Un coñazo; solo para Ferrán.

Querido Ferrán [–>].

Es una norma universal que si tienes un disparidad de opinión con alguien, la puedes resolver, o al menos presentar la contradicción, debatiéndolo. Y héte aquí que ambos estamos manejando la herramienta ideal para hacer eso. También es una norma universal considerar que el que rebate a los demás, pero no se atreve a hacerlo en su presencia, es dos cosas. Un cobarde, y un ventajista. Y eso es justamente lo que tú eres. Repito, cobarde y tramposo.

Sí, se que no te importa, porque como crees estar salvando al mundo de sus propios pecados, te imaginas por encima de las normas de la civilización. Tienes una misión y todo eso. También es un fenómeno muy conocido, que se puede englobar, por simplificar, en el fanatismo frailuno tan propio de la Edad Media.

Te encanta largar parrafadas larguísimas con palabras rimbombantes,para que no se note que no dices nada con alguna base.

Por ejemplo.

Por ejemplo, el inefable Lois Careaga, negacionista celtibérico de referencia con ínfulas no acreditadas de científico y de filósofo de la ciencia, demuestra ignorar las leyes de la termodinámica al no saber diferenciar entre flujos de energía y temperatura, y demostrar que no comprende lo que es el calor latente de fusión. Estas características del personaje se pueden contemplar en uno de sus post contrainformadores. Bajo el forzado título de “¿Qué deshace el hielo del Ártico? Tal vez no el “calentamiento global”, un párrafo reza de esta guisa:

“Al hielo del Ártico no lo está derritiendo el calor del aire. Sencillamente, no está haciendo más calor en la época de deshielo. Este es el gráfico de temperaturas del Ártico (por encima de 80ºN) de este año, pero se ve lo mismo todos los años [–> ]. El calentamiento es en invierno, y el hielo no se derrite más porque lo cambies de  menos 27ºC a menos 22ºC, por ejemplo.”

Son los inconvenientes de copiar blogs negacionistas en inglés o de recibir consignas, en lugar de haberse formado adecuadamente y acudir a las fuentes científicas válidas. Esa entrada es una muestra paradigmática de la falsedad científica inherente a la intoxicación que tiene su origen en el movimiento negacionista organizado, del que el blog Plaza Moyúa y su claque son su exponente más visible en español, gentes que algún día serán demandadas por complicidad en crímenes contra la humanidad.

Verás, salvo que en verano esté haciendo ahora la misma temperatura con mayor humedad  (muestra ese dato, que sería extraordinario), el aire del Ártico no contiene más calor en la época de deshielo ahora que antes. Punto. Y le puedes meter todos los “flujos” y “termodinámica” que quieras al asunto, que no va a variar la cantidad de calor de ese aire. Lo que si podías, si no fueras un cobarde, es haber puesto esa pega aquí. Como hacías antes, con toda libertad, hasta que preferiste salir con el rabo entre las piernas, visto lo que se sostenían tus argumentos (nada). Y eso es lo que yo no puedo hacer en tu sitio; contrastar los argumentos para ver cuál tiene mejor pinta. Porque no te atreves. Lo que dices tú solo vale si no puede tener réplica. O sea, no vale nada.

¿De dónde dices que he copiado ese argumento que muestras? ¡No por Dios, no pidas eso! Ferranito el cobarde puede acusar sin probar; está salvando el mundo.

¿A qué fuentes científicas no válidas he acudido? Mejor dicho, ¿de las fuentes científicas citadas en ese artículo, cuáles son las no válidas? Sólo hay dos. El Instituto Meteorológico Danés, y Meltfactor.org. Lo edita Jason Box, científico nada anti IPCC, con mucha literatura publicada sobre el Ártico.

Totál, ¿qué nos queda de tu brillante “argumentación”?

  • inefable
  • negacionista celtibérico de referencia
  • ínfulas no acreditadas de científico y de filósofo de la ciencia
  • demuestra ignorar las leyes de la termodinámica (¿y cómo, exactamente?)
  • muestra paradigmática de la falsedad científica inherente a la intoxicación  (ya, pero no hace falta explicarla, ni te atreves a debatirla)
  • movimiento negacionista organizado
  • del que el blog Plaza Moyúa y su claque son su exponente más visible en español (muchas gracias 😉 )
  • serán demandados por complicidad en crímenes contra la humanidad.

