Oteando un horizonte de por lo menos cinco años de paro por encima del 20% de la población activa, crecimiento próximo a cero, deuda pública superior al 100% del PIB y con enemigos internos desatados en su propósito de destruir la matriz de nuestros derechos y libertades, o espabilamos o no habrá brote verde ni destello lírico que nos salve.

De la …

No creo que se haya visto muchas veces un partido que se deshace después de conseguir una mayoría absoluta, y un nivel de poder regional como no había tenido nunca. Ni un partido que despierte tanto rechazo entre los que le han llevado al poder con su voto. Y aquí “rechazo” es un eufemismo francamente edulcorado.

¿Servirá de algo? Debería. Desde luego que está por demostrar que Ciudadanos, UPyD y Vox vayan a comportarse como dicen – en caso de gobernar. Pero sí está demostrado que el PP y el PSOE son un problema, y bien gordo. Y además, un problema sin posibilidad de arreglo. Lo que sí se les podría pedir a los tres nuevos es que vayan cogiendo postura antes de pillar poder. Por ejemplo, ante esa idea muy extendida de la necesidad de “pactos de estado” para enderezar minimamente las cosas, podrían empezar a establecer acuerdos entre sí, explicitando qué cosas están dispuestos a convenir una vez hayan descabalgado a los dinosaurios. O sea, haciendo visible cómo cambiarían las cosas -si lo hacen- en caso de que el rebaño se anime a darle la vuelta a la tortilla.

Tal vez sea agarrarse a un clavo ardiendo. Tal vez sea tarde. Pero si no se prueba, nunca se sabrá. Así que bienvenidos sean los tres mosqueteros, que entre sí bien podrían abarcar algo parecido al 70% de la ideología posible.

Al hablar de estos partidos que están surgiendo, muchos teníamos la tendencia a pensar en un “tercer partido”. Un partido cuyo éxito  obligara a cambiar a los partidos dinosaurio. Pero parece que Carpetovetonia ya ha demostrado que eso es imposible. ¿Por qué no ser ambiciosos, y pensar entonces en todo un nuevo sistema – con varios partidos nuevos?

Quedarían los liberales. Dado que no parecen capaces de ponerse de acuerdo entre sí en quiénes son los liberales, tal vez tendría más sentido que intenten que los tres mosqueteros, cada uno en su línea, se acerquen lo más posible a la libertad. Y que entiendan -a veces les cuesta- que para tener una sociedad liberal hay que empezar por partir de una sociedad funcional.

¿Es menos negra la noche hoy? Hmmm, tal vez. Tal vez … un destello lírico que nos salve.

Luis H. Les

Posiblemente muchos de nuestros habituales han leído la Voz de Galicia de ayer en donde publican un art.  Con título “DIMITE LA CÚPULA DE UPYD EN GALICIA….” . También ayer, en el programa  que dirige Luis del Pino,  “SIN COMPLEJOS” y en la tertulia del mismo, se discutió la posibilidad de coaligar_SE  UPYD  con Ciudadanos. De ambas noticias, adjunto los testimonios para una mejor valoración de los hechos. Pedro J, en El Mundo de ayer , insiste en la necesidad imperiosa de la coalición

Del  asunto primero, la dimisión de la cúpula gallega , no  nos puede sorprender a los que nos encontramos  en este foro por la información y experiencia que acumulamos pero sí, una vez más, cuando escuché el programa de Luis del Pino, no pude evitar preguntarme otra vez :  ¿ Qué grado de responsabilidad tienen los medios de comunicación en la situación a la que hemos llegado en España?. ¿ De verdad el Sr. Luis del Pino desconoce el descalabro de UPYD en Cataluña, Baleares, Cantabria, P. Vasco, Galicia, Andalucía, Valencia, Castilla, Asturias, Extremadura, Baleares, etc., etc.,   ….?. ¿ Tampoco conoce Luis del Pino que los afiliados no tuvieron acceso ni control en el recuento de los votos del primer congreso de UPYD o las múltiples bajas  tras  un congreso antidemocrático o las expulsiones sin derecho a defensa en una flagrante usurpación de los derechos de los afiliados ?. ¿ Conoce el Sr. Luis del Pino que las múltiples  bajas tras el  decepcionante Congreso, son de personas de alta cualificación profesional  que con su generoso esfuerzo, son los que colocan  en el Parlamento  Rosa Díez y esta, una vez en él, rompe los compromisos fundacionales ?. ¿ De verdad se cree Luis del Pino que son los  SERVICIOS PROPIOS DE INFORMACION infiltrados ( ¿se refiere a servicios secretos infiltrados ?) para destrozar el partido ?.  ¿ No es el periodismo el ejercicio de búsqueda de la verdad para defenderla ?

