Eso parecen estar diciendo en la prensa. Miralles, en ABC, según me cuenta Luis Bouza:

“Ro­sa Díez con pro­ble­mas en UP­yD y ru­mo­res de cam­bios.”

Y Segundo Sanz en Vozpópuli:

Fuentes del partido consultada por este diario, ven en esta ensayista, la otra mujer que forma parte del grupo parlamentario de UPyD en el Congreso (cinco escaños) desde finales de 2011, una figura idónea para reconducir el rumbo de la organización y avanza en la “conexión e identificación con los problemas de los ciudadanos”.

Las mismas fuentes sostienen que mientras Díez puede ser vista de puertas para fuera como una “profesional de la política” (o “casta” en la terminología de Podemos), que lleva ocupando cargos públicos durante los últimos treinta años, Lozano representa una percepción antagónica. Ella encarna a la ciudadana de a pie, a una periodista y escritora que quiso implicarse en la política.

¿Seguirá Lorito el camino de abdicación de los últimos dinosaurios de la transición, iniciado por Rey Juan Carlos? ¿Va a rubalcabizarse? Lo que se puede apostar seguro, en UPyD, es que lo que no va a contar en esa decisión es la opinión de los afiliados del partido. Y mucho menos, sus electores. Todo se liquidará en una negociación entre Lorito y Gorri. Y el sitio que le quede al partido va a ser muy problemático. En demagogia para descerebrados es imposible que superen lo de Pablemos. Y ese es el sitio natural de Irene Lozano. Que parece que a diferencia de Rosa Díez ha sido muy receptiva y acogedora del nuevo fenómeno telebasura. Lo considera un “enriquecimiento”. Díez, muy en contra, opina que es “populismo”. Como Syriza, Grillo o Le Pen.

Es una situación surrealista. Se entiende el calificativo de “populismo” que usa Rosa Díez. Se entiende, si nos olvidamos de todas las fantasías saharauis de doña Rosa. Y de “una nueva forma de hacer política”; “dar voz a la gente”; “coger a los políticos por las solapas”; las primarias de mentira; “Un Partido Diferente”; y todo el rosario de caralladas que han ido soltando.

Tampoco puede referirse a la falta de ideología de esos populismos nuevos. Salvo que nos señale la ideología de UPyD, tan escondida. Porque si Grillo no tiene más ideología que el circo, no puede decirse lo mismo de Syriza o Le Pen. O de Pablemos.

Pero yo creo que sí se entiende si pensamos que se refieren a un “lenguaje” diferente. Algo parecido a lo que les pasa a otras momias del PSOE que están hablando. Como Leguina, Ibarra o -más sibilinamente- Felipe González. Que están literalmente acojonados de que la alternativa y futuro del PSOE se dirima entre tres fenómenos de la categoría de Sánchez @ Madina, y Susana Díaz. Tiene guasa. Se han pasado treinta años empeñados en deteriorar la educación, y en “telebasurizar” a la población. Lo que cuenta, decían, no es lo que se hace y lo que se logra. Mucho menos la razón o el conocimiento, tan relativos. Y el esfuerzo es directamente “facha”. No; se trata del sentimiento, de las buenas intenciones, y de lo que uno “es”. Y el mensaje es, sobre todo, la imagen. Juevenil, pastoril, de buen rollito y paraíso.

Era toda una propuesta. Un “shock de modernidad”, probablemente. O un “a España no la va a conocer ni la madre que la parió”. ¡Bingo! Ha funcionado. Y ahora que ha funcionado, protestan porque las arrugas hacen feo en la imagen del paraíso, y les apartan. Y porque en el debate ya no hay conceptos, ni nada que se pueda integrar en algo vagamente parecido a una argumentación. O sea, por Sánchez @ Madina. Exactamente, por su propia creación.

UPyD, tan pequeñita, y probablemente tan irrelevante ya, sin embargo encierra la metáfora del conjunto entero. O eso parece por las noticias que se ven. El tránsito de La Clave a la telebasura, éxito precisamente de los que acabaron con La Clave.

La peña está muy contenta con el discurso de Rosa Díez, el otro día, a cuenta de la tenida de los separatas catalanes. Y es que el que no quiere aprender, no aprende.

rosa-diez-muy-de-confianza

Vía:

rosa-diez-pmarsupia

La anécdota la cuenta Pedro Larrauri en un artículo en el Faro de Vigo.

Destaco:

Cuando en el reciente Congreso del partido un delegado te recordó que tras seis años de vida UPyD tiene 6.000 afiliados en activo, pero ya son 16.000 los ex afiliados, y te preguntó si esa cifra no te debería hacer pensar que hay algún problema, tú le respondiste algo así como que la mayoría de los afiliados que se habían ido eran unos indeseables, que se habían apuntado a UPyD para aprovecharse del partido, para alcanzar cargos, y que lo habían abandonado al darse cuenta de que no iban a poder lograr sus objetivos.

Nunca he pensado que la verdad esté en la cantidad. 16.000 pueden perfectamente estar equivocados contra 6.000. Incluso contra uno solo. Pero si no respecto a la razón, donde la cantidad si es extraordinariamente relevante es en la estadística. Y si 16.000 se equivocan, frente a 6.000, a la hora de acudir al llamado de una música celestial, ¿podríamos pensar que el director de orquesta tiene algunos problemas con el tono?

Y es que no es filosofía; estamos hablando de una cuestión eminentemente práctica. Imagina que vendes camisetas, pones un anuncio, y por cada 100 que te contestan resulta que 72 lo que necesitan son calzoncillos. En una empresa normalmente te despiden por cosas así. Has hecho algo mucho peor que tirar a la basura el 72% de la inversión realizada. Has cabreado a un montón de gente, de forma que se puede prever que la imagen de tu marca acaba de descender espectacularmente. Y, a parte del dinero por la borda, ahora necesitas una nueva inversión para corregir todo ese mal nombre que te has ganado con la gracia.

Pues ni siquiera con eso nos quedamos contentos. No intentamos minimizar la cagada, templando gaitas y tratando de quedar lo mejor que se pueda. ¡Quia! les insultamos con gran soltura y ánimo.

Igual es una estrategia. Lo del insulto, digo. Porque también lo hacen con aquellos con los que aproximadamente el 100% de su electorado potencial cree -y pide- que deberían unir esfruerzos. Hasta el banderín de enganche principal lo pide así.

Por último, Díez no quiso pronunciarse sobre el hecho de que el filósofo Fernando Savater defendiese este viernes, durante la jornada inaugural del cónclave de UPyD, que este partido debería llegar en Cataluña a acuerdos con formaciones “similares”, en clara referencia a Ciutadans. [-->]

Y no hay miedo al rechazo:

Pero naina; insultar es mucho mejor:

Carlos Martínez Gorriarán, ha manifestado en la redes sociales que el futuro de su partido no pasa por seguir el plan de “disolvernos en un invento de ese Movimiento Tertuliano” [-->]

También lo cuenta [-->] Santiago González, nada sospechoso de no ser entusiasta de UPyD:

Rosa Díez era entrevistada el 20 de octubre pasado en El Mundo a doble página. En toda la entrevista, muy interesante,  chirriaba esto:

P.- ¿Le inquieta el nacimiento de Movimiento Ciudadano, de Albert Rivera? Porque defienden lo mismo que ustedes: regeneración, defensa de la unidad de España…

R.- Ciudadanos ya se ha presentado en 2008 a las elecciones generales y europeas (con un partido de la extrema derecha xenófoba europea). Ahora parece que estudian cambiar de nombre para volver a presentarse. Nada que decir, allá cada cual con su estrategia.