¡Jorrl! ¡Que pasote! Y yo solo te llamo cobarde, fanático, y tramposo. Con la diferencia de que lo demuestro. O mejor, lo demuestras tú solo.

Te voy a hacer un dibujito de lo que no quieres entender.  Igual calentamiento del aire que en 1915 – 1945, pero más deshielo ahora. Luego es muy de sospechar otro factor. Y lo hay. El hollín desde luego, y la temperatura del mar, muy probablemente. En conclusión, “tal vez no el calentamiento global”, que quiere decir el CO2 – lo que la gente entiende. Ese es el argumento, pero, ¿para qué vas a contestar a un argumento, si te lo puedes inventar?

“Tal vez”, ¿comprendes el detalle? Los no fanáticos contemplamos la posibilidad de equivocarnos, y definitivamente la posibilidad de que el conocimiento, o las propuestas, sean incompletas. Pero es posible que desde el fanatismo no se pueda entender la ausencia de fanatismo. Así lo sospecho.

Finalmente, hay otra cosa en tu entrada que también se refiere a mi:

Sin embargo, el hecho de que estos individuos sean pillados en falsedad tan monumental les trae, en realidad, sin cuidado. Son los gajes del oficio, y la mayoría de sus pocos seguidores no se van a enterar o va a mirar hacia otra parte. Lo que en realidad les importa no es si sus argumentos son ciertos: lo que buscan es que funcionen, que consigan el objetivo de crear dudas entre los no iniciados y los aficionados. Emplean para ello todos los medios necesarios, incluyendo, cómo no, el ataque personal.

¿Y dónde está la falsedad, colega? ¿Crees que las cosas se demuestran con adjetivos? Pero quiero explicarte algo respecto a lo del “ataque personal”. Sí, Elípticus y yo te hemos atacado personalmente. Hablamos (entre comillas)  con nuestros blogs, como hablaba contigo antes de que salieras corriendo, cobardemente. Ni siquiera nos conocemos personalmente; no le reconocería por la calle. Eso no hace un “movimiento organizado”, salvo para paranoicos, o para caraduras sin rubor. Pero, ¡qué quieres!, haces cosas impresentables. Objetivamente impresentables, que no dependen de la opinión, ni de la imaginación. Con tu cobardía y tus trampas, cortas el necesario debate público. Peor, tienes la desvergüenza de sostener que el debate no ha de tener lugar. O el atrevimiento de creer que puedes decidir quién participa en él (los que piensan como tú) y quien no (aquellos los que temes, cobardemente). ¿Habrá que señalarlo, ¿no? Es parte de la discusión ¿Cuál es el problema?

En cambio, las cosas que dices tú de los demás, no pueden ser parte de ningún argumento válido. Si yo fuera un criminal contra la humandidad, o viajara en jets pagados por las petroleras,  eso no quitaría ni pondría nada sobre la posible incidencia del hollín en el Ártico. Yo sé que no lo entiendes, pero eso no puede ser culpa mía. Sencillamente, alguien te ha educado mal, y  a ti solo no te da para llegar a comprenderlo.

Perdona que no comente el resto de tu entrada, en la parte que no me cita. Según tú, en período vacacional no debería de tratar sobre estas cosas. Claro, como para ti debe de ser un trabajo, no pillas 😉 . Tampoco sabes quien está de vacaciones y quién no, ¿pero eso que te importa, verdad? La cosa es lanzar pseudo-argumentos, a ver si alguno cuela. Pero en realidad no lo hago porque todo tu artículo es una tontería adornada de farragosidad. No merece la pena. Por eso no puedes admitir el debate. No se sostiene, solo son chorradas inconexas que, de tomarse alguien el trabajo, se cae todo al suelo. Pero, ¿para qué? Sería más práctico enviarte unos pañales.

Pobre hombre. Qué pobre_hombre quiero decir. El pobre, patético Ferrán.