Vamos a acabar con esta serie monomaníaca sobre los registros de temperaturas, que ha surgidoa cuenta de la polémica con el nuevo Berkeley Earth Surface Temperature (BEST). Las anteriores entradas han sido:

Este gráfico no es de Best. Pero es la mejor información que existe en  toda la tierra sobre temperaturas históricas. El Central England Temperatures (CET), que abarca 350 años. Aunque solo es un registro regional, está en una zona clave, muy indicativa de la temperatura del hemisferio norte. Una latitud media, y en pleno Atlántico Norte. Quiere decir que es un excelente medidor de la AMO (Atlantic Multidecadal Oscilation [–>]), que a su vez es el factor que más influye  en las variaciones de temperatura del hemisferio.

La línea verde marca una subida lineal de 0,26ºC / siglo, y las mediciones CET marcan una subida oscilante sobre esa línea. A veces por encima, a veces por debajo. Y el calentamiento actual no está ni más por encima de esa línea que otras veces durante los últimos 350 años, ni la subida ha sido más brusca que otras del registro. Aunque este gráfico acaba en 2009, si quieres verlo actualizado a octubre de 2011 lo tienes aquí [–>].

Para más contexto histórico, un artículo muy recomendable de Tony Brown en WUWT, que es de dónde he sacado el cuadro (originalmente viene de C3headlines.com)

Y para rematar el asunto de BEST, la opinión siempre sensata y profesional de Steve McIntyre, que ya le ha podido echar un buen vistazo:

Aparte de describir algunos problemas metodológicos y de control de calidad, señala algo que parece obvio. El interés de los índices de temperatura global media a partir de mediciones de termómetros de superficie, es lo que pueda indicarnos de la época en la que todavía no se medía la temperatura global con satélites. Pero que a nadie sensato se le ocurre informarse de las variaciones de temperatura global con reconstrucciones a partir de mediciones de superficie, en vez de con mediciones directas de satélites – desde que las tenemos a partir de 1979. Y que en ese sentido, BEST no podría añadir nada.

I don’t see anything in the BEST corpus that would cause a reasonable person with views on recent temperature change informed by satellite data to now prefer CRU or BEST as more probable measurements of land temperature change in the satellite period. It seems entirely reasonable to me that someone would attribute the difference between higher CRU and BEST trends and satellite trends not to the accuracy of CRU and BEST with flawed data, but to known problems with surface stations and, in the case of BEST, to artifacts of Mennnian methodology. I don’t plan to spend much more time on it.

Me parece demasiado evidente, y sensatez de perogrullo. Pero los alarmistas solo están interesados en seguir con su sesgo de confirmación [–>]. Sesgo sobre el que Matt Ridley acaba de impartir una conferencia en la RSA de Edimburgo. A algunos herejes les puede interesar:

Presumiblemente, el remate final sobre BEST será el estudio que ha hecho Ross McItrick, del que aun no puede hablar por acuerdos de confidencialidad.