No se debe mezclar ciencia y política; no es muy científico. Pero lo del “cambio climático” siempre ha tenido una vertiente política muy fuerte. Incluso se puede discutir que siempre ha sido básicamente una cuestión política. Es lo que piensa Václav Klaus, presidente de Chequia, y uno de los más brillantes economistas europeos. Que se trata del viejo mito comunista, por otros medios. Y Klaus de comunismo sabe un huevo, porque lo ha padecido y estudiado.

holdrenEste cuento va sobre John Holdren, del que ya hemos comentado aquí. Jefe de la oficina de asesoramiento científico de Obama, y gran paladín de la histeria calentológica. Es físico de plasamas, pero se le conoce sobre todo como profeta que se ha pasado toda su vida haciendo profecías tremendistas, de las que no se ha cumplido ninguna. Y lo fusilo del blog de Luboš Motl, a partir de aquí.

El hombre a cargo de la política científica USA es John Holdren. Sabía que había escrito un montón de predicciones sin sentido sobre cientos de milones de americanos muriendo de hambre junnto a otro mega chiflado, Paul Ehrlich. Lo que no sabía, y Marc Morano nos cuenta, es que también tenían planes explícitos para ocuparse de la explosión demográfica. Un sistema de políticas que harían del holocausto una tesis universal. En el libro “Ecoscience“, escrito por Holdren y dos Ehrlichs, la eugenesia se combina  con algunas ideas de extrema izquierda. Proponían que

  • Las mujeres pudieran ser forzadas a abortar, quisieran o no,
  • La población fuera esterilizada en masa con drogas disueltas en el agua potable o en la comida.
  • Las mujeres solteras tucieran que entregar a sus hijos en adopción a parejas.
  • La gente que contribuye al “deterioro social” (por ej los indeseables) puedieran ser requeridos por ley a ejercer la “responsabilidad reproductiva” -en otras palabras, a abortar o ser esterilizados.
  • Un Régimen Planetario transnacional debería asumir el control de la economía global y dictar los detales más íntimos de la vida de los americanos -usando una fuerza internacional de policía.

Mira por ejemplo  esta página (caché de Google) con citas específicas y páginas escaneadas de su libro como prueba. Mira también en Google News.

Related: listen to a Howie Carr radio interview with Prof Richard Lindzen (MIT). He nicely says that it’s inaccurate to call him a skeptic because he’s not really skeptical. Instead, there’s overwhelming evidence that the dangerous global warming hypothesis can’t survive a scrutiny. So there’s no real “agnosticism” here and he’s really a denier, and so am I.

There’s a good mood in the studio when they analyze why people believe this stuff and why the effects are negligible. But I recommend you to skip the first two minutes – a kind of chaos before Lindzen sits down. Lindzen says that the climate is usually changing without visible reasons: I completely agree with it. Also, educated people (especially Nobel prize winners) are easier to be fooled by this nonsense because they care what others say about them.

En vez de meter a estos tíos en la cárcel de por vida, unode ellos se ha convertido en el principal asesor científico de la Casa Blanca, y es estimulado a seguir con su “razonamiento profundo” con la explosión demográfica reconvertida en calentamiento global. Otro problema análogo completamente inexistente, pero usado como justificación para conseguir similares políticas globales. Tan recientemente como la semana pasado Al Gore soñaba con el  gobierno mundial que las leyes de clima pueden ayudar a traer.

God bless America.

Creo que estos asesinos de masas potenciales deberían ser eliminados de la faz de la tierra antes de que sea demasiado tarde. Habría que conseguir un sistema legal de eliminarlos – al menos de las calles y de las oficinas públicas – antes de que ellos hagan legal eliminarnos a nosotros. Si no recuerdo mal conocí  a Holdren en una cena, en la Society of Fellows (Harvard). El compañero (fellow) que me lo presentó dijo que era una persona con la que se podía uno divertir 😉

Fuente

Nota: Luboš Motl es un notable físico teórico, coautor de la Matrix String Theory. Y como véis, es un poco heterodoxo en cuestiones políticas. También es experto en comunismo, por experiencia propia. Para más información, en Wikipedia –>.