Las opiniones de Luis del Pino, sin complejos,  son de alucine en tecnicolor. A partir de minuto 102  -01h. 42’- uno  se queda anonadado escuchando cómo un periodista, que siempre me pareció bueno, puede manejar  la información desvirtuando o desconociendo  la realidad de la manera que lo hace,  llegando a decir que no le importa por innecesario, la falta de democracia interna de los partidos políticos. Es decir que un Sr., o una cúpula ,  elijan a dedo las personas que van a ocupar los diferentes cargos públicos de su partido, no es importante; que un Sr., se acomode 30 años en una poltrona como consecuencia del DEDAZO, no es relevante ni trascendente para él; no es importante para él partidos de pensamiento único . Pero es que no se queda tranquilo con su desnudo ideológico, sino que además, da a entender que  en la ALTERNATIVA al primer congreso de UPYD, había supuestamente infiltrados,  espías malos .

Las  preguntas podrían ser : ¿  ESTARIA ESPAÑA EN LA SITUACIÓN QUE ESTÁ SI LOS MEDIOS HUBIESEN SIDO LIBRES ?.  ¿ Hay libertad de prensa en España ?

Así las cosas, diversos medios de comunicación sobradamente conocidos,  se esfuerzan en que se materialice la coalición  Ciudadanos – UPYD a los que se supone unirían otras fuerzas  de nueva creación con Vidal Cuadras a la cabeza.

¿ Sería positivo para España  una coalición formada  por  Ciudadanos , Reconversión Democrática  y  UPYD ?. ¿ Quién debería liderarla ?

Ante una supuesta coalición de estos partidos minoritarios pero emergentes, ¿ qué posición deberíamos tomar en MCDC cómo asociación o grupo ?

ARCHIVOS ADJUNTOS

Nota / enlace [-pm]. Pedro Larrauri, que aun sigue en UPyD, está haciendo muchas entradas en su blog sobre el leninismo gorricrático. La última va sobre esto mismo. En todo caso, hace un buen seguimiento.

Savater:

Fernando Savater dijo en voz alta lo que bastantes delegados y simpatizantes deUPyD piensan a menudo: que UPyD debe acercarse a otros partidos similares, en referencia al incipiente Movimiento Ciudadano de Albert Rivera; y reclamó que los “personalismos” no debían impedir ese acercamiento. La crítica a Rosa Díez no fue nada indirecta, pero el aplauso de los reunidos fue mayúsculo y casi unánime. Sólo la aludida guardó silencio y se negó a secundar la ovación, en un gesto que evidencia su disgusto por la frase y, aún más, por su contenido: si en el pasado despreció una alianza conRivera, ahora nada indica que eso vaya a cambiar [-->]

Arcadi Espada:

Hay, por último, una cuestión de orden moral que los obliga, a mi juicio, gravemente. Estos dos partidos, nacidos de las experiencias discriminatorias y excluyentes de los nacionalismos catalán y vasco, han situado en el eje de su política la superación de los antagonismos irracionales. Frente al discuso de la disgregación han ofrecido siempre el de la unidad y el de la solidaridad. No parece que puedan permitirse incumplir con el ejemplo. [Un congreso fallido -->]

Santiago González:

Y Carlos Martínez Gorriarán, que parece haberle copiado a Iñaki Oyarzábal su asombrosa debilidad por Twitter, no paró ayer de descalificar al partido de Albert Rivera al que calificó de ‘Movimiento de Tertulianos’ y de polemizar con gratuidad y algo de arrogancia, con tuiteros que se presentaban como votantes en trance de pensárselo.