Que Libertas [-->] sea “extrema derecha xenófoba” es sacar realmente las cosas de quicio. Pero tiene razón la Rosa; allá cada cual con su estrategia. Por ejemplo, insultar (mintiendo) por doquier. Yo, mientras, me lo acabo de apuntar. A título de honor:

indeseable-en-upyd

Savater:

Fernando Savater dijo en voz alta lo que bastantes delegados y simpatizantes deUPyD piensan a menudo: que UPyD debe acercarse a otros partidos similares, en referencia al incipiente Movimiento Ciudadano de Albert Rivera; y reclamó que los “personalismos” no debían impedir ese acercamiento. La crítica a Rosa Díez no fue nada indirecta, pero el aplauso de los reunidos fue mayúsculo y casi unánime. Sólo la aludida guardó silencio y se negó a secundar la ovación, en un gesto que evidencia su disgusto por la frase y, aún más, por su contenido: si en el pasado despreció una alianza conRivera, ahora nada indica que eso vaya a cambiar [-->]

Arcadi Espada:

Hay, por último, una cuestión de orden moral que los obliga, a mi juicio, gravemente. Estos dos partidos, nacidos de las experiencias discriminatorias y excluyentes de los nacionalismos catalán y vasco, han situado en el eje de su política la superación de los antagonismos irracionales. Frente al discuso de la disgregación han ofrecido siempre el de la unidad y el de la solidaridad. No parece que puedan permitirse incumplir con el ejemplo. [Un congreso fallido -->]

Santiago González:

Y Carlos Martínez Gorriarán, que parece haberle copiado a Iñaki Oyarzábal su asombrosa debilidad por Twitter, no paró ayer de descalificar al partido de Albert Rivera al que calificó de ‘Movimiento de Tertulianos’ y de polemizar con gratuidad y algo de arrogancia, con tuiteros que se presentaban como votantes en trance de pensárselo.

Véase:

gorriaran-en-twitter

Rosa Díez sigue teniendo la palabra. Y también Albert Rivera, pero llama la atención una cierta búsqueda del desencuentro, un error. Quien haga más méritos para que ambos partidos no se entiendan, tendrá más probabilidades de pagar la factura en las urnas. [¿Qué pasa en UPyD? -->]

De los tres, la crítica más fuerte y directa es la de Savater. Y en la guarida del lobo. No hacía un ejercicio como de tomar distancia, y repartir culpas y responsabilidades en un brochazo grueso.

No debemos huir, por personalismos, de unirnos con otros partidos” que sean similares.

Con la responsabilidad de estar dentro de UPyD. No se ocupa de lo que tiene que hacer C’s o Rivera, sino de señalar lo que se le debe de exigir a UPyD y a Rosa Díez.

Y el relato público no ofrece demasiadas dudas. Ciudadanos y Rivera no se cansan de declarar que ya han ofrecido tres veces pactos a Diosa Díez, sin la menor oportunidad. Pero que lo seguirán haciendo. Por el contrario, los 2 líderes de UPyD no dejan de repetir, a la que les ponen un micro o un Twitter por delante, que ellos no contemplan tener nada que ver con gentuza de “extrema derecha”. No parecen darse cuenta de que esa reacción puede hacer pensar a la gente una idea distinta sobre hacia donde apunta la flecha que señala a la gentuza.

rosa-y-gorri

Esquema del chiringuito político, descrito por Carlos Martínez Gorriarán … antes de montar su propio chiringuito.

Es cierto que los estatutos de los partidos garantizan muchos derechos a los militantes e imponen numerosas limitaciones a los cargos, pero la inexistencia de competencia interna en forma de oposición reconocida, y la coincidencia de las funciones de juez y parte en los mismos círculos de poder, suelen dejarlas en nada. Todos los esfuerzos se dirigen a reforzar el monolitismo y a excluir a los disidentes, prioridad que a la larga redunda en el empobrecimiento intelectual de los cargos partidarios, cooptados entre la afiliación más sumisa y más ansiosa de disfrutar la carrera política que sólo el partido -el aparato- puede darle. Por eso la disparidad pública se entiende como una muestra dramática de división, nunca de un pluralismo no deseado, y por lo mismo se procura evitar que en los congresos del partido se presenten dos o más candidaturas a los órganos de gobierno. De ocurrir, la minoría derrotada sabe que tiene los días contados. Y es ese leviatán demoledor, irrespetuoso con las minorías, cerrado a la sociedad e impermeable a la argumentación de ideas, quien está llamado a gobernar una sociedad que pretendemos abierta, pluralista y basada en la rivalidad permanente entre ideas, grupos e intereses muy diversos, legítimos o no.

