La enmienda, preparada por el grupo Babia,pide:

1.- Anulación de todos los expedientes en curso.

2.- Se establecerá un plazo de un mes a partir de la aprobación de estos estatutos, para que todos aquellos militantes que hubieran abandonado el partido, cualesquiera que hubieran sido sus motivos, puedan reintegrarse.

3.- Durante este periodo de un mes, y sólo para los militantes reincorporados durante este periodo extraordinario, cualquier requisito de antigüedad queda en suspenso.

4.- Las competencias en materia de infracciones y sanciones durante este periodo transitorio serán, en materia de instrucción, del CD las más graves, y de los CT las más leves, siendo competente para la resolución de los expedientes, la Comisión de garantías elegida según las normas estatutarias, ampliada en otros 7 miembros, elegidos por sorteo entre los delegados del congreso y que no ostenten ningún otro cargo orgánico.