He descubierto que los separatas catalanes, a diferencia de los vascos, discuten. Estoy emocionado. Niño con juguete nuevo. En la última [–>], hemos aprendido a definir ese concepto tan estrafalario de “lengua propia”. Conclusión: Es la lengua endémica politizada. Extraigo:

Plazaeme:

¿No lees lo que pongo? ¿No te has enterado que “lengua propia” es una expresión que no existe en más idiomas que en aquellos que también son hablados por catalanes? Esto es, francés, español, y catalán. ¿Y qué deducimos de eso? ¡Pues que se lo han inventado los separatas catalanes, joé!

Te explico. En Venecia no dicen que su “lengua propia” es el véneto. En Escocia no dicen que su “lengua propia” es ni el gaélico, ni el scots. En Baviera no dicen que su “lengua propia” sea el austro-bávaro. Sencillamente, a nadie se le había ocurrido jamás la majadería de que la “lengua propia” de alguien no sea su idioma materno.

Joan:

El terme llengua pròpia al·ludeix, en distints Estatuts d’autonomia de comunitats autònomes d’Espanya , a llengües que han estat declarades oficials de dita comunitat autònoma juntament amb el castellà, d’acord amb l’establert en l’article tercer de la Constitució espanyola.

Plazaeme:

Que no entiendas el problema que supone un término “ad hoc” para describir un problema, solo indica tu falta de preparación, y de capacidad de pensar. Puedo ayudarte, aunque sepa que es inútil (es solo para fastidiar). Define “lengua propia”.

Joan:

Collons, encara t’he d’explicar què és llengua pròpia? Avui m’estàs donant més feina del compte… Llengua pròpia, com el seu nom indica, és la llengua pròpia d’un estat, una nació, una comunitat cultural.

Plazaeme:

Joan, muchacho, las definiciones, como el resto de la lógica, tienen unas normas. Entre ellas, está que lo definido no puede entrar en la definición. Resalto con asteriscos, para que pilles.

Llengua *pròpia*, com el seu nom indica, és la llengua *pròpia* d’un estat, una nació, una comunitat cultural.

Realmente necesitas pasar de nuevo por el “kindergarten”. Espero que aun enseñen esas cosas. Por ejemplo, en este enlace, regla número 4:

Plazaeme:

A ver, demos un pasito más, en ayuda de Joan. Imaginamos lo que quiere decir con “lengua propia”. Él, o los cenutrios que se sacaron el término de la gorra. Lo podemos deducir del uso que le acaban dando. Lengua en proceso de marginalización, que algunos fanáticos quieren “salvar” a base de hacerla artificialmente necesaria, u obligatoria. (Si te fijas, Joan, cumple las reglas que hemos señalado). Pero claro, los fenómenos no la pueden definir así, porque muestra demasiado a las claras sus intenciones y métodos inaceptables. Hay que intentar definirla de una forma que no cante tanto.

No queda más remedio que eliminar la parte que denota intención, que es lo que chirría en la definición anterior. ¿Podría ser “lengua en proceso de marginalización”? No, existen excepciones demasiado notables. Por ejemplo, y en su momento de desuso, el latín o el hebreo, marginalizados en un ámbito de formalismo religioso, pero de ningún modo encajables en la idea de los cenutrios de una “lengua propia”. Le falta el matiz localista, tan imprescindible. Y si sumamos el factor localista al factor marginalización, vemos que ya existe un término para referirse a esas dos circunstancias. Endémico. Tendríamos lengua endémica.

Sin embargo, al quitar la intencionalidad del término, hemos perdido el foco. Una lengua marginal, y local, que nadie se empeña en salvar, difícilmente entraría en lo que Joan llama “lengua propia”. Y podemos ver el ejemplo en Wikipedia, siempre tan politizada. Si se mira la entrada para “idioma catalán”, encontramos el termino “lengua propia” reflejado 10 veces. En cambio, en la entrada para “Escocés (lengua germánica)”, no necesitan usar “lengua propia” ni una sola vez. No se les ocurre decir que es la “lengua propia” de las Lowlands Escocesas. Como tampoco al Gaélico Escocés le llaman “lengua propia” de las Highlands Occidentales.

Así que ya tenemos todo lo que necesitamos para definir “lengua propia”, más allá de que sea una payasada inventada en España para dar satisfacción a los separatas. Lengua propia es una lengua endémica politizada.

¿Estamos de acuerdo, Joan? ¿Hemos aprendido algo? De nada.

Si alguien entre el respetable tiene una definición mejor, que la ponga.

Añadido:

Me pasan por Twitter este interesante artículo / estudio: