La gracia climática de este año es la apuesta de si la temperatura batirá el récord de 1.998. Los alarmistas lo necesitan imperiosamente, porque cada año que pasa sin superar a 1.998, hace más rara esa idea de un calentamiento global acelerado. Con una aceleración en el calentamiento lo que esperas es una temperatura que cada poco años bate el récord anterior, según que toque año de El Niño o año de la Niña. Pero ya llevábamos 11 años, siempre lejos de alcanzar la temperatura de 1.998. Si se puede llamar “lejos” a 0,35ºC.

Ya antes de que empezara 2010 se sabía que -esta vez sí, había buenas posibilidades de que se convirtiera en el año más caliente jamás registrado. “Jamás” quiere decir durante siglo y medio. Porque había un El Niño bastante decente, y ese es el factor singular que más afecta a la temperatura global a falta de volcanes fuertes. Y porque se venía de temperaturas anteriores altas, a las que se sumaba el efecto de El Niño en curso.

Así que cada mes hay el intríngulis de … ¿vamos por encima o por debajo de 1.998?

Roy Spencer sacó ayer [–>] la temperatura global de Mayo, calculada de mediciones de satélites. Y menciona la apuesta, claro.

Su gráfica (clicable) y su comentario:

La media global de temperatura de la baja troposfera se mantiene caliente: +0.53º C para mayo, 2010.  La tendencia lineal desde 1.979 es ahora de +0.14 º C por década. Los trópicos han subido un poco, pero la temperatura superficial del mar indica que El Niño ha acabado, y podemos estar encaminándonos hacia una La Niña. El NOAA predijo la Niña ayer.

En la carrera por el año más caliente del calendario 1.998 se mantiene en cabeza, con la media entre el 1 de enero y el 31 de mayo en +0.65º C, contra  +0.59º C de 2010. (Nótese que no se consideran significativamente diferentes).

Pero los alarmistas no se conforman, ni mucho menos. Hansen contraataca, y plantea que según el GISS el año más caliente es 2.005 (por una diferencia de ¡0,05ºC! sobre 1.998) y que la media de abril 2009 a abril 2010, también según GISS,  la media de 12 meses más alta del registro. Y en conclusión afirma que la temperatura ha seguido subiendo esta década, sin reducción en el ritmo de 0,15ºC – 0,2ºC que empezó hacia 1.970.

Se me ocurren dos cosas. El que le guste que le vacilen con contorsiones estadísticas, que lea directamente la parida de Hansen [–>]. Y si no que se fije directamente en la gráfica (clicable) que produce la serie de temperaturas del GIIS, desde 1970 hasta el último mes que han sacado -abril:

Y que decida por su propia vista si el calentamiento se ha reducido últimamente o no. Pero sin olvidar que de los cáculos de temperatura global principales,

  • GIIS -estaciones meteo más interpolaciones
  • HadCru -estaciones meteo
  • UAH – MSU -satétites

.. la del GISS es la que marca más calentamiento, y la única que no da 1.998 como el año más caliente.

Tampoco es que sea una diferencia colosal. La tendencia lineal para GIIS en 30 años es 0,166º C / década, y para UAH -MSU de 0,140º C / década. O, por siglo, 1,66º C contra 1,40º C. ¿Nos vamos a pelear por 26 centésimas de grado en un siglo?

Y en lo que va de siglo GISS marca una subida no estadísticamente significativa, y los otros dos un descenso no estadísticamente significativos. Lo que en mi pueblo llamarían encefalograma plano. Y que como continúe así, va a ser la perfecta descripción de un no problema. Gane quien gane la apuesta de este año.

Referencias: