Últimamente están machacando mucho con las islas de los atolones del Indo-Pacífico que van a desaparecer, según dicen. De los que más hablan son de Tuvalu y De Maldivas.

Vamos a dar primero una vueltecita por algunas generalidades sobre esas islas, para situarnos. Y perdón por la autocita. Veamos por ejemplo Toau, en Tuamotu, en una vista satélite presentada por Flash Earth (se puede pinchar para ampliar):

toau-p

¿Qué es eso? Un gran anillo de coral (unos 40 x 20 km.) a ras de agua (azul claro) con algunas pequeñas islas encima (verde). En el centro una enorme laguna interior. Está señalada una de las dos entradas a la laguna, por las que pueden pasar barcos al interior.

Puede variar el tamaño del atolón, y la cantidad del mismo ocupado por islas, así como la anchura del borde del anillo, pero este es el esquema que se repite una y otra vez, centenares de veces, a lo largo del Pacífico y del Índico. Darwin explicó como se forman. Del fondo del mar surge un volcán, creando una isla volcánica, como las de Canarias. Pero el suelo sobre el que se asienta es muy inestable, y el propio peso de la montaña volcánica lo va hundiendo lentamente. Y en los bordes de esa isla, ante de hundirse, se forma coral, que va creciendo según la isla se hunde para mantenerse siempre a nivel de ras de agua. Y al final queda lo que se ve en la foto. La laguna suele tener una profudidad de unos 15 / 20m. Con el tiempo, en el anillo de coral se va acumulando arena, sobre todo en el lado de los vientos dominantes. Y sobre la arena se depositan cocos que llegan flotando, de los que nacerán cocoteros. La vegetación ayuda a mantener la arena en su sitio. El proceso está explicado un poco mejor en este enlace —>.

Un esquema de isla sobre un atolón, con el océano a la izquierda y la laguna a la derecha:

esquema_isla_sobre_atolon

La clave de todo esto es comprender que se trata de un proceso dinámico. La arena se acumula sobre el coral formando una isla, pero al tiempo también es arancada de allí por los temporales y las mareas. Si predomina la acumulación, la isla crece. Si la erosión, la isla disminuye. Y siempre hay cambios. Una esquina creciendo por aquí, otra disminuyendo por allá. Una isla que se forma, otra que desaparece. Y así ha sido durante millones de años.

– ¿Y que pasa con la subida del nivel del mar?

En principio nada. El coral crece, y más rápido de lo que sube el mar. Y siempre se mantiene a ras de agua. Con o sin islas encima, aunque más normalmente con. El nivel del mar subió mucho más rápido que ahora durante la primera parte de esta época interglaciar en la que estamos (los últimos 12.000 años), y los atolones y sus islas no tuvieron el menor problema.

Hay miles de atolones, la mayoría con islas. Cada uno se formó en un momento distinto, con millones de años de diferencia entre ellos. Y en ese tiempo el mar ha subido y bajado muchísimas veces, cada vez más de 100 metros. Pero todos los atolones, y sus islas, están a la misma altura: a ras de agua. Por la sencilla razón de que se mueven con el nivel del mar.

– ¿Entonces no hay problema con ellos?

Sí, hay dos problemas. Hay un problema real, que no tiene nada que ver con el cambio climático, y un problema climático imaginario. El problema real es la pérdida de agua dulce en el subsuelo de algunas (pocas) islas coralinas. Tuvalu es el ejemplo clásico. Y el problema ha sido detalladamente descrito como un problema de sobrepoblación, con la consiguiente  sobreexplotación de ese agua. Aquí hay un excelenta artículo de Willis Eschenbach que explica muy bien el mecanismo dinámico de la arena, y la influencia de la pesca y el uso del coral para construcción: The real threats to coral atolls.

Pero para ver que ese problema no tiene nada que ver con el nivel del mar, basta fijarse que de los muchos centenares de atolones que hay habitados, siempre citan el caso de los mismas dos o tres localidades. Y un problema de nivel del mar debería se un problema global, o sea de todos esos muchos cientos. Pero no lo es.

El problema imaginario dice que si el nivel del mar subiera a un ritmo, pongamos de seis metros por siglo, el coral no podría crecer tan deprisa. Pero el nivel del mar lleva subiendo en los últimos 100 años a un ritmo que oscila cíclicamente ente 0 y 3,5 mm / año, en este momento 3,1 mm / año -y descendiendo. O sea, entre 20 y 60 veces más lento que el problema imaginario. De media, 45 veces más lento.

Sí, es cierto, oiréis que la subida del nivel del mar se está acelerando. Es pipa. Para conseguir decir eso tienen que hacer gimnasia estadística, cogiendo solo la parte acelerada de un movimiento oscilatorio, y dar un salto al pasar de las mediciones con mareógrafos a mediciones con satélites, que sencillamente, no están midiendo la misma cosa. Ah y tienen que olvidarse de la ralentización de los últimos años (desde 2.005), porque dicen que no es “estadísticamente significativa” [“click” –>]

Y este es el cuento.