No es probable que el asunto les sirva a los científicos para darse cuenta de que la ideología, por definición un atentado contra la lógica, es un impedimento para la ciencia. Posiblemente piensan que la lógica no es necesaria para la ciencia. En todo caso, lo tenían a huevo:

  • Hay más coral cuanto más caliente es el agua.
  • No se conocen aguas suficientemente calientes para que el calor le vaya mal al coral.

A partir de ahí, y sin más herramientas que la lógica, puedes apostar a que un ligero calentamiento global de los océanos producirá un aumento del coral. Y si en vez de ser ligero es mucho, puedes pensar que llegará un nivel en el que empezará a perderse por los sitios más calientes, y a ganarse en las zonas frías. Solo que el nivel no se conoce todavía.

Pero no pueden usar la lógica, porque tienen una ideología. Se llama calentología, y dice que cualquier calentamiento es malo. Per se, por definición, por narices. Así que como ha habido un ligero calentamiento el siglo pasado, por ideología sabemos que a los corales eso les ha tenido que sentar mal. No en vano la canción que repiten todo el rato es que ya estamos padeciendo los horrores del “calentamiento global”. Tiene que haber menos coral, y ser por el calentamiento. Que a eso le sigan llamando “ciencia” es un misterio, pero esto es lo que hay.

Vamos al cuento de hoy. Viene en el The Australian (clic):

Asombrados: ¡El coral prospera en aguas más calientes! Resumen:

Los investigadores han descubierto que, en contra de sus expectativas, las aguas más calientes no han afectado negativamente al crecimiento de los corales. Muy al contrario: en los ejemplos más al sur (más lejos del ecuador), donde la temperatura es menor pero la subida de temperatura ha sido mayor,  el clral ha aumentado más significativamente en los últimos 110 años.  En los ejemplos más al norte, donde las aguas son más cálidas y han cambiado menos, el crecimiento del coral también aumento, pero menos.

¡Pues claro! Cuanto mejor está el coral (más caliente), menos margen de mejora tiene. De cojón de pato peruano. Pero si subes el agua a una temperatura tal que puede haber caimanes en las Spitzbergen, como hace millones de años, tendrás coral en el ecuador y en los polos. O sea, por lo que respecta a la temperatura, muchísimo más coral cuanto más calor. Pero estos asnos ideologizados no habían caído, al parecer. El calor tenía que ser malo. ¿No se habían dado cuenta de que calor y coral llevan mas mismas letras?😉

Según el artículo, se ve que alguno hay todavía que no se había olvidado de cómo va eso de pensar. Lo curioso es que lo saquen ahora, tras el estudio publicado en Science, y no antes – que tenía más valor:

Maria Byrne, profesora de biología marina en la Universidad de Sydney, dijo, tras leer el estudio, que tenía mucho sentido. “La temperatura dirige el metabolismo, así que no hay que ser muy listo para pensar que si tienes más temperatura tendrás más metabolismo”.

Comparó los descubrimientos con estudios sobre los erizos de mar, en los que temperaturas más altas contrarrestan los efectos negativos [¿imaginarios? -pm] de la acidificación del mar. Y con las granjas de acuicultura comercial, en las que algunos organismos son criados deliberadamente en aguas más calientes para acelerar el crecimiento.

Foto Wikipedia:

Colorín, colorado; la fuente:

Vía, Australian Climate Madness: