En el PP hay un asno (Rajoy no, otro) que responde por González Pons. No le ha tocado la LOGSE, pero como si la hubiera parido, puesto que está convencido de que el buen rollete es sustituto de la inteligencia y la razón. O el argumento. Y cuando da lecciones en un congreso de Nuevas Generaciones del PP, como acaba de ocurrir, les recita un tebeo de Green Peace del que acaba de memorizar tres frases, sin analizarlas.

Dicen que ha salido contento, el gachó.

– Estamos en onda.

¿En onda de qué, criatura? ¿Es que no te pasas por aquí para enterarte que las cosas están cambiando? ¿Tú donde te informas? ¿En Público o en El País? ¿En los teleñecos? ¿En Maitines? ¿En Arriola?

¿Alguna posibilidad de que este formidable PP de Rajoy deje de dedicarse a llamar “bobo solemne” a otros, para ponerse de inmediato a hacer y decir las más solemnes imbecilidades?

Rajoy:

Yo sé poco de este asunto, pero mi primo supongo que sabrá. Y entonces dijo: He traído aquí a diez de los más importantes científicos del mundo y ninguno me ha garantizado el tiempo que hará mañana en Sevilla. ¿Cómo alguien puede decir lo que va a pasar en el mundo dentro de 300 años?

Hay gente que intenta no hablar de lo que no sabe, o intenta enterarse de lo que tiene que hablar. En cambio Rajoy va de primo.

González Pons:

Está claro que el cambio climático es verdad, y si no es verdad, resulta una gran idea.

¿Perdón? ¿Esta claro, o no está claro? ¿Y si resulta una gran idea -porque las propuestas que hacen los que creen en ella te convencen por otros motivos, por qué no alegas esos otros motivos directamente? Ah, ya, que resulta que crees que con las ideas-tebeo las cosas se venden mejor. ¿Y por qué no te metes los tebeos por donde te quepan, y dejas de tomarnos por idiotas?

– Porque estaba en una convención de NNGG del PP, y de tebeos es de lo que entienden.

Vale. Pero entonces tenéis un problema. Metidos en el argumento cretino, lo de … –la tierra no es de nadie,  salvo del viento- resulta mucho mejor.

Entre incompetentes sin principios, y tontos de baba, elegid.

Gracias a Jazmín, por señalarlo.