Ah, las pelas; sigue a la pasta si quieres dar con el criminal. Seguro que eso es lo que recomendaría el teniente Colombo.

La pasta sucia. Es la acusación de siempre, y como siempre, cuando no hay argumentos, se recurre a los ataques <i>ad hominem</i>, como si eso fuera un argumento válido en ciencia. Los escépticos de la alarma del calentamiento global (los alarmistas les llaman “negacionistas”, muy amablemente), están financiados por las petroleras multinacionaes para sembrar la duda sobre lo que no tiene duda. Pero acaba de pasar un caso donde se ve a la perfección esta “financiación petrolera”.

Buena parte de la discusioń sobre el clima está ocurriendo en webs y en weblogs. Primero porque es un sistema rápido y eficaz de intercambio de opiniones. Pero está muy potenciado por la dificultad para los escépticos de publicar en las revistas científicas principales, que hacen todo lo posible por silenciarlos. Curioso, porque si los escritos que presentan fueran malos, o ridículos, la mejor táctica contra ellos sería publicarlos y destrozarlos a la vista de todos. Se ve que no pueden, y por eso les niegan la publicación.

Los dos mejores weblogs de los escépticos son ClimateAudit.org y WattsUpWithThat.com . Son los mejores a juzgar por el tráfico, por los enlaces, por las citaciones que reciben en la prensa escrita, y por los premios.

ClimateAudit nació como herramienta de colaboración para el estudio de los trucos estadísticos del infame “palo de hockey” de Mann, y consiguió desacreditarlo completamente. Luego amplió su cobertura, pero siempre con énfasis en la estadística. Muy importante, porque en el uso de la estadística está buena parte del cuento del alarmismo.

WattsUpWithThat.com nació también (en origen como SurfaceStations.org), de un esfuerzo colectivo. El control de la calidad (la mala calidad) de la red de estaciones meteorológicas USA, y de los “ajustes” que hacen las agencias a los datos en crudo. Aunque ahora es de temática mucho más general.También ha tenido gran influencia científica porque ha hecho corregir bastantes datos y prácticas en las mediciones de temperatura. Y sobre todo, nos ha hecho darnos cuenta de la relatividad de esos datos de tempeatura.

Con estos precedentes, ser nada menos que las dos herramientas princiales de comunicación del “escepticismo”, cabría esperar que sus autores fueran a estas alturas un par de millonetis bien engrasados por las multinacionales del petróleo. ¿Es así? No lo parece. Hace tres semanas se le estropeó un disco duro a ClimateAudit.org, y estuvo tres días enteros fuera de servicio. Y así nos enteramos que es el propio autor del blog, Steve McIntyre, quien se encarga de mantener y pagar el servidor y el sistema. Vamos, que no solo se deja las horas de trabajo, sino que pone su propia pasta en el empeño. ¿Donde están las petroleras? ¿Es que no leen ClimateAudit.org? ¿No saben quien derribó el “palo de hockey” de Mann? ¿Ni quien está haciendo polvo el calentamiento de la Antártida del Steig 2009?

Pues naina. Nada por aquí, nada por allí, no hay petroleras por ningun sitio. Ni pasta.

El caso es que al coincidir Steve Mcintyre con Anthony Watts (el de WattsUpWithThat.com) en la 2ª Conferencia Internacional sobre Cambio Climático, y hablar sobre el caso, Antony le convenció de que no podía seguir así. Y no solo porque podía tener otra suspensión del servicio en cualquier momento (el servidor es viejo), y dejar colgada a mucha gente, sino porque se podían perder un montón de datos que tenemos enlazados desde muchas otras webs. (Doy fe de que en el caso de PlazaMoyua.org esto es así).

Así que Watts le propuso un cambio de servidor y un sistema que previniera disfunciones parecidas en el futuro. Y se ofreció a montárselo.

– ¿Y cuanto sería eso?

– Ponle unos 1.800 $ – 2.000 $ de hardware, buscando lo más barato, pero suficiente.

– Es mucho dinero.

– Hmm … . Déjame hacer una cosa. Dame permiso para pedir la pasta a nuestros lectores, en tu web y en la mía. Les cuento el caso, les digo lo que vamos a hacer y lo que necesitamos comprar, y seguro que se portan. Aprecian lo que haces y saben lo que cuesta. No te pueden fallar.

Y en efecto, Anthony explicó es asunto en las dos webs, y puso in botoncito de “donate”. Creo que fueron menos de 24 horas lo que tardaron en conseguir el presupuesto, de 40 en 40 dólares. Incluso hubo protestas porque algunos alegaban que no les había dado tiempo a enterarse y realizar la donación. Así que ante la petición, han ampliado el plazo de donaciones, y van a tener una bolsa para imprevistos, o para mejorar la calidad del hardware presupuestado.

Y esa es la asquerosa financiación petrolera que tienen las dos mejores webs escépticas. Comparadlo con su contraparte, la mejor web alarmista: RealClimate.org , donde escribe Mann y su tropa.

soil@ubuntu:~$ whois realclimate.org
Domain ID:D105219760-LROR
Domain Name:REALCLIMATE.ORG
Registrant Organization:Environmental Media Services
Admin Organization:Environmental Media Services
Tech Organization:Environmental Media Services
soil@ubuntu:~$

Y preguntaros quien es Environmental Media Services. Aquí lo explican —>.

Lo decía muy bien el Dr. Richard Lindzen en la inauguración de la 2ª Conferencia Internacional sobre Cambio Climático: es una pelea cuesta arriba. Pero así es la vida.