UPyD ha tenido dos congresos en su corta existencia. Uno muy reciente.

En 2009, votaron 1.749 afiliados, de ellos 332 en contra de Rosa Díez. A favor, 1.417.

En 2013 no había posibilidad de votar nada más que Rosa Díez, y lo hicieron 1.210.

Todos los esfuerzos se dirigen a reforzar el monolitismo y a excluir a los disidentes, prioridad que a la larga redunda en el empobrecimiento intelectual de los cargos partidarios, cooptados entre la afiliación más sumisa y más ansiosa de disfrutar la carrera política

Inmediatamente tras el congreso de 2009 fueron expulsados del partido tanto el que encabezaba la candidatura crítica -que solo proponía limpieza y democracia interna- como buena parte de sus compañeros de candidatura y apoyos conocidos. Meses antes del congreso ya habían sido explulsados otros miembros notables del partido que habían osado criticar algunos aspectos de la dirección que se llevaba. Y antes del congreso de 2013 también han sido expulsados dirigentes clave, que han osado criticar “cosas internas”. Expulsados aunque sea temporalmente, para que no puedan participar. Y sanedrines locales descabalgados desde madrid, etc. El que quiera nombres, que los pida.

Y es ese leviatán demoledor, irrespetuoso con las minorías, cerrado a la sociedad e impermeable a la argumentación de ideas, quien está llamado a gobernar una sociedad que pretendemos abierta, pluralista y basada en la rivalidad permanente entre ideas, grupos e intereses muy diversos, legítimos o no.

¿Y cómo se supone que ocurre en UPyD el sano ejercicio del contraste y -sí- lucha de ideas y soluciones? ¿En el grupito cerrado que se esconde bajo la falda protectora de la madre superiora – en forma de candidatura colectiva bloqueada a cal y canto? Los tipos que más poder tienen en UPyD después de Rosa Díez nunca han sido votados por los afiliados. Los que van en las listas en las elecciones, básicamente tampoco. No sé si hay alguna excepción. Y es sencillamente grotesca la idea de que el sistema de congreso proporcione la menor oportunidad de siquiera leer las enmiendas que ha pasado el corte de la dirección, antes de votarlas. De digerirlas y discutirlas, ni hablemos.

Si hubiera un mínimo de debate real, no quiere decir necesariamente que el líder mayestático tenga que ser descabalgado para que otras ideas puedan prosperar. Bastaría con que Diosa adopte las propuestas -aunque sean de otros- que ve que tienen éxito y posibilidades. Del contraste suele salir lo que mejor funciona. Pero no es esa la idea de la razón de ser de un partido político, ni para Lorito, ni para Napoleón. A pesar de “La democracia en los partidos” y todos esos engaños del principio.

lorito-y-napoleon

Por eso la disparidad pública se entiende como una muestra dramática de división, nunca de un pluralismo no deseado, y por lo mismo se procura evitar que en los congresos del partido se presenten dos o más candidaturas a los órganos de gobierno.

En este lo han conseguido. Por fin, pleno al cien. Lo que no se entiende muy bien es cómo pueden tener el morro de llamarle a eso “una política diferente”, y cómo consiguen que no haya centenares de muertos de la risa al oírlo. Re (je,je) neración, y tal.

Una pregunta un poco perversa sería la duda de si estamos ante un partido de masas, o un partido de cuadros. Porque la única respuesta es que estamos ante un partido … ¡de Rosa Díez!

