A ver, veamos la fantasmada esa de la ETA, que seguramente tiene suspirando a Pachi (@ Pachindacari) y a Ruby (@ Faisán Al Veraz). Tienen una web donde se explican. Para que no haya dudas; porque alguien se podría preguntar, – ¿y eso qué es?, ¿de dónde han salido estos?.

Pues lo ponen a huevo:

La creación de la CIV responde a la petición de diferentes elementos de la sociedad vasca a miembros de la Comisión de crear un mecanismo de verificación del alto al fuego.

El problema es, ¿y por qué no se llama “Comisión de Diferentes Elementos de la Sociedad Vasca”? ETA acaba de decir que lo apoya. Con lo que también podría llamarse “Comisión de ETA”.

UPyD, que para esto del terrorismo suelen ser rápidos y listos, ha acertado:

Pena que el representante que han elegido para la ocasión no suele ser ni una cosa ni la otra:

 El portavoz y parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, ha pedido la disolución de la Comisión Internacional de Verificación porque “no hace más que enredar, fomentar la idea de la negociación y hacer propaganda de los terroristas”.

Esperemos que lo que cale sea sólo el titular de la noticia. Porque esa comisión está haciendo mucho más que enredar, propaganda, o fomentar la negociación. Están, por ejemplo, diciendo que el gobierno español no tiene legitimidad para verificar algo así, y necesita ayuda internacional, autonombrada. Están diciendo que una banda criminal que actúa dentro – y contra – un estado de derecho democrático y legítimo, está a la par que ese estado. ¿Y eso no es apología del terrorismo? ¿Y no es colaboración con banda armada? ¿Como debe de actuar un estado normal y corriente ante una cosa así? En un estado normal, no sé, pero en este estado payaso la reacción es: encantados de la vida.

Hay quien afirma que no hay chanchullo, pacto, negociación, entre ETA y el gobierno. Tal vez tengan razón, pero a mi me parece bastante complicado ligar tantos pasos de ballet seguidos, improvisando.

Pongámonos en lo peor. Puede que el PSOE caiga en lo que nunca pensé que podría caer. Imbécil de mi, por pensar que la palabra “nunca” se le puede aplicar a Faisán Al Veraz. La hipótesis sería que les van a dar justo lo que necesitan; legitimidad. Lo dijo Pachindacari en su carta de amor: aquí ni ha habido malos ni buenos, sino “un ciclo” que ahora se supera, y tras el que todos nos queremos mucho y somos muy coleguis.

Y habría algo más. Algo del tipo de que Vasquilandia es una nación (por tanto España no), y que el en futuro, y todos de acuerdo, mesa a mesa y con muchos “actores”, se irá sustanciando el asunto de cómo se le da forma al milagro.

Así, sí. Con una traición de ese calibre, me parece muy posible hasta un paripé de entrega de armas. ¿Qué mas podrían querer?

¿Difícil de creer? ¿De quién, de Rubalcaba? ¿De Zapatero? ¿Y qué se puede esperar de un gobierno que acepta implícitamente que el no es quién para verificar nada en el estado que gobierna? Lo más grotesco es que lo más probable es que al PSOE no le sirva de nada, pero a ETA ya le está sirviendo, y mucho.