Véase:

gorriaran-en-twitter

Rosa Díez sigue teniendo la palabra. Y también Albert Rivera, pero llama la atención una cierta búsqueda del desencuentro, un error. Quien haga más méritos para que ambos partidos no se entiendan, tendrá más probabilidades de pagar la factura en las urnas. [¿Qué pasa en UPyD? -->]

De los tres, la crítica más fuerte y directa es la de Savater. Y en la guarida del lobo. No hacía un ejercicio como de tomar distancia, y repartir culpas y responsabilidades en un brochazo grueso.

No debemos huir, por personalismos, de unirnos con otros partidos” que sean similares.

Con la responsabilidad de estar dentro de UPyD. No se ocupa de lo que tiene que hacer C’s o Rivera, sino de señalar lo que se le debe de exigir a UPyD y a Rosa Díez.

Y el relato público no ofrece demasiadas dudas. Ciudadanos y Rivera no se cansan de declarar que ya han ofrecido tres veces pactos a Diosa Díez, sin la menor oportunidad. Pero que lo seguirán haciendo. Por el contrario, los 2 líderes de UPyD no dejan de repetir, a la que les ponen un micro o un Twitter por delante, que ellos no contemplan tener nada que ver con gentuza de “extrema derecha”. No parecen darse cuenta de que esa reacción puede hacer pensar a la gente una idea distinta sobre hacia donde apunta la flecha que señala a la gentuza.

rosa-y-gorri

Octavio

Albert Rivera nos ha retado a  formar parte de una conjura y para ello nos ha ofrecido un acuerdo de mínimos, porque para mí eso es el manifiesto y los discursos que he escuchado.

¿Cuál es mi opinión? Considero  que la formulación de esos mínimos  no solucionan mucho pero ayudan,  por poner un  ejemplo… las listas abierta “per se”  no significan ningún avance… ¿a qué nos referimos, a listas abiertas en los proceso internos de los  partidos? ¿A listas abiertas en las elecciones? ¿A ambas cosas?   Solo si las “listas abiertas”  son precedidas de primarias,  abiertas a los ciudadanos interesados a participar en ellas pueden ser una buena solución,  en cualquier caso, la elección directa del representante en circunscripción única…es mejor. 

Pero para aquellas no se necesita cambiar la Constitución… y para estas últimas sí.

Querer cambiar la Constitución es una aspiración legítima a la que no renuncio…. y no lo hago, porque las soluciones mínimas son placebos,  no remedios efectivos, pero eso no significa no respetar la Carta Magna sino apelar a ella misma para cambiarla.

De lo oído allí, el sectarismo ideológico puede ser combatido con cultura y educación… la educación podemos mejorarla sin sectarismo y con  “mucha” cultura, pero ambas cosas y además, acabar con la Partidocracia, el problema  territorial, y  la corrupción institucional son imposibles sin cambiar la Constitución; la politización de la justicia y la separación de poderes no se consigue sin cambiar la Constitución.

¿Y entonces porque apoyo ese acuerdo? Pues en este caso, por los sujetos no por el objeto. Y cuando digo los sujetos no me refiero a los que hoy han estado en el estrado, que también,  sino a la marea de “interés” que tenían enfrente, en la sala contigua, en la calle, en las redes.

Porque ese acuerdo de mínimos, el objeto,  es un “deja vu” mil veces repetido pero no por reiterado hemos avanzados unos milímetros en su consecución.

Nada se ha conseguido hasta ahora,  ni lo más  mínimo…. y en la sala había interés  real por que esta vez se consiga algo, hay interés real por hacer algo.

Y ese interés de los sujetos en que se consiga lo acordado,  cuando  se enfrente a la realidad que cambios nimios no sirven , será el que nos lleve a luchar por cotas mayores, no por convencimiento previo de que sin tales nada es posible , convencimiento que solo algunos tenemos sino por lo imparable del proceso regenerador  una vez  que se ponga en marcha si se hace de manera seria.  Sucesos nimios  producen resultados revolucionarios cuando se dan las condiciones y   el momento justo.

Lo he comentado alguna vez,  no me veréis hacer bandera de la república cuando tantas veces me he confesado republicano, pero es por el mismo motivo…porque sé,  que un proceso auténticamente democratizador la república es resultado no objetivo.

En este caso ocurre lo mismo,  en las actuales circunstancias a los que se enfrenta la Nación, la conjura del Goya es un objetivo mínimo , pero el resultado, una vez puesto en “movimiento” el proceso… es impredecible.

