Querida Rosa María.

Te parece muy mal que Aznar y Klaus participen en una conferencia de promoción / explicación de la llamada versión escéptica del “cambio climático”. Aznar y Klaus no son científicos, efectivamente. Son políticos. Los políticos tienen que tomar decisiones políticas, que nos afectan a todos. Y para tomar decisiones políticas es bueno, es necesario incluso, hablar de ellas. Y Aznar y Klaus están denunciando un ambiente en el que no se puede hablar de si el CO2 es un peligro, o no lo es.

Verás, Rosa María, tú llamas “negacionista” [–>] a quien pone en cuestión las opiniones del IPCC. Y no dudo que sabes de sobra que esa palabra, negacionista, viene de los nazis que negaban el holocausto. Y me lo estás llamando por ejemplo a mi, (muchas gracias), porque me preocupo por saber qué fundamento hay detrás del alarmismo de Al Gore (que debe ser santo) y de la tropa de la ONU en torno al IPCC. Pues bien, esa es una buena forma (y bastante violenta)  de intentar que no se pueda hablar del asunto. Que es lo que tú quieres, porque posees una verdad. Pero no es la mejor forma de llegar al conocimiento y de tomar decisiones con un poco de perspectiva.

Y en ese aspecto, en el de poseer una verdad y no admitir la discusión, es en lo que recuerda el alarmismo a las religiones. Hacen lo mismo. Pero la cuestión CO2 es una cuestión científica, y debería abordarse con una mentalidad científica, y no religiosa.

¿Tienes idea de cuantos, y de qué calidad de científicos discuten lo del CO2? [–>] ¿Tienes idea de en qué consiste la discusión? [–>]¿Tienes idea de hasta qué punto se ignora lo básico sobre como funciona el clima? [–>] ¿Sabes que discuten y no saben ni siquiera si el vapor de agua, que es el principal gas invernadero, calienta la atmósfera (por el vapor de agua propiamente dicho) o la enfría (por las nubes)? [–>] ¿O si las nubes son una realimentación, o un forzante radiativo? [–>] ¿Sabes que todo el asunto ese del supuesto peligro del CO2 viene de unas modelizaciones matemáticas hechas por una gente con una ciencia que está naciendo, y (probablemente) ignora más de lo que sabe? [–>]¿Sabes que esos modelos matemáticos (probablemente) no han producido predicciones confirmadas hasta el momento? [–>]  Ya tienen veinte años algunos de esos modelos, y (probablemente) no han dado ni una en el clavo [–>]. ¿Sabes que en realidad ni el más exagerado de los alarmistas propone que el supuesto peligro de calentamiento viene del CO2 directamente, sino de la “sensibilidad” del sistema climático a un ligero aumento de temperatura? [–>] ¿Sabes que (probablemente) el clima ha sido más caliente que ahora, muchas veces, sin mostrar tal “sensibilidad” ni dispararse hacia el achicharramiento? [–>] [–>] ¿Tienes idea de cuanto es ese terrible aumento del CO2 del que tanto hablan? [–>]Pues todas estas dudas, y más, podrían aumentar tu conocimiento. Pero supongo que el conocimiento no te importa, porque ya tienes una verdad. ¿Pero, sabes quien se ocupa de la verdad? La religión. ¿Y sabes quien se ocupa del conocimiento? La ciencia.

Pues eso es lo que tratan de explicar Aznar y Klaus, a pesar de tus insultos. Y yo me atrevo a pedirte que no me llames “negacionista”, porque es muy feo, y no hago nada malo. Solo intentar conocer, e intentar que las cosas se discutan antes de tomar las decisiones. No me parece como para ponerse a insultar.

Gracias.