Hay desempleados por millones y millones, no tenemos pelas para pagar nuestras deudas, y cuesta imaginar una salida razonable a la crisis económica. Y entre los problemas graves que todos los entendidos señalan, destacan la falta de suficiencia energética, y el error de haber encarecido la energía con las primas a unas renovables completamente imaginarias. Pero cuando se decide permitir la prospección de una posible bolsa de petróleo en Canarias, falta tiempo para que los ecologistas y el PSOE salten a la yugular del gobierno, poniendo un gran no por delante.

No. A pelo. Sin cuestión; sin matices. Simplemente no.

Es rara la solución o la actividad que no tenga sus pros y sus contras. Prácticamente todo lo que se hace tiene cosas buenas y malas, ventajas e inconvenientes. Y el supuesto petróleo de Canarias no va a ser una excepción. Es razonable plantearse qué pasa si una marea negra fastidia el turismo. Nada más sensato que preguntar si hay un plan que establezca quién pagaría un no imposible perjuicio, y cuánto. Y eso supone, además, una salvaguarda de que el pagano se va a esforzar todo lo necesario en evitarlo. Pero no es ese el planteamiento de los muchachos que aman tanto el mundo, y circulan por una autopista moral tan elavada, que tus miserias se la pelan. Ya te puedes morir de hambre, o de asco, que … petróleo no, gracias. Simplemente no, sin más consideración.

El petróleo es “anticuado”, ya sabes. El gas, un horror. La hidroeléctrica inunda los valles, y lo mismo hay algunas cigüeñas que se  tienen que cambiar de sitio. Ni hablar. De la nuclear no hablemos, que es pecado. ¿Carbón dice usted? ¡Quita, quita! Lo que mola es la energía moderna, renovable, ya que se caracteriza por una notable ineficacia y un precio elevadísimo.

¿Sabes lo que pagas cuando pagas la luz? Aquí tienes una calculadora [–>]. Pero para ahorrarte trámites, M Llamas te ha puesto un ejemplo [–>] para una factura de 100 €:

Una parte es el precio de verdad de esa energía. El 44,8%. Lo demás son el sobrecoste  de las energías que les gustan a los ecologistas y al PSOE, impuestos, y el sobrecoste de la insularidad, que pagas tú para que no lo tengan que pagar los canarios que no quieren saber nada de petróleo.

Sí, los ecologistas y el PSOE te deben de querer mucho. Pero mucho. Aunque parece que aun quieren más a tu dinero, o a tu ruina, puesto que proponen que suba esa partida que se llama “subvenciones al régimen especial”. Todavía solo es la segunda más fuerte de la factura. Pero como dejes que te quieran un poco más, pronto será la primera.

La culpa de esta entrada rápida la tiene Elíptikus. Por …

Es muy informativo. Pero poco recomendable para la estabilidad emocional.