Gerardo Hernández Les

A propósito del comentario de Luis Bouza [-->] sobre el artículo de La Voz de Barcelona (Rubalcaba no resuelve el problema…….), me gustaría decir que el planteamiento que subyace es muy sugerente y el debate que ha suscitado muy interesante, pero hay dos aspectos en los que me gustaría aportar un enfoque algo distinto.

En primer lugar, abrigar esperanzas en una posible alianza liberal-progresista (representada por Ciudadanos) con la socialdemocracia que supuestamente representa el PSC, puede tener sentido como unidad estratégica para intentar apartar del poder en Cataluña a las formaciones independentistas, pero, en mi modesta opinión, es una mera elucubración idealista si con esa alianza se pretende poner en marcha un proyecto que se proponga un objetivo máximo de regeneración democrática del país. Esto es otra cosa y parece que es a lo que apunta el comentario de Bouza. Este planteamiento no me parece posible con el actual PSC (hablando de Cataluña), como tampoco me lo parecería con el PSOE a nivel nacional.

Tanto el PSOE como el PSC padecen una crisis más profunda que la que indican sus malos resultados electorales. Una crisis de identidad y de pérdida de referencias que, en ambos casos, exige una renovación –o mejor una refundación- que no parece posible a corto plazo, porque, de darse, supondría la defenestración de sus principales cuadros políticos. Estos suicidios colectivos no ocurren en política, salvo que los precipiten acontecimientos externos ajenos a la voluntad de los líderes.

El PSOE no está pensando en renovar el partido –aunque unas inevitables primarias traigan el intercambio de cargos orgánicos entre los que han mandado siempre-, sino en una supuesta renovación del programa (el inexplicado modelo federal y un probable maquillaje cosmético de la ley electoral), que les permita reconquistar a los votantes descarriados y regresar al poder, que el PP les devolvería por mor de su malhadada gestión. Y ese nuevo PSOE en el gobierno será, en lo esencial, el mismo de siempre, el que sus dirigentes (y sus militantes) no quieren enterrar. ¿Alguien cree que con este partido –y su franquicia en Cataluña- se puede pensar en alianzas para acometer las reformas que España necesita?

Por otra parte, la cuestión referida a una posible –para algunos deseada- fusión entre UPyD y Ciudadanos me produce escepticismo y un cierto desasosiego. Viví en directo en el Consejo de Dirección de UPyD –y no voy a entrar en detalles- el rechazo hostil de Rosa Díez y de Gorriarán (con la aquiescencia de la mayoría de los miembros del consejo) hacia Ciudadanos y su líder, para pensar ahora en una remake de aquello. Personalmente, no veo en estos momentos a Rosa compartiendo liderazgo con un Rivera más hecho y consolidado que hace cuatro años, cuando no quiso hacerlo en circunstancias donde la asimilación política era mucho más fácil. Esa oportunidad  ya pasó. De haberse producido, hoy estaría dando probablemente unos réditos que podían ser determinantes en el devenir político del país.

Si hoy esa alianza llegara a darse, creo que Rivera se equivocaría. Si en el presente, entre los líderes que se mueven en la política institucional, hay alguien que puede representar una esperanza de cambio, ese es Albert Rivera. El caso de Rosa es otra historia. Se trata, en el peor sentido de la palabra, de una profesional de la política que no duda en vulnerar principios democráticos elementales si se trata de impedir la coexistencia de opiniones contrarias a las suyas, como pudimos comprobar quienes fuimos purgados en su partido de forma inmisericorde. Rosa es una líder hecha en la vieja escuela autoritaria del socialismo español, y eso imprime carácter sobre el carácter que uno ya pueda tener.

En política no todo es programa, programa, programa, a la hora de pensar en alianzas. Rivera ha consolidado su imagen y ha alcanzado una madurez adecuada para intentar extender su proyecto fuera  de Cataluña sin tener que aventurarse a compartir socios incómodos. Ahora se dan las condiciones que no concurrían hace cuatro años, aunque la tarea se me antoja más que ardua, y no sólo por las dificultades que plantean la ley electoral y la muralla china de las circunscripciones.

