Judith Curry, respetada climatóloga y parte del “consenso”, está siendo ferozmente atacada por el consenso. No es la primera vez, pero sí la más fuerte. Los cafres de la calentología están completamente desatados.

¿Su pecado?

En general escuchar a los críticos, embarcarse en discusiones con ellos, y aceptar que hay incertidumbres cuando resulta haber evidentes incertidumbres. Y en este caso concreto la mayor de la herejías: Recomedar la lectura del libro de Bishop Hill (Andrew Monttford) The Hockey Stick Illusion, donde se cuentan las aventuras y trolas del Palo de Hockey de Mann. No sostiene que el libro sea la verdad definitiva, pero osa proponer su lectura para saber qué dicen los críticos. Y me temo que Judith se está enterando de la peor de las maneras posibles sobre la cantidad de gentuza que puebla su “consenso”.

Lo cuenta el periodista Tom Fuller en su blog. Si Viejecita no se anima antes con la tarea, tal vez lo traduzca yo a la noche, y lo añada aquí. De momento, en inglés:

The Burning Woman Festival of Global Warming: Step up to the stake, Ms. Curry

Y lo último sobre las aventuras, chapuzas y salvajadas de Mann y The Team:


Y la traducción de Viejecita:

La Mujer Ardiendo del Festival del Calentamiento Global : Súbase a la pira, Señora Curry.

Judith Curry, que ha tenido la amabilidad de concedernos entrevistas aquí antes, ha cruzado la raya en las mentes de los histéricos del clima que han emponzoñado esta discusión con odio y con invectivas durante tanto tiempo.

Su crimen ha sido el leer un libro. De verdad. El libro es “ The hockey stick Illusion” (la ilusión del palo de hockey), por Andrew Montford, que bloguea bajo el nombre de guerra (porqe esto es ya la guerra…) de Bishop Hill. El libro, que se lee como un policiaco,( lo han descrito como Stieg Larssen sin el sexo lésbico, en la mejor crítica uni-linear de la historia), cuenta el desenmascaramiento de lo irremediablemente defectuoso de la famosa gráfica del palo de hockey de Michael Man.

Curry va a pagar– de hecho está pagando ya. Se la está describiendo ahora como una escéptica, una negacionista, alguien que se ha pasado al Lado Oscuro. Tim Lambert, que lleva un blog que es discutiblemente lo peor en el estilo de la histeria climática, tiene un post en su sitio, dedicado a las críticas a Curry. los comentarios allí se podrían resumir así “Sus comentarios en RC y en CP no son los de una científica, ni siquiera los de un ser racional. Son los de una negacionista típica”

Ahora, tened esto claro: Curry no dice que el libro de Montford sea la fuente definitiva. No apoya al libro, (yo sí lo apoyo, pero no soy un climatólogo respetado…) El crimen de Curry– lo que la convierte en “negacionista”, en “escéptica”, en “irracional”– es el decir que la gente debería leer el libro, para entender lo que pasó, por qué pasó, y por qué es importante.

Judith Curry tuvo que decir que la gente decería leer un libro. Estu porque alguno de los histéricos publicaron estudios falsos diciendo que no hacía falta leer ningún libro para entender que ellos estaban en lo cierto, y sus oponentes estaban equivocados.. No me estoy inventando esto. Todos, desde Brian Angliss hasta Machael Tobis se están inventando razones para no necesitar leer críticas a la posición que apoyan– Que Michael Mann es un santo, y la gráfica del palo de hockey una reliquia sagrada.

No hay viñeta mejor que explique la deshonestidad intelectual de la posición histérica, defendida por Joe Romm, por Tim Lambert, propugnada por Real Climate, por Tamino y Michael Tobis, y alentada desde las bambalinas por Eli Rabett e incontables comentaristas.

El libro de Montford muestra como Steve McIntrye identificó los errores en la selección y análisisde datos , que hacían la gráfica del palo de hockey indigna de confianza, y los esfuerzos realizados por Michael Mann y sua colegas, para esconder los defectos de su estudio. (Lo que derivó en el climategate, que Monfort explica al final de su libro).

El libro de Montford es bueno. La recomendación de Curry a la comunidad para que lo lean es una muy buena recomendación. He visto demasiadas defensas del consenso, y ataques a sus oponentes que mostraban una vergonzosa ignorancia sobre lo que pasó, para pensar de firma diferente.

Judith Curry es una científica del clima respetada, (que no disputa la teoría del la existencia del cambio climático debido a las emisiones de CO2). Mantiene posiciones respetadas, y ha publicado trabajos apreciados y respetados en su campo.

Está siendo arrastrada por el fango por los piquetes políticos, por el crimen de decir a esos piquetes que deberían leer qués es exactamente lo que sus oponentes están diciendo.

Como ya decía arriba, no hay episodio en todas las guerras del clima que demustre más claramente el partidismo político barato, y la bancarrota moral de piquetes como Joe Romm, Real Climate, Tim Lambert, Tamino y Eli Rabett. La pregunta es: ¿ será Judith Curry quemada personal y profesionalmente en la hoguera, antes de que la gente diga “Ya Basta”?

Tomas Fuller, Examiner.com