Álvaro Ballesteros

En su blog [–>]:

Ya sé que en España no mola hablar de los EE.UU. y mucho menos ponerlos de ejemplo de nada bueno. Nuestros políticos liberticidas (tanto más cuanto más pseudo-progresistas) se han encargado de manipular a la población española durante generaciones explicándole que los EE.UU. son un territorio inhóspito y retrogrado, donde no hay derechos sociales y nadie cuida de nadie. Una sociedad terrible por capitalista donde la gente vive una vida dura y amarga. Es además un lugar sin historia (opinan muchos europeos), de ignorantes y necios que deberían aprender mucho de los brillantes e iluminados europeos.

Sí, ya sé que en España y en Europa hay mucha gente que no se ha dejado nunca atrapar en las redes de semejante patraña ideológica, pero coincidirán conmigo en que una aplastante mayoría abrazó hace mucho esos tópicos absurdos que enumero en el párrafo que abre esta columna.

No nos vendría mal, como españoles, aprender un poco también de los estadounidenses en lo que respecta al tema de la mal llamada “memoria histórica”, esa vacilada que se sacó de la manga la cuadrilla zapateríl para manipular a las masas, adoctrinarlas de cara a las elecciones, y reconducir la historia de un modo que recuerda a los “logros” de aquellos otros socialistas de las estepas soviéticas.

En fin, por si les apetece seguir leyendo al tiempo que miran la foto del monumento al Soldado Confederadoerigido en la localidad de Leesburg (Virginia), les comentaré que los estadounidenses tienen un modo de celebrar su “memoria histórica” que me parece infinitamente más civilizado que el de los españolitos de 2011.

Sigue en el blog de Álvaro: