LDu92

Es curioso como encaramos el #15M. Es un tema indiscutiblemente interesante, hay mucha gente hablando del movimiento, de las acampadas, de twitter, de democracia, de desinformación,… Y quizás lo que me resulta más interesante es que todo el mundo está ya posicionado al respecto, no del movimiento, sino de sus efectos.

Curiosamente en el blog de PlazaM se habla mucho del clima, un sistema complejo donde los haya; en el cual si hay una cosa clara es que existe una gran cantidad de variables interdependientes y que existe una gran retroalimentación de unos a otros. En otras palabras, incluso con todos los científicos y medios destinados a estudiar el sistema aun no hemos sido capaces de afirmar con una mínima certeza si el efecto antropogénico de la emisión de CO2 afecta de forma importante a la temperatura o si no. Esta incertidumbre deriva de que no existe una “causa final” y una relación “causa-efecto” sencilla. La temperatura en superficie depende del CO2, y de la irradiación, y de las nubes y de la distribución del calor…

En el 15M creo que ocurre exactamente lo mismo, podemos citar, al menos los siguientes actores:

  • -Medios de comunicación tradicionales (periódicos, televisión y radio)
  • -Nuevos medios de comunicación (blogs, twitter, facebook…)
  • -partidos políticos y casta política
  • -Indignados
  • -Acampados
  • -Asambleas
  • -Manifestantes
  • -Gobierno (tanto España en su conjunto como municipios como paises extranjeros con movidas)

Y también tenemos muchos futuros posibles:

  • -Nada cambia
  • -Nos convertimos en referente mundial de democracia y ética político-económica
  • -Nos convertimos en Corea del Norte
  • -Cambios estéticos en economía
  • -Cambios estéticos en el sistema político,
  • -Cambios drásticos en el sistema electoral
  • -…

Sin embargo encuentro que todo el mundo opina al respecto y, además, hay opiniones para todos los gustos. Lo único que encuentro en común en todos estas opiniones es que parten de una relación “causa-efecto” simple, de hecho, la más habitual que subyace es del tipo: “como en las acampadas solo hay perroflautas, el movimiento acabará en nada”

Creo que en realidad hay que dar un paso más. Si consideramos que el #15M es un sistema complejo, las opiniones de hoy en este blog, provocadas por las observaciones de cada uno de los participantes, va a tener una retroalimentación al #15M como movimiento; ya que, por ejmplo, podría ocurrir que haya lectores que asimilen estas opiniones y, en consecuencia, modifiquen su participación en una asamblea. Lo mismo ocurre si consideramos cualquier otro par de actores, es posible que se levanten las acampadas porque no exista un soporte por parte de los indignados o es posible que los programas de una televisión hayan propiciado que se adhiera más gente a una futura manifestación. El conjunto es una maraña de interrelación en la que es difícil predecir los efectos a corto plazo (no ya a largo, sino a una semana vista).

Pero a la consideración anterior hay que añadirle una coletilla, si cada uno de los que escribimos algo provocamos un cambio en el sistema (y quiero que todos tengamos en mente el efecto mariposa), ¿qué responsabilidad nos cabe a cada uno de la deriva de este movimineto?. Por mi parte solo tengo clara una cosa, mientras haya razones por las que tener esperanza de cambio a mejor, prefiero ayudar a modificar el #15M con mis opiniones en este blog que perder toda esperanza

PD: Et praeterea Censeo Carthaginem esse delendam, ¡Vuelve ahora mismo Tucídides, que me quedo sólo!