Octavio

El termino nacionalidad es polisémico y en el sentido que le dio la constitución del 78,  una mera estafa pues los constituyentes nacionalistas (Roca, Arzalluz) lo asimilaron al término nación sin Estado para vendérselo a su grey y el resto de los páter estatales, lo que buscaron es un término para soslayar otro, el de región,  al que consideraban vergonzante o como cesión para contento de aquellos o ambas cosas a la vez.

Seamos claros, si Cataluña es una nación, tiene poder constituyente y legitimidad para secesionarse ; si Cataluña es una región con unas características muy acusadas, lo único que la diferencia del resto de las regiones es la cualidad de esas diferencias no su existencia, pues caracteres propio los tienen todas las regiones.

Si en Cataluña existe una lengua propia (termino que no le gusta a Plaza pero que sirve de manera genérica) la tienen también  en Valencia o en Asturias.

Si en Cataluña dispone de instituciones propias, no lo son menos las de Madrid o Extremadura y si las tuvieron relevantes en tiempos remotos,  no menos relevantes fueron las de Navarra y más relevantes y remotas…las de León.

Desde un punto de vista estatal  se prima en el discurso la defensa de  lo que nos une y desde uno nacionalista se incide en las diferencias, cuando lo verdaderamente cierto es que es la suma de rasgos comunes y de diferencias los que nos hace ser un único pueblo, el Español.

Original en ca’n Octavio:

http://octaviofreee.blogspot.com.es/2013/12/sobre-nacionalidades.html