Los alarmistas del clima tienen estos días un empeño especial. Una campaña para convencer al populacho de que los extremos climáticos han emperorado mucho, debido a ese calentamiento global que lleva más de 15 años de descanso. Los extremos del clima, dicen,  son más extremos. Ya se trate de calor, frío, sequía, diluvio, falta de nieve, nevadas, huracanes, o la plaga de la langosta. Y están desatados, escribiendo y conferenciando por todas partes. Como si les hubiera picado -no ya una avispa- sino el avispero al completo.

¿Por qué ahora? Porque han ocurrido dos cosas que no pueden soportar. Por una parte, el IPCC, esa Biblia de su religión, dice expresamente en su útimo mega informe que no hay evidencia de que los extremos climáticos hayan aumentado en la época del “calentamiento global”. Y por otra, Roger Pielke Jr ha publicado en Five Thirty Eight un artículo cuyo título lo deja muy claro:

Se trata de un blog de mucho prestigio, y ahora propiedad del New York Times, que se dedica a datos y estadística para el periodismo. En política, ciencia, economía, sociedad, y deportes. Es natural que los alarmistas se hayan cabreado como monos con el artículo de Pielke en un sitio tan relevante y ortodoxo. Especialmente por que se trata de un análisis estrictamente irrefutable.

Es todo un espectáulo la gimnasia argumental de la calentología para combatir esta insoportable realidad. Judith Curry hizo ayer un resumen excelente.

Muy recomendable la entrada de Curry. Pero se puede hacer más sencillo todavía. De Real Climate:

Es la clásica confusión entre la ausencia de evidencia, y la evidencia de la ausencia de un efecto del calentamiento global en los extremos climáticos. ¿Suena complicado? No lo es. [–>]

No suena complicado. Suena caradura. Es exactamente la misma operación que proponer que ya que nuestra ignorancia sobre el universo nos conduce a pensar que “debe” de haber Dios, entonces no es necesario tener pruebas de su existencia, sino que basta con no tener pruebas de su inexistencia. Una vez más, la vieja idea del caradura de invertir la carga de la prueba.

Lleva los tres componentes principales del pensamiento religioso y del pensamiento ideológico. El argumento de ignorancia (si no se nos ocurre otra explicación, “debe” de ser esta explicación); el desprecio” de la medida, creando absolutos ; y un axioma sacado de la gorra (el calentamiento es debido -fundamentalmente- al hombre pecador).

Aunque los estudios estadísticos sobre los extremos tienen problemas por la relación entre la señal y el ruido (datos problemáticos) … tenemos otra fuente de información, más útil. La física. Por ejemplo, la física básica nos dice que un aumento de temperatura subirá el nivel del mar. Como de hecho se observa. Y con un nivel del mar más alto del que partir, la inundación creada por un huracán llegará más lejos. Sumando 1 +1 sabemos por tanto que la subida del nivel del mar está aumentando el daño que producen las inundaciones de los huracanes – probablemente décadas antes de que eso se pueda probar estadísticamente con datos observados.

Son acojonantes los asnos del calentamiento global. El daño está aumentando … aunque no lo podamos observar. Y lo que está prohibido en religión y en ideología es preguntar cuánto está aumentando ese factor que debe aumentar el daño. Y si hay otros elementos que lo puedan contrarrestar. Porque igual no estamos sumando 1 + 1, sino 1 + 0,0001. O peor, podría ser 1 + 0,0001 – 0,0006. Por ejemplo.

1. ¿Cuánto aumento por “la física básica?

La medición que hay es probablemente exagerada. Y son muy malosa los datos antes de 2003. Pero lo que calculan -los mismos alarmistas- de subida del nivel del mar, por motivo de su calentamiento, en los últimos 44 años son 35 mm. 8 mm. por década. [–>]

nivel-del-mar-componente-termosterico

Si queremos ver toda la subida del nivel del mar (y no sólo la del calentamiento del mar), serían 75 mm. en 40 años. 18 mm. por década.

nivel-del-mar-wikipedia¿Y todavía se extrañan de que no se pueda medir (o notar) todo ese aumento del daño?

2. ¿Hay otros factores que puedan contrarrestar ese aumento espectacular del nivel del mar?

Haberlos, haylos. Por ejemplo, si hubiera menos huracanes, como es el caso, todos esos milímetros extra del nivel del mar no valdrían para nada.

huracanes-ryan-maue

Puede que se llamen científicos, por el motivo que sea. Pero una majadería difícilmente puede ser ciencia.

El colofón de Judith Curry está muy bien:

Para mi, el argumento de la “no evidencia de ausencia” es francamente fatuo, ya que el razonamiento termodinámico no es realmente útil prar dilucidar los impactos del Calntamiento Golbal Antropogénico Acojonante sobre los extremos climáticos.

Y para mi es un argumento claramente del tipo de los argumentos religiosos y / o ideológicos. No puedes demostrar que Dios no existe. Flipante, porque eso no hace que Dios sí exista, salvo con la calentología.

Luis Ignacio Gómez tiene también hoy un artículo sobre lo mismo, con otro enfoque: