La India ha amenazado con salirse del IPCC de la ONU y con establecer su propio cuerpo de cambio climático porque no puede depender del grupo encabezado por Pachauri, que, precisamente, es indio.

El panel y su presidente se encaran a una crítica creciente (no será en España) desde que se ha puesto en cuestión su credibilidad y el rigor con que se han realizado las afirmaciones sobre el cambio climático.

“Hay una sutil diferencia entre ciencia y evangelismo climático, y yo estoy por la ciencia”, en expresión del ministro de medio ambiente Jairam Ramesh. Hace unas semanas Ramesh dijo que el IPCC estaba equivocado respecto a los glaciares del Himalaya, y que agunos estaban creciendo. Y Pachauri le contestó que eso era “ciencia vudú”. Parece que ahora Pachi se va a tragar sus palabras. Ramesh acaba de anunciar que el gobierno indio va a establecer un Instituto Nacional de Glaciología del Himalaya para vigilar los efectos del cambio climático, y un “IPCC Indio”, el Indian Network on Comprehensive Climate Change Assessment (INCCA).

Pero en España, a juzgar por sus periodistas y por sus empresas de comunicación, aun estamos en la fase de hacer risas con el primo de Rajoy.

Por cierto. hasta ahora estábamos hablando de las mentiras del IPCC sobre los glaciares del Himalaya, sobre los daños producidos por los extremos climáticos, y sobre la desaparición del boque tropical en el Amazonas, por causa del cambio climático. Hoy tenemos una nueva, recién salida en el Wall Street Journal. Una mentira sobre la disponibilidad de agua para uso humano:

Pero descuidad, que la prensa en España no se enterará.

Fuente, The Telegraph:

Vía WUWT: