Setenta y tantos maníacos de pago, más la tripulación.

akademik-shokalskiy

La foto es del periodista del Guardian, Laurence Topham. Está entre los pasajeros, con otro periodista más. Y es que el pasaje resulta un poco circense – como todo este asunto del calentamiento global. En la web del barco ruso, el Akademik Shokalskiy, explican que se trata de recrear la expedición científica y geográfica de Sir Douglas Mawson [–>], con motivo de su centenario. Y da la impresión de que han metido en el barco un paquete de científicos, turistas del calentamiento global, y periodistas.

En plan show. Y el show lo han montado, pero de verdad. Cuando estaban más o menos donde señala la diana rosa en el mapa, se quedaron atascados en el hielo.

akademik-shokalskiy-rutaLa imagen es de la web de la propia compañía, expeditionsonline.com. La diana es añadida nuestra.

El día 25, rodeados de un hielo espeso, tuvieron que detener la marcha. Se quedaron a una distancia como de unas dos millas de aguas abiertas. Y vista la imposibilidad de salir de la trampa, se organizó una operación de rescate.

Había tres rompehielos más o menos cercanos. El chino Xue Long participa en la creación de una base de su país en las proximidades. Y ha tenido que suspender el plan -a pesar de lo corto que es el verano- para acudir al rescate. ha sido el primero en llegar. También están en camino el rompehielos australiano Aurora Australis y el francés L’Astrolabe. La coordinación corre a cargo de la Australian Maritime Safety Authority.

Cuando llegó el Xue Long, la distancia entre el barco turista y el mar libre ya era de 13 millas. La idea era romper un pasillo en el hielo y abrir un círculo alrededor del Akademik Shokalskiy para liberarlo. Pero se ha quedado atascado a seis millas del barco ruso. Están a la vista, como se ve en esta foto, pero no pueden llegar.

xue-long-desde-akademik-shokalskiy

Xue Long fotografiado desde Akademik Shokalskiy

Ahora parecen estar a la espera de que, o bien cambie el viento y mueva el hielo, o bien el australiano Aurora Australis pueda avanzar más. En principio tiene más potencia como rompehielos, pero dado que la capa a la que se enfrentan tiene 3 – 4 metros de espesor, la esperanza no es muy grande. En todo caso todos ellos tienen un helicóptero, y es de imaginar que la gente no corra peligro.

Mientras tanto, la espectacular vista que tienen los turistas del calentamiento global es esta:

atrapados-en-el-hielo

Ya tienen una buena historia para contar a los nietos sobre el cambio climático. Va a costar un pico, eso sí. Pero una buena historia siempre es lo principal. O el cuento del calentamiento global.

Seguirá …

Hay una actualización: