Tiene guasa. Los defensores de ZP esgrimen el argumento de que … ¿cómo vamos a creer a una banda terrorista antes que al gobierno? ¿Necesitan realmente respuesta? Pues se la damos. Los gobiernos nos tienen acostumbrados a que mienten. Y mucho. En algunos casos esas mentiras son arriesgadas, porque si les cazan tienen que dimitir. En otros casos las mentiras son gratis, porque se trata de gobiernos que no dimiten nunca cuando les cazan mintiendo. Y hay gobiernos especialmente proclives a mentir. Estamos precisamente ante un gobierno extraordinariamente proclive a la mentira, y en el que nunca ha dimitido un miembro tras una mentira gorda. Por tanto el gobierno ZP es exactamente el mejor caso imaginable de una organización de la que debe presumirse la mentira, por sistema. Aunque sólo les estés preguntando la hora.

¿Y ETA? No tengo ni idea de si la frase que se achaca a Rubalcaba de “ETA nunca miente” es real o imaginaria. No me importa, puesto que lo que sí es indiscutible es que Rubalcaba, El Veraz, siempre miente. Por tanto daría igual lo que hubiera dicho respecto a la veracidad de ETA. Pongamos que la apuesta más razonable es que ETA miente, o no; según. Pero que resulta bastante inverosímil e inexplicable que se dedique a mentirse a sí misma, en sus propias actas. Teniendo en cuenta cómo las gastan, muy motivado tendría que estar el enviado etarra para mentirles a sus jefes por escrito. Y, además, ¿muy motivado … por qué?

El documento es impresionante y es, desgraciadamente, del todo verosímil.

Mentimos.

Sobre las declaraciones concernientes al proceso, subraya (el representante del gobierno) que todo el mundo opina. Que hay declaraciones que, dependiendo de quién las haga, la opinión pública lo entiende de una u otra manera. Que hay que entender el ropaje con el que se visten algunas declaraciones. Que no se puede salir de la mañana a la noche con el discurso real de lo que va a ser el final del proceso. Que el discurso hay que ir modelándolo según avancen las cosas, que hay que entender el discurso formal como dirigido a la clase política, a los que aúllan contra el proceso y que, en todo caso, esto no supone que vaya a ser alterada la hoja de ruta.

sabiendo que se pide dinero, decimos que no consta que se pide

Los dos carriles pueden coincidir en el tiempo pero no puede haber tutelaje y, si coinciden, que pueden coincidir, habrá que hacerlo de manera que no lo parezca

Cedemos.

se les ha comunicado a la Policía Nacional, a la Guardia Civil, a la Ertzaintza y a la Policía francesa que no hagan detenciones y ha sido muy difícil hacerlo (sabiendo que la Guardia Civil sólo obedece al Duque de Ahumada), pues esas órdenes no se pueden dar por escrito

Si las detenciones no son ámbito del Gobierno y sí de los jueces, entonces ¿por qué firmasteis los acuerdos

Pagamos.

si el problema es el dinero, siempre se podrá arreglar por medio de una organización internacional

¿Por qué lo creemos, amigos del PSOE, defensores de Zapatero? Es sencillo; coincide con la experiencia. Por ejemplo los piratas en Somalia, y los secuestros en Mauritania. El juego favorito: mentir, ceder, y pagar lo que haga falta. Y la política favorita: pactar para gobernar con la izquierda independentista radical.

Puede ser la puntilla de PSOE, creo. El electorado español, de tendencia tan borrega, suele ser firme a la hora de castigar al partido del que sospecha que se está aprovechando el terrorismo. En 2004 el PSOE consiguió convencer a la masa de que ese era el caso del gobierno. Con ayuda del gobierno, cierto es. Pero ahora está por escrito:

no es voluntad del Gobierno realizar arrestos, es decir, tirar piedras sobre su tejado

Y la excusa constante los “malos”, los que fastidian el idilio, son el PP, los jueces, y las víctimas.

Pero lo peor de todo es que ya lo sabíamos. Por eso es tan difícil no creerlo.

Fuente: Ángeles Escrivá en El Mundo, desde noatodo.org.