Gerardo Hernández Les

Málaga, 16 de enero, 2013

Hay otras cuestiones menores, como el buen resultado de C’s, que triplica pero sin dejar de ser un partido regional fuera de la política nacional

Viene del blog búnquer de Carlos Martínez Gorrirán, analizando el resultado de ayer. Me entero de la frase porque la había criticado Hermann Terstch. Por la soberbia -desde la enanez- que supone. Luego Tertsch ha debido borrar el tuit, porque ya no lo encuentro. Pero está en la cloaca del Gorri, y de allí la copio.

[Nota: Sefuela avisa que he buscado mal, y que el tuit sigue en su sitio [-->]]. Y la explicación:

Muy de Procusto. Está todo el mundo destacando a Ciudadanos como uno de los claros vencedores en la elecciones, y como uno de los pocos detalles relevantes. Pero se trata de una cuestión menor para el egregio filósofo sin filosofía, profesor sin clases, y sin embargo político con silla votado siempre a remolque de unas faldas sonoras.

¿Cómo de menor? Tan menor, que Ciudadanos representa la única voz en Cataluña que se alza contra la losa nacionata. Voz que presumiblemente aumentará mucho de decibelios al lograr grupo parlamentario propio. Porque al menos por obligación legal le tienen que dar alguna cancha. Y pasta. Tan menor que gran parte del éxito del nacionalismo se basa precisamente en haber conseguido callar todas las voces. Pero ahora va a haber una, y con un excelente discurso. ¿Una voz? ¡Quia!, una grieta. La única.

Si será menor el asunto que el único motivo de relevancia de UPyD es su antinacionalismo. Que practica con formidable éxito, pero en Madrid. Si por UPyD fuera, en ningún sitio con nacionalismo en España tendría el menor impacto un discurso antinacionata. ¿O acaso cree Gorriarán que a nadie le importa en el País Vasco otra cosa sobre Maneiro que si vota o no vota junto a ETA? Pero Rivera, asunto menor, produce espectaculares intervenciones parlamentarias que le sacan los colores al mismísimo gran capo prenacional.

Pues ahora, con grupo parlamentario, y saliendo por la tele, multiplica eso por varios enteros. Cuestiones menores para el upydiano. Porque lo que importa de verdad es si un parlamentarín en Asturias le da el gobierno al PSOE e IU, o al PP. Eso es lo que va a salvar España de los nacionalismos periféricos. Y si pueden llegar a decidir lo mismo en la Asamblea de Madrid, ni te cuento. No iba a quedar ni un solo Mas entero.

Que sí, que sí, Gorriarán. Que a Más le va a parar los pies Rosa Díez trincando pacto en Madrid. Y a ETA, Maneiro … votando con ETA. Y es que Ciudadanos no es un partido nacional, como la guay UPyD. Solo son catalanes que intentan resolver un problema de Cataluña, en vez de sentarse a esperar a que se lo resuelvan desde Madrid. Nada menos. Exactamente lo que hace  falta, y en lo que UPyD no puede aportar nada de nada. Ni en Cataluña, ni en el País Vasco, ni en Galicia. Pues casi mejor que vayamos avanzando y mejorando en las “cuestiones menores”, y le dejamos a la rubia y a su tirano de cabecera los grandes expresos europeos. La llave de Asturias y eso. O que ETA tenga los datos fiscales de todos los vascos, vía Maneiro y Diputación de Guipúzcoa. La pera.

Como dice Maleni en los comentarios, UPyD no es más que una copia de C’S, y está estorbando al original. Buena razón (y síntesis) tiene.

Elipticus

El sábado estuve en el congreso constituyente de Sociedad Civil y Democracia (SCD), el partido del queMario Conde es ya oficialmente Presidente (¿alguien lo dudaba?). Ha sido la puesta de largo de la que salen además un comité ejecutivo, y los estatutos definitivos que rigen el funcionamiento del partido.

Normalmente cuando voy a eventos de los que sé que voy a escribir una reseña, suelo tomar notas, apuntar algunas impresiones y cuando menos confeccionar un breve esquema de lo que se dice. No ha sido el caso esta vez, pero no creo que sea necesario en tanto que poco nuevo se añadió allí que no estuviera ya sobre la mesa de su Manifiesto Programático. Además las sensaciones generales no me hace falta tenerlas anotadas para poder transcribirlas.

Sigue en ca’n Eclec:

También en Desdeelexilio:

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 520 seguidores