Fuentes de los datos:

Actualización enviada por Luis Bouza-Brey.

consejo-direccion-upyd

Creo que está habiendo un congreso de UPyD ahora. O será inmediato, no sé.

upyd-listas-abiertas-y-primariasNo debe de estar tan movida la cosa como en el primer congreso aquel del que tenemos tantos recuerdos. Pero al menos sí hay un miembro del partido hablando de la limpieza de la que tanto farda el partido de Rosa Díez. Y como no, es otro de esos afiliados a los que suspenden de militancia justo durante el congreso – para que no se pueda presentar y abrir la boquita.

upyd-lava-mas-blancoEstá dando el callo, en solitario, y contando la situación y atropellos de ahora. En unos cuantos artículos en su blog. El último …

… me ha traído viejos recuerdos. Así que se los he puesto. Porque UPyD parece una noria en la que todo se repite y vuelve al punto de origen.

  1. Pedro, desde luego tienes unas propuestas que son como si la historia hubiera empezado ayer. Yo comprendo que Rosa y Carlos han hecho un gran esfuerzo para borrar la historia. En buena medida con éxito, puesto que son que pagan al escribano (al principio con dinero de Basta Ya, y luego de UPyD). Pero ha habido escapes suficientes en los diques de ocultación como para hacerse una idea.

    Me encantaría que Carlos Mnez. Gorriarán rectificara y manifestara algo así como: si a algún afiliado le parece que algo se ha hecho mal dentro de UPyD, que nos lo diga: que lo denuncie según los cauces internos que tenemos en el partido, y lo estudiaremos; y si es necesario pondremos remedio.

    El problema, Pedro, es que eso ya lo han “manifestado” un montón de veces. Y es una de las frases favoritas de Lorito. Te voy a poner un ejemplo. Que además tiene su interés histórico, porque supuso el disparadero de salida de la crisis que condujo al cierre y posterior borrado de los blogs de Rosa y Carlos.

    Te sitúo. Una serie de miembros bastante destacados (por el trabajo y aportación teórica dentro del partido, etc) presentan una protesta colectiva a Rosa Díez, sobre unos atropellos y mamoneos que ocurrían en UPyD Madrid (con la evidente connivencia del dúo dinámico). Empieza a haber un runrún en los blogs con el tema, y Rosa escribe una entrada que se llama “Atravesando la tormenta”. Diciendo exactamente lo que dices que deberían de manifestar ahora. Que se denuncien las cosas “según los cauces internos que tenemos en el partido”.

    Este comentario que rescaté en su día (y por eso se ha salvado del borrado de la historia) fue la primera respuesta que recibió en el blog. Y sin duda fue la más impactante dentro de un rosario impresionante de protestas. El que lo escribió era un personaje muy relevante dentro del partido, y de los más animosos y participantes. Le puedes ver en muchos de los primeros vídeos de UPyD (si no los han borrado, como tantos). Y participó como organizador en todos los actos de las campañas de UPyD en Madrid hasta que cogió la puerta.

    Lo copio en comentario aparte, porque no cabe. Pero el resumen es que, efectivamente, los blogs se cerraron. Pero lo de que se “denuncie según los cauces internos que tenemos en el partido” ya se demostró entonces como una de las más grotescas astracanadas de UPyD.

    Responder

  2. Copio:

    [1] Guzmi The Madriles | 11.07.09 08:52 am

    Ondia… Soy el primero que abomina de utilizar este espacio para exponer públicamente nuestras miserias, para denunciar hechos que debieran ponerse en conocimiento de los correspondientes órganos del partido, para acusar a tirios o a troyanos. Porque ya se ha visto qué hace la canalla ppsoera con todo ello (hasta a mi me llamó Popular TV el otro día, cuando no nos hicieron puto caso en ninguna de las tres campañas celebradas desde que nos constituimos). Pero es que… Joder… Ya te vale… Es que sois vosotros mismos, Carlos y tú, quienes tiráis de la lengua. Y de qué modo… Vaya, que decís “mu”, y sube el pan.

    Por lo pronto parece como si algunos (bien pudiera decirse que una caterva) no existiésemos. Bien va. Cierto es que nunca fuimos tan solícitos como otros. Pero esto de:

    “Si algún militante cree que hay razones para pedir a los órganos de dirección que intervengan reglamentariamente contra alguien, que lo haga. Es su derecho –y yo diría que su deber– hacerlo. Pero que lo denuncie formalmente ante la dirección.”

