Lo explica en su blog:



Me parece de agradecer al personaje público que “se moja” ante unas elecciones, y de esta forma tan razonable y razonada. Quiero decir que alguien vendiendo “alegria” y cejas, o sea humo, es para correrle a gorrazos hasta que se tenga que esconder. Pero esto de Mikel es pura sensatez y responsabilidad pública, sabiendo que ni le va ni le viene en el bolsillo.

Yo confieso que tendría muchas dudas si votara en Cataluña. Entre C’s y CenB. La razón, la poca que me quede después de observar la payasada en la que se ha convertido la política en España, me induce a todas las prevenciones imaginables sobre Ciudadanos. Así como lo poco que conozco de su historia.

El corazón me hace desear que tengan el mejor resultado posible, incluso un resultado mejor que el posible. Es el único elemento que parece haber para frenar cretinez secesionista.

La cuestión es si el problema principal que tenemos es el secesionismo, o si el secesionismo es un síntoma del problema. Yo pienso en lo segundo, aunque lo mejor sería que me equivocara. Y no creo que la propuesta de CenB de dejar los escaños vacíos que representen el voto en blanco vaya a arreglar el mundo, pero hasta el momento es la única propuesta que conozco que suponga un control de calidad del sistema. O una forma de sacarles un dedo a los políticos cuando lo merecen en general. Mucho mejor que acabar votando por desesperación a Cicciolina, a un Gil y Gil, a un Leluche, o a una Rosa Díez con sus manías – y Gorriaran de cerebro (ejem).

Para liar más las dudas, creo que Ciudadanos ha metido en su propuesta lo del “voto en blanco computable” de CenB. Será oportunismo, pero si proponen lo que pides, resulta más difícil darles la espalda. Lo dicho, un lío.