Un resumen de los estudios que hay sobre el “consenso” entre los científicos acerca del cambio climático, y su significado. La clave está en el significado. Porque el IPCC emite tanto unos mensajes de estilo científico, claros y digeribles, como también otros que son pura campaña de relaciones públicas, destinados a sugerir algo que en realidad no tiene soporte alguno.

Consensos puede haber sobre millones de asuntos. Pero algunos serán interesantes para el público, porque le afectan, y otros no. Con respecto del clima, y del mensaje del IPCC, lo que nos importa es saber si las emisiones de CO2 son un problema. Esa es la única solución de la que habla el IPCC. Reducir dramáticamente las emisiones, empobreciéndonos. Y emite un mensaje muy claro y científicamente digerible al respecto.

La mayor parte del aumento observado del promedio mundial de temperatura desde mediados del siglo XX se debe muy probablemente al aumento observado de las concentraciones de GEI antropógenos [–>] (GEI = Gases de Efecto Invernadero)

Traducido para personas. La mayor parte del calentamiento se debe a nuestras emisiones de gases invernadero (básicamente CO2).

Así que entre los infinitos consensos que pueden tener o no tener los científicos del clima, el único que nos puede importar es el que haga referencia a ese problema que dicen que tenemos. Que el CO2 haya causado al menos la mitad del calentamiento.

¿Por qué la mitad, y no cualquier otra cantidad? Es fácil. Hemos emitido una cierta cantidad de CO2, y al mismo tiempo ha ocurrido una cierta cantidad de calentamiento. Si esa cantidad de CO2 ha producido un porcentaje X del calentamiento, podemos calcular el calentamiento que producirá el CO2 que seguimos emitiendo. Cuanto menor porcentaje sea debido al CO2, menos calentamiento futuro podemos esperar del CO2.  Y si no llega a la mitad, lo que podemos esperar de calentamiento, sin disminuir las emisiones, no es suficiente como para representar un problema. No alcanzaríamos los famosos 2ºC de calentamiento en 2100, ni de lejos.

Por eso hace esa definición el IPCC, estableciendo esa frontera del 50% del calentamiento observado producido por la emisión de CO2. Es el límite para pensar en preocuparse. Y lo importante es eso: producido por la emisión de CO2. Pero luego pegan el cambiazo, y dicen que se trata del Calentamiento Global Antropogénico, así en general.

¿Donde está el problema? En que Calentamiento Global Antropogénico, sin más, ni quiere decir que haya representado más del 50% del calentamiento, ni que todo ello sea por el CO2. Hay otros efectos humanos en el clima, y hay científicos y trabajos científicos que encuentran que tienen un efecto significativo. Por ejemplo, el hollín, que contribuye decisivamente a deshelar glaciares y banquisas, y eso hace absorber más luz de sol donde antes había hielo que lo reflejaba. Por ejemplo los regadíos, pantanos, y otros cambios en el ciclo del agua. Por ejemplo los CFCs, que aunque son también un gas invernadero, no tienen nada que ver con el problema del CO2. O cambiar bosques por pastos, cultivos, etc.

Ya sin más, en plan rápido, un gráfico / resumen de los estudios que hay sobre el “consenso”. He partido de un original de Desmoblog, un sitio de activismo alarmista, y lo he convertido en realidad.

consenso-cambio-climatico

Lo de Desmoblog viene al pelo para radiografiar el asunto. Clic para original.

alarming-desmoblog

Repitamos lo destacado en rojo:

97 percent of peer-reviewed papers agree that global warming is happening and human activities are responsible.

Ese es el mensaje que ha comprado casi toda la prensa. Pero en realidad el estudio del que habla, llevado a cabo por un dibujante de cómics y su animosa tropa de “activistas climáticos”, encuentra 65 trabajos científicos entre más de tres mil, cuyo resultado habla de más de un 50% del calentamiento debido a la “actividad humana” (la que sea). 65, entre 75 que se ocupaban de ese asunto. El resto es paja, no nos importa. Porque nos da igual que haya habido calentamiento (nadie lo niega), ni que el CO2 tenga alguna parte en el asunto (nadie lo niega). Lo que nos importa es saber si tenemos un problema con el CO2.

Si este último estudio fuera serio, al margen de la mentira mediática señalada, podría tener algún interés. Sabríamos que no hay “consenso” alguno, y sí una mayoría bien amplia. Pero discutida por al menos un 13% de los resultados. Digo al menos, porque ese 87% es sobre “causa humana”, no exclusivamente sobre CO2 – que es la cuestión.

Añadiendo el detalle de la dificultad que tienen los científicos “escépticos” para encontrar revistas que les publiquen, y el poco significado que tienen las mayorías / minorías en una ciencia incapaz de producir una sola predicción decente, nos situaríamos bien en el contexto. Pero ni siquiera, porque el trabajo no hay por donde cogerlo. No es ciencia, es una operación impacto mediático, que la mayoría de la prensa se ha mostrado más que encantada de comprar.

Sobre el resto de los trabajos mencionados en el gráfico, hay más información y enlaces en esta entrada anterior.

Dejo también la versión en inglés del gráfico, para usar el enlace a conveniencia.

climate-change-consensus