Vamos a contarlo con muchos dibujitos, casi en forma de tebeo.

Uno de los detalles de lo que llaman “el” calentamiento global -oficialmente desde la mitad del siglo XX- es que poco antes hubo otro calentamiento, igualmente global, de proporciones muy similares, pero que no es parte de “el calentamiento global”. ¿Por qué? Pues porque entonces no había una cantidad de CO2 que justificara un calentamiento por causa del CO2 – ni en los mejores sueños. Y esto supone un incordio para los alarmistas. ¿Si ha habido dos calentamientos muy parecidos, y el primero no es por el CO2, por qué vamos a pensar que el segundo sí es fundamentalmente por el CO2 y no por lo que quiera que fuera el primero?

Tienen sus explicaciones, muy gimnásticas -como siempre-, y basadas en especulaciones no comprobadas. Ahora, con la falta de calentamiento en unos quince años, esas explicaciones se están tambaleando. Pero la gimnasia continúa. Sin embargo, no es ese el tema de hoy. Lo que quiero mirar es si los dos calentamientos son tan parecidos como da la impresión a primera vista.

Primera vista. Usamos los datos de HadCrut, los más “clásicos”. En su versión más moderna. Vienen del Met Office (RU) y la Climate Research Unit (East Anglia).

hadcrut4-global-1900

Aunque se ve bien que son dos calentamientos, en la primera y en la segunda mitad del siglo XX, le podemos poner una polínómica para marcarlos mejor:

hadcrut4-global-1900-polEn efecto, así en vista global, parecen muy lo mismo. Si lo hiciéramos con números también resultarían sospechosamente similares. Pero hoy vamos de tebeo.

La sorpresa es cuando separamos la serie entre lo que se mide en tierra (con estaciones meteorológicas), y lo que se mide en el mar (barcos y boyas). Y hay que recordar que el mar es el 70% de la superficie terrestre.

Vamos a usar primero el gráfico de WoodFortrees.org (clic para original).

crut-hadsst-1900-wftTierra y mar van muy de la mano casi todo el tiempo. El mar (verde) con menos variaciones, pero en general en el medio de los subibajas de tierra (rojo). Menos en dos tramos que he señalado. Uno muy breve, hacia 1945, y uno largo. Este último coincide plenamente con lo que llaman “el” calentamiento global. O sea, con lo que dicen que es mayormente por culpa del CO2. Y ya no son tan iguales el calentamiento pecador del calentamiento “natural”.

Vamos a verlo mejor, bajando los datos a nuestra propia hoja de cálculo. Los mismos datos, con una media móvil centrada de 12 meses. Quiere decir que, por ejemplo, el dato de enero de 1980 representa la media desde agosto 1979 hasta julio 1980. O sea, de medio año antes y medio después.

crtut4-hadsst-mm12-1900

Podéis repetir la jugada fácil. Al enlace de antes de WFT se le añade un [compress:12] a cada serie. Queda exactamente igual [–>] , pero la imagen no es tan clara si la copio aquí.

Si queremos ver cómo evoluciona la diferencia entre tierra y mar, nada como restar la azul de la roja del gráfico anterior.

diferencia-crut4-hadsst

Durante el primer calentamiento del siglo, y sobre todo al principio, la tierra va algo más caliente que la superficie del mar. Lógico, por la mayor inercia térmica del mar. La diferencia es como 0,1ºC, y hacia el final desaparece. Parece ocurrir algo extraño en 1945, tal vez problemas en las mediciones, pero después la diferencia vuelve hacia el cero. Normal. Pero en el segundo calentamiento -que medido globalmente es básicamente igual que el primero-, la diferencia aumenta, y aumenta, y amuenta, y todavía no sabemos si parará. O tal vez se fundan los continentes, por la pinta que lleva.

¿Hmmm?

Que yo sepa, la calentología no tiene explicación para este fenómeno. Aunque nunca se debe descartar que haya problemas con las mediciones. Eso de hacer una “temperatura media global” no es ninguna broma. O un efecto de calor de “isla urbana”. Y también podría ser que estuvieran midiendo el desarrollo económico, en vez del clima, según la tesis de McItrick y Michaels, corroborrada por Laat y Maurellis, y de nuevo por McItrick y Nieremberg. Por ejemplo:

En todo caso, si hay dudas sobre si pasa algo raro entre dos mediciones, la primera pregunta es saber si no habrá una tercera medición que pueda resolverlo. Y afortunadamente la hay. Las mediciones de satélites, que miden como a cuatro kilómetros de altura. Ya que los datos son en anomalías, aunque no miden lo mismo se puede esperar que la variación sobre una temperatura de referencia sea significativa. Y razonablemente homogénea.

crtut4-hadsst-rss-mm12-1900

La anomalía de los satélites se basa en un período de referencia diferente que las otras dos. Así que la he ajustado “a ojo”, de forma que en el principio coincida con las otras dos. No será exacto, pero sí que parece dar una idea bastante clara.

El mar parece estar repitiendo lo que hizo en la primera mitad del siglo XX. Los satélites parecen darle la razón al mar. Pero las medidas de tierra se han desmadrado, sin que el CO2 pueda explicar eso – que yo sepa. Y si lo explica, pero solo calienta la tierra, como que no va a calentar gran cosa.  Porque resulta completamente inverosímil un desacople total entre la temperatura de los continentes y la de los océanos. Ya me gustaría saber lo que opina el consenso al respecto.

Otro día habrá que hacer lo mismo con GISS. Ahora mismo no tengo los datos separados, y hay que tomar el aperitivo. Así aquí se acaba el tebeo de hoy. Disfrutad del calorcillo, si acaso dura.

Añadido para Haddoock (comentarios):

shi-recon-artico-y-ncdc

Otro añadido, para otro sitio:

crtut4-hadsst-mm12-1900-remarcadoipcc-tierra-mar

shi-recon-artico-y-ncdc-1880