    Hace falta tenerlos pero que muy bien plantaos. Joder… No nos lo ponéis mu fácil que se diga, ¿que no…? Es que decir que es de noche a plena luz del día, o de día a las 3 de la madrugada, y quedarse tan peripancho, lo afirme Rosa Díez o el mismísimo Ludwig Von… Hostias Pedrín… Casi que para eso yo cerraría directamente los blogs. O eso, o la verdad, o nos callamos pero todos. Pero todos. ¿Hace…? Porque es que consta negro sobre blanco, con su sello de registro, lacito, perfume y todo, la denuncia formal del militante dirigida expresamente al Consejo de Dirección y supongo yo (dadas tus gratuitas afirmaciones) que en el cubo de la basura. Como el informe que a la misma se adjuntaba. O la otra denuncia quizá menos formal suscrita por cincuenta y pico militantes. O la colección de informes que a la misma se acompañaban. O los mails. O la reunión con la Dirección, el acuerdo que la misma alumbró y las manchas de caca que en el mismo aun pueden observarse, habida cuenta de la ipso facta limpieza de orto que una de las partes hizo con el mismo.

    Coñe, que bien está que la Direçao haya hecho su “apuesta”, pero restregarnos por la jeta día tras día a todos los demás la merienda… ¿No nos lo podríamos ahorrar?

    Responder

  3. Ah, y por si alguien tiene dudas, dejo enlace para que se vea que reflejé ese comentario el mismo día que lo escribió Guzmi:

    http://plazamoyua.com/2009/07/11/blog-de-rosa-diez-guzmi-the-madriles/

Más info en el blog de Pedro Larrauri:


pepe-g-dominguez-upyd

Luis Bouza-Brey nos señala un artículo de Ignacio Camacho en ABC:

Camacho vuelve a postular la tercera España. Lo que yo creo es que UPyD ya no pertenece a ella, sino a los restos oportunistas del régimen que agoniza.

Leed a Camacho: en estos tiempos de tribulación conviene escuchar las opiniones de columnistas lúcidos. [-->]

La duda de Luis nos lleva a la pregunta de si tiene razón Camacho, y UPyD es “tercera vía”, o si tiene razón Bouza, y solo se trata de  demagogia y culto a una personalidad inverosímil. Inverosímil de  ser objeto de culto, quiero decir. O sea, el tipo popular, garbancero, chusco y dicharachero, réplica de la telebasura llevada a la política. O sea, Gil & Gil.

neuras-imperial

Que no se me ofenda el cabezón, por el parecido. Interesa la pregunta general de cómo distinguir tercerismo de gilismo.  Y necesitamos saber qué es eso del tercerismo. Al menos para Camacho. No vaya a pasar lo de siempre, que creemos estar hablando de la misma cosa cuando no es el caso. De su artículo enlazado, vemos que el tercerismo es:

  • centrismo
  • vía de participación distinta a la alternancia tradicional que no comprometa la estabilidad del Estado.
  • segmento moderado
  • proyecto reformista
  • idea sólida de nación
  • programa regeneracionista sin hipotecas de episodios corruptos ni sectarismos ideológicos
  • sepa abanderar con cierta cohesión y sin oportunismos una oferta responsable

El centrismo de Rosa Díez consiste en ser contundente en aquello que ve con tirón popular en ese momento -por ejemplo los saharauis de los que luego se olvida-, y en ponerse de perfil en cualquier tema que suponga definirse en algo en lo que la basca está dividida. Hay quien a eso le llama oportunismo, no centrismo.

Y nos sirve también para lo de “segmento moderado”. El moderado no es quien tiene unas opiniones cercanas al promedio. Eso podría ser el centrista. El moderado, en cambio, es el que acepta sin más problema  que las opiniones siempres son muchas, y muy diferentes, y que hay que esforzarse en convivir con esa diversidad. En ese sentido, Rosa Díez tiene de moderada lo que yo de cura.

