Viene de:

A veces la prensa tergiversa las cosas, y no te puedes fiar. Y aunque es claro lo que ha querido decir la bestia Mintegi ayer en el Parlamento, yo pensaba que habría hilado más fino. Pero Viejecita ha puesto en los comentarios un vídeo donde se ve a la criatura explicando la idea esa de que los asesinatos políticos son evitables. No voy a repetir el vídeo, por asco. Ensucia la página. El enlace es este [–>]. Pero dice, literalmente:

Son evitables porque tiene (sic) un origen político, y eso depende de la sociedad, depende de las personas, y depende de los políticos.

Es inútil explicarle a Minteguita que no hay ninguna diferencia sustancial entre su mentalidad y la de un nazi. Y si permites etarras en parlamento, lo normal es que hagan el etarra. Probablemente también es inútil explicarle nada al Prostitucional, Pascual. Ni a los llorones. Estimular a don Teledeporte parece más allá del más infantil de los sueños. Pero uno se hace la ilusión de que al menos toque los cojones.

Mira, Pascual; Prostitucional; Madina querido; Marianín a la bartola:

Son evitables porque tiene (sic) un origen político, y eso depende de la sociedad, depende de las personas, y depende de los políticos.

¿Se pilla? Evitables. Si la sociedad, las personas y los políticos, no hubieran sido como fueron, los asesinatos -la angelita les llama muertes- se hubieran evitado.

¿Había Aralar, no es cierto? Con lo que no quedaba ninguna idea política excluida de la participación. Salvo la “idea” de que tu condición de asesinable depende de lo que expreses, y de que lo que hagan la sociedad y los políticos se conforme según los deseos de los asesinos. Muy razonablemente, un país de moral podrida como el nuestro tenía una ley de partidos expresamente diseñada para que esa salvaje “idea” no cupiera en la vida política.

Hasta que llegaron Prostitucional, y Pascual, y los llorones; y luego los Bartolas. Y entre todos ellos decidieron que era una idea cojonuda dar carta de naturaleza a la “idea” de que ser asesinado, o no, depende de ti.

Insisto. Esa no es una “idea” para “la paz y la convivencia”. A la que por otra parte le basta con unas leyes más o menos razonables, y con una proporción de asesinófilos no excesiva. No; la prodigiosa “idea” de la nazi angelical solo puede ser una invitación a futuros asesinatos. De cajón de madera de pino: también los asesinatos del futuro serán evitables, porque también serán políticos. Una tragedia que se evitará, según Laurita, solo si las personas y la sociedad y los políticos son como deben ser. Ni siquiera el mismísimo Adolf lo hubiera podido expresar con mayor parsimonia de palabras.

Ahora sería el momento en el que llorones y bartolas corrijan sus cagadas. Espera sentado. ¡País de mierda! Van a conseguir que oficialmente quede instituido que asesinar estuvo muy bien, y no los vamos a correr a gorrazos. Pero lo que estuvo, volverá a estar. Y siempre igual.

Por si alguien duda, y se le ocurre pensar que las bartolas marianas son corregibles:

Añadido de regalo:

Recomiendo -solo para para sádicos- un espectacular peñazo. En realidad explica este, y casi todos los temas que solemos tratar. Tal vez haga una entrada para aligerarlo.