No puedo asegurar que sea una gran noticia; yo no estoy preocupado por el hielo del Ártico que queda al final del verano. A los osos polares tampoco les procupa. Ellos necesitan el hielo en invierno, y hasta junio. Y ese no se va a acabar. Deberían ser los alarmados los que den la buena noticia de este año. Deben ser masocas, y les gusta el miedo, porque no dicen nada. Así que lo diremos y dibujaremos aquí.

Comparación entre el hielo de 2012 y 2013, para el 29 de agosto. Proporcionado por IARC-JAXA (clic en imagen). Rosa, 2012; blanco, 2013.

hielo-artico-fin-de-agosto-2013-2013

 

Y ya que estamos con el Ártico, y con noticias buenas que no te cuentan, hablemos de osos polares. Al contrario que el hielo, que deja frío, los lindos ositos blancos molan mazo. ¡Es fenomenal que les vaya bien! Y les va estupendamente. Esa pérdida de hielo en el Ártico, que como veíamos no les importa si es después de junio, no solo no les ha perjudicado, sino que les ha beneficiado. Están gordos, paren mucho, y las crías sobreviven.

Recomiendo (en inglés):

Rode and Regehr 2010_Chukchi_report2010_Fig1_triplets_labelled

 “Good News” de las que tampoco te hablará El Mundo, ni El País. Y las teles ya no sé si hacen algo más que telebasura, porque hace siglos que no veo.