Respecto a la idea “solida” de nación no sabría decir. Sólida, en el sentido de “me la sopla y me la suda”, sí. Y en el sentido de un Estado Federal de Intensidad Media Cooperativo. Eso debe ser mega sólido. Pero sólida en el sentido de poner una bandera española como símbolo único en un estrado, no.

rosa-diez-bandera-saharauiNunca ha hecho tal cosa.

Pero no debe intepretarse por esta foto (una costumbre cuando el tema está de moda) que Rosa Díez tenga una “idea sólida” de la nación … saharaui, en vez de la española. Al contrario, se trata de una “idea kleenex”, a juzgar por la facilidad con la que ahora la necesito, ahora ya no. Claro que también la bandera española (siempre acompañada de otras) aparece y desaparece de los escenarios de UPyD con sorprendente agilidad. Así que parece una solidez -digamos- rara.

Sí es cierto que abandera con mucha cohesión una oferta, no sé si responsable, pero al menos muy personal. ¡Te ofrezco a Rosa Díez!

Sumado todo, a mi me sale que UPyD está más cerca del gilismo que del tercerismo. Cierto que es un gilismo adornado de tics savaterianos, que le da un aire como menos rústico. Al menos, desde lejos.

¿Y Ciudadanos? ¿Es tercerismo o es gilismo? Ni idea. Pero no debería ser tan difícil de distinguir. Depende de lo que consiga como compañía y / o alianza. No han empezado mal.

movimiento-ciudadano

Pero lo que no tiene duda es que el que sea “tercera vía”, según definición Camacho, hará esfuerzos por unirse y sumar. Y el que sea gilismo hará esfuerzos por distinguirse, y por cocear al compañero natural.

Octavio nos trae:

El Mundo entrevista a Rosa Díez, hoy:

P.–¿Le inquieta el nacimiento de Movimiento Ciudadano, de Albert Rivera? Porque defienden lo mismo que ustedes: regeneración, defensa de la unidad de España…
R.–Ciudadanos ya se ha presentado en 2008 a las elecciones generales y europeas (con un partido de la extrema derecha xenófoba europea). Ahora parece que estudian cambiar de nombre para volver a presentarse. Nada que decir, allá cada cual con su estrategia.
P.–Para muchos, si ustedes unieran sus fuerzas, perderían apoyo los grandes. ¿Hay posibilidad de una coalición UPyD-Movimiento Ciudadano?
R.–No opino sobre hipótesis. Quiero recordar que UPyD nació para ser alternativa a los dos partidos que han gobernado históricamente en España, y con ellos competimos desde siempre.

¿Y si Rosa no opina sobre hipótesis, cómo es capaz siquiera de pensar? Que yo sepa, pensar es crear un rosario de “what if”, y calcular a donde pueden llevar. Literalmente, opinar sobre hipótesis.

Albert Rivera, a El Economista:

Sobre una posible unión con Rosa Díez y UpyD ha explicado que “Ciudadanos ha ofrecido sumar fuerzas a UPyD, pero Rosa ha dicho que no quieren sumar con nadie. Es una política distinta a la que yo creo que necesita este país. En este momento, a los que nos importa más el país que el partido, deberíamos unir fuerzas”. [-->]

¿Y cómo se distingue el “tercerismo” (© Ignacio Camacho) del gilismo (© Gil & Gil)?

Es todo muy democrático. Hacen un congreso, con delegados elegidos democráticamente por la peña. ¿Elegidos en base a qué? No a lo que proponen. No hay nada que se parezca a “la existencia de competencia interna en forma de oposición reconocida” [-->].  Todo está pensado para que esa competencia interna no se pueda organizar. Los que se presentan a delegados se dividen -por lo que el votante sabe- entre un grupo que está señalado por los dioses como “la lista”, y un heterogéneo batiburrillo  fuera de lista que no se sabe muy bien qué andan enredando en la elección.

Clic.

upyd-democracia

 

Una repetición del primer congreso. Y una repetición de las inútiles protestas de los ingenuos que se habían tragado lo de la “regenaración”. Y lo de “otra forma de hacer política”, de la mano de una moderna y revolucionaria joven sin ninguna relación con esa obsolescencia a la que se suele referir como “los partidos tradicionales”.

