada natural de la que hablamos.

pablemos-desnudo-2

¡Tate! ¡Aquí hay tomate!

Su mano derecha, Juan Carlos Monedero, justifica la negativa al acuerdo con el grupo de Pablo Echenique en que “los consensos no siempre pueden funcionar”. El apoyo del plenario al principal proyecto alternativo ha sido amplio y sonoro. Ahora, los afiliados votarán del 20 al 26 octubre.

El investigador del CSIC defiende su modelo y contesta al profesor de la Complutense que “no hace falta elegir entre eficiencia y democracia”. “Nadie va a echarse a un lado porque no salga su propuesta”, replica Teresa Rodríguez a Iglesias.

Me suena un huevo. No necesito pasar de la portada de Vozpópuli.com. Es la vieja historia de Rosa Díez con sus listas cerradas para el Consejo de Dirección. La discusión del partido de decisión monolítica, o distribuida. Que es una discusión muy normal, muy legítima, y probablemente sin solución. Pero que en ningún caso se resuelve mediante la payasada de las sectas, familias, y pactos.

Y sí, el esquema se cumple. Al 100%. Era:

Se trata de decir la mayor payasada, con la mayor seriedad y naturalidad. Y en la payasada, unir aquel a quien combates, con el mayor mal oficial de turno. Pero unir en sentido de que uno va tras el otro, en secuencia; no en el sentido de una operación lógica.

Unir:

– Aquel a quien combates: Los que quieren una dirección distribuida, en lugar de monolítica. Al parecer se llama Izquierda Anticapitalista en este caso.

– Con el mayor el “mal oficial” de turno. PP y PSOE, malditas sectas (podría haber sido fachas; caca culo pedo pis; lo que caiga).

– Sin la menor operación lógica que las una; simplemente poniendo una a continuación de la otra.

Y toda la prensa repitiendo la payasada del genio.

No sé si Pablemos habla como la casta. Que era el título que hubiera salido si le copiara su técnica. Pero desde luego sí habla como la telebasura. Tendrá éxito.