Cambio climático: ¿una cuestión política?

Parece natural que la importancia y los efectos del cambio climático despierten mucha discusión, así como las dudas sobre qué hacer, o no hacer, al respecto. Es muy comprensible que haya quien alerte sobre las medidas que “los verdes” en general proponen, y las pongan en cuestión. Después de todo las intervenciones para corregir la naturaleza han producido muchos fracasos, cuando no han provocado problemas mayores que los que querían corregir. Lo que no se entiende muy bien es que algo que debería ser puramente técnico (técnico-biológico y técnico-económico) sa haya convertido en una feroz discusión política izquierda-derecha. Y mucho menos que se niege el cambio climático mismo.

Los más lanzados comentaristas de la derecha política se sienten impelidos a hacer constantes, y bastante estúpidas, gracias sobre el asunto, sin que podamos comprender bien el por qué de esa pulsión. Todo es discutible, menos los hechos. Pero reirse de los hechos, parece algo que ya entra dentro de lo patológico.

En Ciencia Kanija, en una entrevista sobre un nuevo libro de Stephen Hawking, nos encontramos esta frase del autor:

“I’m very worried that global warming might become self-sustaining and the temperature might continue to rise even if we cut (carbon) emissions. I hope we have not reached that point yet but it is urgent,”

Fuente

Pero el listillo graciosísimo de Federico Jiménez Losantos (y toda la COPE en tromba) , cuando tengo el aplomo como para tomar el café del desayuno oyéndole, si ese día no hace calor, tiene que hacer grandes risas sobre el calentamiento global. ¡Y les achaca falta de rigor a los científicos (y demás) que se preocupan por el asunto!

En fin, pongamos un par de hechos.

Uno curioso, tal vez incluso errado, pero que no hemos oído mencionar antes y lo comentamos por si alguien tiene algo que decir al respecto. Se están pescando desde hace unos años dorados en el Cantábrico, en verano. Dorado, Coryphaena Hippurus, Llampuga, Dolphin-fish, o Mahi-mahi. Es un pez de aguas templadas a cálidas, con una máxima predilección por temperaturas entre 23º -25º C. Que sepamos nunca se había pescado antes en el Cantábrico. Al contrario, había que llegar a zona de alisios para encontrar los primeros. o si no en el Mediterráneo.

Y parece que esto se puede confirmar porque, salvo que alguien nos de un dato en contra, no encontramos ninguna publicación donde salga un nombre en vascuence para esta especie. Y un pez que no tenga nombre en vascuence, no puede ser un pez propio del Cantábrico, hasta muy recienemente. Sobre todo si se trata de un bicho tan espectacular, voraz, apetitoso y fácil de pescar como el dorado. Una captura que suele oscilar entre 1 y 2 metros de envergadura, y 10 a 40 kg de peso. ¿Correcto?

mahi-mahi

 

Y algo más serio. El Mundo de ayer:

2007 superará el record de 2005

Se acelera el deshielo del Ártico

RAFAEL BARQUÍN

MADRID.- Gran parte del océano Ártico está cubierto por una capa de hielo de espesor y extensión variable. Con el calor del verano el hielo disminuye, alcanzando un mínimo en el mes de septiembre. Entonces es el mejor momento para navegar.

Pero desde hace unos años la navegación en el Ártico se ve facilitada por el calentamiento global. Ya en septiembre de 1995 el “paso del noroeste”, a lo largo de la costa norte de Rusia y Siberia, estuvo prácticamente libre de hielo. Pero, sobre todo, en 2005, la reducción de la capa de hielo fue espectacular. Un barco convencional hubiera podido partir de la Isla Victoria, en el Norte de Canadá y, bordeando Alaska, Siberia, Noruega y Groenlandia, habría llegado a la isla del Príncipe de Gales, a sólo 500 kilómetros del punto de partida. En septiembre de 2007 quizás pueda circunnavegar por completo el océano Ártico.

Los datos de los que dispone el National Snow and Ice Data Center (NSIDC) para 2007 indican que el deshielo será aún más intenso que en 2005. Hasta mayo la pérdida de espesor y extensión fue más o menos similar; pero desde junio hubo una aceleración, de modo que ahora mismo la capa de hielo ya es casi tan pequeña como lo era el 29 de septiembre de 2005, cuando se alcanzó un récord. Es prácticamente imposible que no siga reduciéndose y que, por tanto, en 2007 se supere la marca de hace dos años.

La causa de este fenómeno es el calentamiento global, que resulta particularmente intenso en las zonas polares. Todos los modelos predicen que el mayor incremento de las temperaturas tendrá lugar en esas regiones. Aunque la existencia de veranos un poco más largos e inviernos un poco menos duros pueda favorecer a los pocos pobladores del Ártico, las consecuencias sobre los habitantes del resto del planeta serán menos gratas, especialmente por la elevación del nivel de los mares.

Gráfico que recoge la reducción, año a año, de la extensión de la capa de hielo del Ártico (NSIDC)Gráfico que recoge la reducción, año a año, de la extensión de la capa de hielo del Ártico (NSIDC)

Mucho nos tememos que las risas de Jiménez Losantos y de Libertad Digital no van a cambiar las mediciones del NSDIC.