Muy interesante, como se podía esperar, McIntyre y Lindzen ayer.

No he visto todavía lo de McIntyre, aunque sí las preguntas posteriores. Supongo que habrá sido más interesante para los que hayan seguido menos sus posts al respecto en Climate Audit. Destacaría en las respuestas:

  • Su negativa a usar un tono más dramático (no voy a cambiar mi forma de hablar por una discusión del clima).
  • Su sorpresa, al principio, de que en ciencia climática se permitan unas “alegrías” en los gráficos que ni por lo más remoto se consienten en la industria minera.
  • Su falta de preocupación de si se trata de un “fraude” o no. Nunca voy a averiguar sus motivaciones -dice, así que no entro en eso. Y no hace falta. Lo que importa es si están usando métodos aceptables o no. En esto, claramente tenía a la audiencia en contra.

Y el gran Lindzen, ante el que es imposible no quitarse el sombrero. Hay que verlo entero.

  • Su explicación de lo absurdo de estar discutiendo por unas décimas de grado, que no necesitan mayor explicación que las fluctuaciones normales en un sistema tan complejo.
  • Su hincapié en que sin realimentaciones positivas no hay caso, ni causa de alarma. Y que esas realimentaciones no se ven por ningún sitio, sino que más bien parecen ser negativas.
  • La explicación, obvia, de que los modelos son interesantes, pero no prueban nada si no están verificados contra la realidad.
  • Lo absurdo del argumento de autoridad en una ciencia tan joven y tan inexperta, de momento.
  • Y, sobre todo, lo absurdo del intento de la explicación del factor mágico, o muy destacado, un sistema de la complejidad del climático. Y le da lo miso que esa explicación se base en el CO2, o que se base en las fluctuaciones solares, o cualquier otra cosa que se nos ocurra. Ve el sistema como básicamente estable, durante miles de millones de años, en un margen de 20º arriba o abajo. Y acepta la posibilidad de saltos entre metaestados estables, con pequeñas fluctuaciones más o menos caóticas en cada metaestado.
  • Y los ciclos de Milanckowitz, de los que dice que ahora sí dan buena cuenta de los datos, una vez que un joven investigador ha puesto el dedo en la llaga al señalar que lo que inducen esos ciclos es la velocidad del cambio de temperatura, más que la temperatura absoluta.

Para no perderse hoy:

  • Roy Spencer a las 14:50, en Cómo la naturaleza ha engañado a los principales climatólogos.

Spencer comparte una gran virtud con Lindzen. Tal vez incluso le gana. Habla muy, muy claro, aunque trate de temas muy complejos.

Y el siempre entretenido …

  • Lord Monckton, a las 21:05, sobre Calentamiento Global, el caballo de Troya que amenaza la libertad global.

Programa y videoteca, como siempre en: