Hay que reconocerle a UPyD su esfuerzo por dar explicaciones. Y a porta gayola. En blogs donde se les puede contestar sin censura previa (al menos en los dos principales). Y eso no solo es importante y meritorio, sino que es el único partido político de toda España que lo hace. Así que empecemos por precisar que al hablar de UPyD, y criticarla, no estamos hablando de algo igual al resto de la mierda. Al menos, todavía no.

Se pueden ver las explicaciones de la cagada en los tres blogs que vienen al caso:

  1. comentario de Rosa Díez –>
  2. comentario de Carlos M Gorriarán –>
  3. comentario de Gorka Maneiro –>

Todos los argumentos giran en torno a lo mismo: -¡Mamá, mamá, que no me han llamado! Adornados, por supuesto, con lindos aderezos sobre el respeto a las formas democráticas, y algún inevitable cuerno retorcido por el orgullo herido.

CMG: en el momento de escribir estas líneas, nadie del PP ni del PSE se ha dignado llamar a Gorka Maneiro Labayen para dar explicaciones, recabar opiniones y, como parece lógico, el voto.

Rosa Díez: Los partidos hacen sus acuerdos para repartirse los puestos, y una vez que suman los votos que necesitan, dan por zanjado el asunto. No son conscientes de que el Parlamento representa al conjunto de los ciudadanos. Y que a todos ellos, a todos sus representantes, se les debe al menos la cortesía (que yo creo que es más que cortesía, que es un deber democrático) de ser informados de los acuerdos alcanzados y de las personas que van a ser propuestas para dirigir el Parlamento (que es de todos) durante cuatro años.

Gorka Maneiro: Si no quieren explicarnos su propuesta, será que no quieren nuestro voto. (…) Podría haber bastado una llamada o una reunión para que nuestro voto fuera sido el que, según dicen ahora, esperaban. Pero un partido político, aunque pequeño como el nuestro, debe ser serio y guiarse únicamente por lo que escucha o ve, no por lo que imagina.

Parece claro, ¿no? Resulta que UPyD no podía votar a Quiroga sin saber lo que Quiroga iba a hacer con su presidencia. Tiene su lógica. Si no le llaman, a UPyD le da lo mismo quien dirija la cámara. ¿Total, para cambiar una cara por otra, qué más da, no? Es de suponer que si los batasunos estuvieran en la cámara, y el más bestia de todos ellos se presentara para presidirla, UPyD no se molestaría en votar en contra, si no le llaman para explicarle lo que toca.

La pregunta es: ¿Llamó UPyD a Quiroga para saber lo que Quiroga iba a hacer con su presidencia? ¿O piensa UPyD que le hemos votado para que ejerza de reina madre, se ate los machos al orgullo, y no tome decisiones si no le llaman para explicárselas?

Rosa Díez: Actuaremos en Vitoria como lo hacemos en Madrid.

Pues esa es la cagada, Rosa. Que en Madrid hay (más o menos) una democracia, y aquí ni por el forro. Una cosa es que, como hacéis en Madrid, si hay una propuesta política que os convence, la votáis, sea la propuesta de quien sea. Fenomenal. Si, por ejemplo, EA hace una buena propuesta sobre lo que sea, claro que debéis votar que sí, aunque lo proponga EA. O quien sea. Pero, ¿prefieres al PP presidiendo la cámara, o al PNV? Ah, como no te llaman para explicártelo, entonces no son más que cambios de caras, y te da igual. Pues eso:

cagada

¿No habéis oído hablar del voto crítico? No podéis votar lo que os parece bien (todos decís que os parece chupi que Quiroga ocupe el cargo), y criticar a cointinuación lo que debáis de criticar?

Lo dicho; como niños. ¿O como políticos “de los de siempre”?