Poco después de que Google lanzara su servicio de email, unos programadores de Texas desarrollaron otro servicio de correo electrónico, aparentemente basados en ideas similares, pero preocupados por la falta de privacidad y de seguridad del gigante de Mountain View. Lavabit.com. Les fue muy bien como compañía de tamaño medio, alcanzando hasta ayer unos 350.000 clientes de la versión gratis, y unos 1.500 de pago. Su sistema de correo encriptado tenía buena fama.

Para más detalles, este enlace:

A raíz de las informaciones sobre espionaje electrónico masivo del gobierno Obama, nos enteramos de que Edward Snowden, que ha hecho estallar el escándalo, se comunicaba por email de Lavabit desde su limbo legal del aeropuerto de Moscú. Teniendo en cuenta que una de sus especialidades es la seguridad informática, y lo delicado de su situación, esta elección suya estaba poniendo el foco en el servicio de email de Lavabit.

El foco sigue ahí. Aun más, si cabe. Pero Lavabit, no. La empresa comunica:

Mis queridos usuarios:

Me han forzado a tomar una decisión muy difícil: hacerme cómplice de crímenes contra el pueblo americano, o abandonar casi diez años de trabajo duro, cerrando Lavabit. Después de meditarlo mucho, he decidido suspender las operaciones. Me gustaría que legalmente pudiera compartir con vosotros los eventos que han conducido a esta decisión. No puedo. Creo que merecéis saber lo que está pasando – y supongo que la primera enmienda garantiza mi libertad de expresarme en situaciones así. Pero desgraciadamente el Congreso ha puesto hecho que dicen lo contrario. Tal y como están las cosas, no puedo compartir mi experiencia de las últimas seis semanas, a pesar de que lo he solicitado dos veces.

¿Qué va a pasar ahora? Hemos empezado a preparar el papeleo necesario para seguir la lucha en defensa de la Constitución en la Corte de Apelaciones. Una decisión favorable me permitiría resucitar Lavabit como compañía americana.

Esta experiencia me ha enseñado un lección muy importante: sin acción por parte del congreso, o un precedente judicial fuerte, recomendaría encarecidamente en contra de confiar datos privados a una compañía que tenga algún lazo físico con los Estados Unidos.

Atentamente,
Ladar Levison
Propietario y Gestor, Lavabit LLC

¡Defender la Constitución es caro! Ayúdanos donando al Fondo de Defensa Legal aquí –>.

Clic en la imagen para ver el original.

lavabit-good-bye