Así describe Jorge Moragas, del nuevo PP, a eso que se conoce como “este pais”, “el estado”, o incluso España, aunque cada vez menos.

Todos sabemos lo que quiere decir Moragas. Quiere decir que los nacionalistas no son tan malos chicos como venían siendo, y que eso de las “identidades” como sustituto de ciudadanía puede que tenga su aquél, dependiendo de cuantos pactos de gobierno haya pendientes. Pero no me importa ahora tanto lo que quiere decir, como lo que efectivamente dice. Porque eso de “tan diverso y plural”, puede que suene muy bonito, o puede que sea … una chorrada.

¿Es especialmente diverso y plural? ¿Comparado con cual otro? Comparado por ejemplo con Nueva Guinea – Papúa, con sus más de setecientas lenguas y mil “culturas” distintas, francamente no. Es mucho menos diverso y plural. ¿Y comparado con un vecino bastante parecido, como por ejemplo Italia? ¿En qué es más diverso y plural España que Italia? En nada. ¿Y Francia? Pues … ejem, parece que tampoco. Ambos tienen antiguos reinos o estados independientes que ahora son regiones de una nación más grande, ambos tienen lenguas varias (dialectos le llaman en Italia, pero son tan lenguas como las de aquí), y ambos tienen orígenes y mezclas étnicas bastante diversos (si es que eso tiene alguna importancia). Y, sin ir más lejos, los dos tienen tantos vinos y quesos como nosotros, o probablemente más. ¿Donde esta nuestra tan peculiar diversidad y pluralidad? Bueno, al menos, lo que no se puede discutir es que España es mucho más diversa y plural que … ¡Lichtenstein!

¡Bravo, Moragas! ya nos vamos entendiendo. Y vamos entendiendo al nuevo PP.

pais tan diverso y plural