Judith Curry señala una audiencia que acaba de haber en el congreso USA, en la que se ha examinado lo que hace el IPCC. Examinado, y criticado. ¿Tiene sentido? ¿Sirve de algo? ¿Proporciona lo que se supone que debe de proporcionar? ¿Está completamente sesgado para impulsar una política predeterminada?

Cuatro intervinientes. Los cuatro con mucha experiencia interna (de participación) en el IPCC. Dos de ellos (Tol, Pielke sr.) habitualmente críticos con el IPCC, aunque de ningún modo “negacionistas” del efecto del CO2 sobre la temperatura. Solo niegan que el IPCC tenga sentido, si se trata de recopilar el conocimiento científico sobre el cambio climático. Los otros dos, (Oppenheimer, Botkin), en principio se suponían parte de la burocracia ortodoxa de aplauso automático. Pero Botkin ha salido un poco rana, a pesar de haber participado también en el último National Climate Assessment de Obama.

Se puede destacar / resumir:

Roger Pielke sr. [enlace –>]

  • Están usando unos modelos climáticos para los que no se pueden usar.

Richard Tol [enlace –>].

  • Los académicos que estudian el cambio climático con curiosidad, pero no encuentran alarma, son ignorados. A menos que adquieran protagonismo, en cuyo caso son acosados y difamados.
  • En principio son los gobiernos los que nombran a los participantes, pero hemos de tener claro que a menudo la elección la hacen las agencias de medio ambiente.
  • En cada informe quieren tener más impacto que en el anterior. Es peor de lo que pensábamos. Vamos a morir todos, de una muerte todavía más horrible de la que pensábamos hace seis años. Los autores también compiten para ver qué sección del informe consige unas predicciones más terroríficas.

Michael Oppenheimer [enlace –>]

  • El IPCC hace un gran servicio a los gobiernos y al público.
  • De largo, ha sido una prueba muy exitosa de interacción entre ciencia y política.
  • El mundo necesita un IPCC, y el IPCC necesita una mejora continua para cubrir esa necesidad.

Daniel Botkin [enlace –>]

  • Lamento tener que decir que me quedo con la impresiñon de que los informes sobreestiman el peligro del cambio climático inducido por el hombre, y no contribuyen a mejorar nuestra habilidad de resolver los problemas ambientales.
  • Mi mayor preocupación es que los informes presentan una serie de conclusiones especulativas, a menudo incompletas, encajadas en un lenguaje que les da mayor peso científico del que merecen.
  • Hay una asunción general en el IPCC de 2014, y en el reciente informe del gobierno Obama, de que todo cambio es negativo e indeseable; ecológica y evolutivamente antinatural; malo para las especies, ecosistemas, y toda la vida en la tierra, incluyendo la población humana. Eso es lo contrario que la realidad.

Curry hace hincapié en que los cuatro testimonios le parecen muy buenos, y muy alejados de la histeria ideológica del “necesitamos una acción urgente”. Y acaba recordando una frase de la apertura de la audiencia por parte del que la ha dirigido:

El Presidente [Obama] dice que no hay debate. En realidad, el debate sólo acaba de empezar. Cuando evaluamos el cambio climático, debemos de estar seguros de que las conclusiones están guiadas por la ciencia, y no por una agenda alarmista y partisana.

Para mi que sería mucho más sencillo y útil si piden directamente a disolución del IPCC.