No se puede dejar de comentar. Parece un escándalo y una vergüenza del IPCC, con sus mentiras habituales sobre el calentamiento global.

Los macroinformes que hacen, como el que acaban de presentar esta semana, tardan varios años. Van haciendo borradores y llegan a la versión final. Esta vez había tres: ZOD (zero order draft), FOD (first order draft) y SOD (second order draft).

En diciembre pasado, uno de los revisores expertos que estaban trabajando en esos borradores, filtró la última versión, que acababan de preparar. La previa a la versión final. Alec Rawls.  Y explicó la filtración por el peligro de que haya secretos en las actividades del IPCC. (Todos los que participan en la elaboración de los informes firman un acuerdo de confidencialidad).  Basándose, por ejemplo, en esta afirmación de Christiana Figueres, tres semanas antes de su filtración:

… estamos inspirando a los gobiernos, el sector privado, y a la sociedad civil, para llevar a caboo la mayor transformación que jamás se haya llevado a cabo. La Revolución Industrial también fue una transformación, pero no fue una transformación guiada desde la perspectiva de una política centralizada. Esta es una transformación centralizada porque los gobiernos han decidido que necesitan escuchar a la ciencia. [21 Nov 2012 –>]

Figueres es Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático . De profesión, según Wikipedia, analista del cambio climático global. Tiene en una formación heterodoxa en antropología social, y una vida laboral siempre colgada de la teta pública de Costa Rica. Por ejemplo, como Directora del Departamento Técnico del programa Energía Renovable en las Américas. O como inventora y directora ejecutiva de la ONG (de financiación pública) Centro para el Desarrollo Sostenible en las Américas.

Lo de que “los gobiernos han decidido escuchar a la ciencia” es bastante relativo. Han decidido escuchar al IPCC, cuyos científicos son nombrados por esos gobiernos que “escuchan”. Y lo que escuchan es el Resumen para Gobiernos (SPM) de los informes del IPCC. Resumen cuya redacción final se negocia entre los gobiernos que luego van a “escucharlo”, y los científicos que habían sido elegido por esos mismos gobiernos. ¡Joé!, así también escucho yo. Y seguro que acabo oyendo lo que quería escuchar. No falla.

No es broma. Véase esta descripción:

Al grano del presunto escándalo. En ese tercer y último borrador (SOD) filtrado por Rawls, había un gráfico que sorprendió a todo el mundo. Lo comentamos en La filtración del próximo gran informe del IPCC (AR5).

Este en el que se ve cómo la realidad de las temperaturas no tiene nada que ver con las predicciones del IPCC.

ipcc_fig1-4_models_obs

Y se ve mejor si le ponemos las temperaturas que ha habido después de la creación del gráfico.

ipcc-mentiras0

 

La temperatura actual está fuera del rango del 95% de todas las predicciones. El 95% quiere decir que, según la predicción, la temperatura estará el 95% del tiempo dentro del rango. Por ejemplo, en las predicciones de 2001 y 2007 (TAR y AR4), que parten de datos de 2000, la temperatura ha estado 4 años, de trece, fuera del rango. Cuatro de los cinco últimos. Un verdadero desastre.

La gente estaba asombrada. ¿De verdad que van a mostrar la inutilidad de lo que hacen de una manera tan clara?

Pues no, han dado un cambiazo. Han creado otro gráfico, y esta vez la temperatura real está perfectamente situada en el interior del rango de las predicciones.

ipcc-mentiras1

 

La gente del IPCC dice que solo era un borrador, y que para eso están los borradores – para corregirlos. El problema es que o ahora es una mentira, o la gente a la que encargaron los borradores – la supuesta flor y nata de la ciencia climática- no sabe representar una curva de temperatura y unas predicciones en un gráfico.

– El “cero” (la líneas base) no es la misma en un gráfico y otro.

– Las predicciones no marcan lo mismo en un gráfico que en otro.

Por ejemplo, en el gráfico del borrador, la predicción mínima (la parte baja del rango) era de 0,6ºC por encima del cero, que en ese gráfico era un pelín por debajo de la temperatura real de 1992.

ipcc-mentiras2

 

Pero en la versión final, esa misma predicción solo está 0,4ºC por encima de la misma referencia.

ipcc-mentiras3

 

Así es muy fácil. Lo explica Lucia Liljegren:

Yes. By showing ‘projections’ that project different numerical values (and using different baselines and so on) than those used by the authors when they made them, the projections “look” better.

This is really shameful.

It’s ridiculous. The method permits those making projections to project more warming at the time the projection is made. Then, later, they redefine the projections to reduce the mismatch. And somehow, one is supposed to say “Oh! Well… they were right then!” [–>]

Y es que no hay más. La predicción, en el momento de hacerla, era una, concreta. O el rango tenía un  mínimo de 0,6ºC entre 1992 y 2015, o lo tenía de 0,4ºC. Parece poca diferenica, pero es la diferencia que hace que estés completamente fuera, o francamente dentro de la predicción.

Hay más detalles. En la “versión final”, la temperatura real está completamente desmadrada respecto de las previsiones hacia 1960. Más de diez años, con centro en 1960. Pero curiosamente, usan el período 1960 – 1980 como referencia de las predicciones. cada modelo tiene una temperatura absoluta diferente. Por ejemplo, para unos modelos la temperatura media de la tierra es 13ºC, y para otros es 14,5ºC. Así que para poder comparar unos con otros, los trasladan todos para que coincidan con la temperatura real en ese “período de referencia”. Y nunca hubieran usado unos modelos con ese desmadre en el principio del período de referencia.

ipcc-mentiras4

 

Evidentemente, en el gráfico que no es mentira (el del SOD) no había ninguna discrepancia en el período de referencia. No podría.

ipcc-mentiras5

 

Yo creo que esto puede ser el IPCCgate.  Parece imposible que encuentren un solo estadístico con cierto sentido de la vergüenza que sostenga que que no es una salvajada total lo que han presentado para justificar unos modelos que todo el mundo sabe que son de risa. Porque hay bastante más de lo que he presentado hasta aquí. Pero mucho.  Lo que pasa es que eso ya es para profundizar.

Recomiendo:

El profesor Robert Brown en Climate Audit:

Steve McIntyre en Climate Audit:

Y esperad a que Lucia Liljegren le hinque el diente, con sus gráficos estadísticos habituales. Suele ser más lenta, pero muy profunda.

Richard Betts (Met Office)

Pero hay algo muy simple. En el anterior informe (2007) dijeron que la temperatura global subiría en las dos primeras décadas del siglo XXI a razón de unos 0,2ºC por década. No ha subido nada.

También hay otra consideración. Dicen que elaboran sus informes recopilando la literatura “peer-review” disponible. Que nos digan de qué publicación científica viene ese gráfico nuevo.