La Cámara de los Comunes ha pedido informes, a quien quiera presentarlos, para una inquisición que prepara sobre el último macro informe sobre el calentamiento global del IPCC (AR5 – 2013). Judith Curry hace un resumen de los que le han parecido más relevantes (o por ser vos quién sois, o porque le han gustado), y abre la discusión:

Lo que pedía el parlamento era respuesta a una serie de preguntas, y en total se han presentado 41 informes [–>].

Entre los que menciona, Curry destaca el de Nic Lewis, que me ha parecido una joya.

Algunos de los informes hacen argumentos científicos que creen que refutan las conclusiones del IPCC. Entre ellos, el de Nic Lewis es un fuera de serie. Previsiblemente es sobre la “sensibilidad climática”. Y es la explicación más clara que he visto sobre los problemas que hay con los argumentos del IPCC respecto a la sensibilidad del clima.

Pero claro, la sensibilidad es “el asunto” de la discusión del calentamiento global. El corazón de la teoría. Y Lewis lo desbroza con una claridad envidiable. Breve, y al alcance de cualquiera.

Explica el “pufo” que hace el IPCC. Pero con elegancia, sin llamarle pufo. También sin disimulos.

Desde el macro informe IPCC 2007 al de 2013 ha habido muchos avances en la apreciación del efecto de los aerosoles (contaminación) en el clima. Reduciendo su efecto. Los aerosoles enfrían (frenan la luz que llega del sol). Y los modelos del IPCC tienen (por ejemplo, digo de memoria) un efecto de calentamiento por el CO2 de -pongamos- 1,5ºC desde 1950, y un enfriamiento por los aerosoles de -pongamos- 0,9ºC, lo que da un calentamiento de 0,6ºC. Que coincide con el calentamiento observado, y el cuento queda muy bien. Pero si descubres que el enfriamiento de los aerosoles es la mitad, entonces el calentamiento del CO2 tiene que ser la mitad. Y si el calentamiento del CO2 es la mitad, las predicciones de calentamiento para el futuro -por causa del CO2- también tienen que ser la mitad. Eso es la sensibilidad del clima, en la que Lewis es especialista.

El problema es que el IPCC ha hecho dos pufos en 2013.

1. Por una parte ha rebajado la predicción de calentamiento para las próximas dos décadas, de acuerdo con las nuevas estimaciones del efecto de los aerosoles. Y de acuerdo con los cálculos (realistas) que se derivan de las observaciones. Pero se ha limitado a esas dos próximas décadas. La predicción a futuro más lejano sigue basada en los modelos (que no han cambiado el efecto de los aerosoles).

2. Y la predicción a más futuro (el rango de sensibilidad que dan) está también basada en una mezcla entre esos modelos errados, estudios que siguen usando la estimación antigua de los aerosoles, estudios con estadística conocida e indiscutiblemente inadecuada (una vergüenza para los especialistas), y estudios sí adecuados metidos en medio de esa amalgama. Claro, el resultado de mezclar tres sistemas que exageran y uno realista, solo reduce un poco la exageración de 2007. Pero sigue siendo una exageración, no realista.

Lewis fue revisor del IPCC de 2013, y pidió que se dejara claro qué predicciones se basaban en los modelos (demostrablemente erróneos), y lo que daban las predicciones basadas en observaciones realistas (con los aerosoles bien estimados y la estadística adecuada). Para que los gobiernos pudieran tener saber que cambia mucho la predicción, según lo que uses para hacerla. No le hicieron ni caso. Y la diferencia es como de 1,7ºC por doblar el CO2, a 3,3ºC.

Lewis recuerda en su comentario:

El meta análisis en Tol (2009), de 14 estimaciones de economistas, sugiere que una temperatura 2ºC más caliente que la actual probalemente tenga un impacto negligible en la “salud económica”.

Hay que destacar que toda esta argumentación (demostración) de Nic Lewis es lo menos “negacionista” que cabe. Usa la teoría del IPCC, da por buenos los datos del IPCC, y usa los estudios de los autores principales del IPCC (él mismo es coautor del estudio más completo y reciente). Pero cuando ve un pufo, señala el pufo.

En realidad lo suyo es leer su propio informe. Yo solo pretendo ejercer de tentación. Hay más detalles de los que he mencionado, y mucho mejor explicados. Es breve (3.300 palabras) y apto para todos los públicos. Claro, claro.

Una de modelos / realidad en el informe Lewis:

informe-lewis-commons