¿Es posible que también en esto nos estén contando fantasías? Da la impresión de que los alarmistas, una vez más, seleccionan los datos en vez de ponerlos todos. Y con esa selección interesada consiguen crear la alarma.

En realidad no es ninguna novedad, aunque no os la cuenten. El trabajo de Johanesenn es de 2005. Descubrió, midiéndolo con satélites, que la capa de hielo y nieve de Gorenlandia está siguiendo dos pautas distintas, dependiendo de la altura. Por debajo de los 1.500 metros pierde unos 2 cm al año. Pero Groenlandia es muy alta, y esa cota de 1.500 supone solo los bordes de la inmensa isla, lo que está cerca de la costa. Donde desembocan los glaciares que, en efecto, sufren deshielo en su tramo final. Pero en el resto, que es la mayor parte, el hielo y nieve gana todos los años en altura unos 6 cm. La media, contándolo todo, es de crecida del hielo de 5,4 cm. al año. El estudio es de Ola M. Johannessen, y se puede ver aquí –>.

Ninguna novedad, ya digo que es de 2005. ¿Pero, a que no habíais oído hablar de este trabajo? Pues yo tampoco.

greenland-ice-growth

Y para abundar en la demostración, Anthony Watts pone en su blog [–>] una dato anecdótico, puntual, pero muy potente gráficamente. Fotos de dos grandes estaciones de radar que montó allí la US Army cuando la guerra fría, llamadas Dye-2 y Dye-3. Se inauguraron en 1960, dentro del proyecto de alarma temprana de misiles soviéticos. Y, como es natural, se construyeron bien por encima del hielo. Las estaciones perdieron su uso militar y fueron semiabandonadas en 1990. Como curiosidad, de Dye-3 se sacó el cilindro de hielo más profundo de los 20 que se sacaron en Groenlandia en el proyecto GRIP (Greenland Ice Sheet Project). 2.037 metros de profundidad.

Las fotos:

dye31972

DYE-3 en 1972

Dye-3 en 2006

Dye-3 en 2006

Dye-2:

Dye-2 en 1966

Dye-2 en 1966

Dye-2 en 1998

Dye-2 en 1998

Dye-2

Dye-2