A cuenta de “la década más caliente” que hablábamos ayer [–>], Archibald Haddock nos presenta un buen ejemplo de alarmista dando volatines sobre la realidad, en TVE. Se trata de la “Jefa del Tiempo”.

monica-lopez-twitterMás parece ser Jefa de Calentología, como se ve en este vídeo. Hay que ir al minuto 9 (08:58).

monica-lopez-decada-mas-caliente-ommElla misma lo resume en Twitter, con respuesta del cabrito de turno:

monica_lopez_tve-plazaemeTenemos dos problemas.

  1. Más caliente.
  2. De la historia.

Es cierto que si medimos en 2011, la década que señalan Mónica y la OMM es “la más caliente” (medida con termómetros). El pequeño chiste es que no estamos en 2011, y tenemos mejor información.

decada-mas-caliente-de-la-historia-para-monicaIncluso podemos añadir el medio año que llevamos de 2013, y lo representamos en gris. Para hacernos una idea de cómo sigue el mantra de la década más caliente.

decada-mas-caliente-de-la-historia-para-monica-bis¿Mónica, crees que la más reciente es la década más caliente de la historia?

Y aquí enlazamos con el segundo problema. La OMM no dice “de la historia”, sino: “desde que se empezaron a realizar mediciones en la época moderna hacia 1850”. Mónica lo cambia. Primero un poco; y a continuación, completamente:

La más cálida desde que se tienen registros. De hecho, es la más cálida de la historia.

Y claro, la pregunta es qué entendemos por “registros”, y qué entendemos por “historia”. ¿No son registros las mediciones de isótopos que se llevan a cabo en las capas del hielo de Groenlandia? ¿No son “de la historia” los últimos 4.000 años? Pues …

greenland-4000-years-kobashi-et-al

La temperatura actual decadal de superficie en Summit (2001–2010) se calcula en −29.9 ± 0.6°C … y se ilustra en un contexto de 4.000 años en la figura 1. La temperatura media decadal de superficie es tan cálida como en los 1930s – 1940s (figura 1, arriba), y hubo otro período similarmente cálido en los años 1140s (figura 1, medio), indicando que la presente década no está fuera del rango de la variabilidad natural de los últimos 1.000 años. Excluyendo el último milenio, hubo 72 décadas más cálidas que la actual, en las que la temperatura media fue 1,0 – 1,5ºC más caliente, especialmente en la primera parte de los últimos 4.000 años. Durante dos intervalos (hace ∼1.300 y ∼3.360 años) la temperatura media de cien años [línea verde -pm] fue casi 1ºC más caliente (-28,9ºC) que la década actual [2001 – 2010 – pm]. De las anteriores observaciones deducimos que la temperatura en Groenlandia Central no ha excedido el rango de la variabilidad naturalKobashi et al 2011 –>

A ver si hay suerte, y Mónica López nos cuenta:

hablando-con-monica

Y aprovechando que es un domingo de julio, y no nos lee casi nadie, vamos a introducir otra herejía. Es para consolar a nuestra nueva amiga, seguramente muy preocupada a cuenta de los pobrecitos osos polares, tan monos.  Acaban de descubrir que el descenso del hielo en el Ártico, no sólo no les perjudica, sino que les beneficia notablemente. Por eso está aumentando su número, y su estado de salud (medido en el peso de los animales y el número de crías).

Al parecer, ocurren dos fenómenos.

Por una parte, una mayor área de agua libre de hielo en verano permite entrar más luz del sol, que produce mayor fotosíntesis para el fitoplancton, más comida para el zooplancton, y a su vez más comida para peces (por ejemplo bacalao) y crustáceos, que se los comen las ballenas beluga (un delfín primo del narval) y las focas; a su vez presas favoritas de los osos polares.

Por otra parte, no nos habían contado que el hielo es importante para las focas anilladas (el gran papeo del oso polar) desde marzo hasta junio. De marzo a mayo, porque va del parto hasta el destete de las crías. Y junio, porque cambian el pelo aprovechando para tomar el sol durante las dos semanas de sol más alto. En julio ya se van a aguas abiertas, fuera del alcance de los osos.

Sorpresa: La disminución del hielo por el “calentamiento global” ocurre sobre todo en agosto y septiembre, que no es el momento de la gran cacería de focas anilladas para los osos. El festín se lo pegan cuando esas focas son vulnerables porque están mucho tiempo fuera del agua, en el hielo, y las pueden pillar. De marzo a junio.

Parece ser que, en general, a las focas y los osos les va mucho mejor en las zonas de hielo del año, y no del hielo grueso multianual. Y a nadie se le ocurre que el “calentamiento global” pueda acabar con la formación de hielo en invierno, ni que no dure en buena medida hasta principios de julio.

hielo-artico-temporada-focasA partir de esta fecha, a los osos les va muy bien que haya mucha agua libre de hielo. Las focas tienen más comida, y  además las belugas y otros monstruos puedan acercarse a cazar pesca en los estuarios, algunas se quedan varadas, y los osos se las meriendan. Es algo que ya se ha medido, aunque no se suele contar. Por ejemplo:

More Arctic cod sustains more ringed seals, harp seals, harbor seals, beluga whales and several species of seabirds. Ringed seals feed intensively on cod in the open waters of summer in order to store the fat needed to survive the winter. Ringed seals suffer when sea ice is slow to break up. In 1992 when breakup of sea ice was delayed by 25 days, the body condition of all ringed seals declined.4 In contrast during the most recent decade with more open water, the number of ringed seal pups in the western Hudson Bay tripled relative to the 1990s.4 With more seal pups the polar bears’ body condition also improved. Polar bear experts observed that recent improvement in the bears’ body condition but never published it.5 Instead papers that try to portray the bears as starving, only report the cycle of decline up to 1999.14

Merece la pena leerlo entero, en WUWT: