(Hay una actualización con los comentarios de Judith Curry, abajo)

El Imperio contraataca

Roy Spencer

(Post del dr. Roy Spencer en su blog [–>], reproducido y traducido con su permiso. Para entender “realimentación” y “sensibilidad”, y para un brochazo explicativo, ver nota al final)

LiveScience.com ha publicado un artículo ayer  [–>] en el que los sopechosos habituales (Gavin Schmidt, Kevin Trenberth, y Andy Dessler) menosprecian nuestro trabajo reciente en el la revista Remote Sensing [ –>].

Vistos los comentarios, dudo que ninguno de ellos pueda decir cuál es la conclusión principal del estudio.

Por ejemplo,  Andy Dessler dijo a LiveScience:

“A usado un modelo incorrecto y lo ha ajustado a las observaciones, pero las conclusiones que salen no son correctas …”

Bueno, aparentemente Andy no se da cuenta de que eran observaciones que no están de acuerdo con los modelos del IPCC. Y nuestro modelo puede explicar cuantitativamente el desacuerdo.

Además, ¿quiere decir Andy que los modelos de los que está tan orgulloso no han sido ajustados para coincidir con las observaciones? Eso, chupi.

La respuesta de Kevin Trenberth a nuestro artículo, predeciblemente fue:

“No puedo creer que haya sido publicado”

Lo que traducido del lenguaje IPCC significa en realidad:  “¿Por qué no he tenido la oportunidad de enterrar este trabajo de Spencer, como he hecho con los otros?”

Finalmente Gavin Schmidt afirma que es el registro paleoclimático lo que nos dice la sensibilidad del sistema climático, no los datos actuales de los satélites. ¿De verdad? Entonces, por qué se han publicado tantos estudios estos años tratando de averiguar la sensibilidad del clima? Cuando los científicos recurren a teorías no faslables  de eventos antiguos de los que virtualmente no tenemos datos, e ignoran muchos años de observaciones detalladas del sistema climático de hoy, *yo* creo que le están dando un mal nombre a la ciencia.

Comentarios sobre el artículo de James Taylor en Forbes.

He recibido lietralmente docenas de llamadas e emails pregunanto básicamente la misma cosa: Representa bien el artículo de Forbes [–>]vuestro trabajo de Remote Sensing de esta semana?

Mucha de esta gente, incluyendo al reportero de ciencia de AP  Seth Borenstein, habían leído nuestro artículo y pensaban que había un desfase.

El resumen es que, aunque es cierto que el título de Forbes está algo pasado de rosca (New NASA Data Blow Gaping Hole In Global Warming Alarmism), como la mayoría de los artículos de prensa que se refieren a la ciencia del clima, el cuerpo del artículo – después de releerlo – es realmente muy bueno.

La única diferencia que puedo ver es que nosotros decimos en el trabajo que, aunque la dicrepancia entre los satélites y los modelos (del IPCC) van en la dirección de los modelos produciendo demasiado calentamiento, no se puede realmente decir por cuánto. El artículo de Taylor hace parecer más firme que hemos mostrado que los modelos producen demasiado calentamiento a largo plazo. (Que yo creo que es cierto … sólo que no lo hemos “probado”.)

¿Pero qué diferencia hay con los enfoques que vemos en la otra parte de este asunto?¡Joé!, cual es la diferencia con las distorsiones de los propios resúmenes para gobernantes respecto a los que escriben los científicos en el cuerpo de esos informes del IPCC?

Estoy francamente aburrido de los “alarmistas” del clima que piden que los “escépticos” adoptemos un estándar superior al que ellos usan. Afirman que nuestros resultados no prueban que sus modelos están mal, en su predicción de un calentamiento fuerte en el futuro, y sin embargo se olvidan de que no hay una buena prueba independiente de que sus modelos están bien.

Por ejemplo …

… mientas nuestros detractores apuntan correctamente que las realimentaciones que vemos en las variaciones climáticas a corto plazo (año-a-año) pueden no indicar las realimentaciones a largo plazo en respuesta al aumento del CO2,  el IPCC sigue usando la variabilidad de corto plazo en sus modelos para compararla a las observaciones, y apoyar con eso el pretendido realismo del comportamiento a largo plazo de esos modelos.

Bien, las dos cosas al mismo tiempo no funcionan.

Si van a validar sus modelos con variabilidad de corto plazo como una indicación de que sus modelos pueden ser creídos a largo plazo, entonces van a tener que explicar por qué hay una discrepancia tan enorme (ver Fig. 3 de nuestro trabajo) entre los modelos y las observaciones de los satélites en el aspecto más importante:  ¿A qué velocidad se desprenden los modelos del exceso de energía radiante en respuesta al calentamiento global?

Esto es esencialmente la definición de realimentación, y la realimentación determina la sensibilidad del clima

Lo siento, pero si eso es lo mejor que pueden hacer para refutar nuestro estudio, van a tener que ponerse un poco más creativos

Entrada original:

Críticas:

Los mamporreros IPCC:

Blog de Judith Curry . Discusión siempre interesante. Ella opina que el trabajo sí muestra discrepancia modelos / realidad, pero que el registro es demasiado breve para sacar grandes consecuencias. Según ella es interesante, merece la pena insistir en el camino, pero no va a cambiar nada de momento:

—-

Nota 1: Le llaman “sensibilidad del clima” a la respuesta del sistema climático, medida por ejemplo en temperatura del aire de superficie, a una cantidad extra de calor que introduzcas (por ejemplo por aumentar el CO2).  Y realimentación le llaman al resultado de todos los procesos, conocidos o no, que producen una sensibilidad determinada más allá de efecto directo del calor introducido.

Lo que están discutiendo es lo que sigue. Más o menos están de acuerdo en que por doblar la cantidad de CO2 del aire, sin más efecto que el efecto radiativo directo, se produciría 1ºC ó 1,2ºC de aumento en la temperatura del aire de superficie. Más o menos podrías quemar todas las reservas mundiales conocidas de petróleo, sin que eso suponga el menor problema. Pero los alarmistas sostienen que entran en juego unas realimentaciones, unas reacciones del sistema, que aumentan ese efecto del CO2, produciendo un clentamienbto mucho mayor (entre tres y seis veces mayor). Spencer está midiendo eso con los satélites, lo que ha ocurrido entre 2001 y 2011, y dice que naina. No mide la reacción del sistema al CO2 (que no se está notando), sino la reacción a un “calentón” por otro motivo. El Niño. Pero la sensibilidad es la sensibilidad, independientemente de la causa del calentamiento (o enfriamiento).

Nota 2: Vistas un poco las críticas y las discusiones, especifico el significado de “dar en el clavo” del título: Spencer ha dado en el clavo en el sentido de remover el avispero, pero no en el sentido de haber acabado con el cuento.