Ya, ya sé que hay muchos que pensáis que Zapatero es tonto. Pero es que no le ponéis perspectiva a la idea. Pedís demasiado, sin justificar el derecho a tal petición.

Por ejemplo, Zapatero cree que la tierra es del viento. ¿Y bien? ¿Qué pasa por que sea una imbecilidad? ¿O porque también sea una imbecilidad decir que el futuro de la economía española es tan grande como no sé que muñeco absurdo? ¿O pasearse por medio mundo con una copa que no ha ganado él? ¿O tantas y tantas otras? Decir imbecilidades no es el problema, todos las decimos (aunque no sé si tantas). El problema es hacerlas. Y la economía no es un asunto que se aprenda en dos tardes.

Perspectiva. Para saber si Zapatero es un tarado hay que llevar a cabo una prueba adecuada a los que se puede esperar. Que no se trata de comparar a todo el mundo con Angela Merckel. O con Sarkozy. O con Blair. Ni siquiera con el payaso de Berlusconi. No, hay que comparar con una cosa media y normal. Y si queda por encima, pasa, y si no, imbécil.

Por ejemplo, ¿es Zapatero capaz de cazar hormigas adecuadamente? ¿Y de romper nueces si ha perdido el cascanueces? Cosas así.

La prueba:

Os lo dije: prueba superada. Y con el tiempo, llegará a más. Seguro. Solo es cosa de paciencia. Y de unas cuantas generaciones.