Y la solución al problema sigue siendo exactamente  a misma.

También Carlos Martínez Gorriarán, responsable de Programa y Acción Política, defendió la lista, y añadió que “a quien no le gustara, que se marchara”. [-->]

No siempre ha defendido lo mismo:

Por eso la disparidad pública se entiende como una muestra dramática de división, nunca de un pluralismo no deseado, y por lo mismo se procura evitar que en los congresos del partido se presenten dos o más candidaturas a los órganos de gobierno. De ocurrir, la minoría derrotada sabe que tiene los días contados. Y es ese leviatán demoledor, irrespetuoso con las minorías, cerrado a la sociedad e impermeable a la argumentación de ideas, quien está llamado a gobernar una sociedad que pretendemos abierta, pluralista y basada en la rivalidad permanente entre ideas, grupos e intereses muy diversos, legítimos o no. [-->]

Pero, ¿acaso no es natural pensar diferente cuando estás montando un partido y quieres gente que te apoye, que cuando lo estás dirigiendo y quieres que la gente te apoye – sin pensar? Sin duda. Lo mismo que la democracia -versión UPyD- depende enteramente de tu ubicación dentro de la misma. Es un concepto de geometría variable. Va desde “la democracia de los partidos políticos no es un asunto interno, sino un problema que afecta e interesa al conjunto de la sociedad” [-->], hasta “al que no le guste, ancha es Castillla” (que decía Arzalluz).

Progresamos adecuadamente. Ya tenemos salvadores. Se llaman “partido de Rosa Díez”.

 

 

upyd-quiere-votantesLa frase es de Gorriarán, la cabeza que sale a la izquierda de Lorito Díez. Tan cabeza, como que es el cerebro de UPyD. Pero al mismo tiempo, su cloaca. Es, digamos, el órgano completo que hace todas las funciones necesarias, desde el parto hasta la tumba. Lo demás son plores.

Le gustaba repetir la frase a la criatura. Es ingeniosa ella. Todo el mundo la oyó alguna vez. Y es que era un clamor, después de las primeras elecciones a las que se presentó UPyD, la falta de crecimiento de afiliaciones. No era de recibo que un partido con representación parlamentaria ya, e ínfulas de transformar la política española, nada menos que una “nueva forma de hacer política”, tuviera -por ejemplo- 74 afiliados en Vizcaya. Muchísmos menos en Álava o Guipúzcoa. Y esas no eran de las provincias con poca membresía.

Queremos dar voz a la gente …

… repetía Lorito en todos los mítines. Y uno se preguntaba, -¿pero coño qué voz, si no tienes a nadie-? ¿Acaso pensaban saber lo que quiere la gente, sin escucharles? Pues exactamente ese es el caso. Tanto, que al poco cerraron a cal y canto sus blogs, donde sí tenían un montón de tropa y de estado de opinión.

Se puede entender un partido de masas. Una mega estructura basada en demagogia barata, que compite con mafias similares por el reparto del poder. Como el partido azul y el partido verde en Bizancio, donde Teodora, de cama en cama del partido azul, puede llegar a emperatriz. O como el PSOE y el PP, sin ir más lejos. Se puede entender un partido de cuadros, en el que se junta personal de entre los más preparados. En ambos casos, y por procedimientos diferentes, hay posibilidades de que se amalgame la opinión de muchos, e influya en la política. Hay posibilidades de contraste de opiniones, y que triunfe la mejor – con suerte. Lo que es imposible es sacar “la voz de la gente” de la suma de una politiquilla profesional con 34 años de calentar silla pública, sin mayor contacto con la vida real que una breve experiencia de telefonista, y un oscuro catedrático de Estética, de reconocida soberbia e incapacidad de interacción social.

Quieren votos, sí.

rosa-diez-quiere-votos

La foto viene de 20minutos.es (clic) y la bandera es de quita y pon. Por ejemplo, en el primer congreso de UPyD, la única bandera que se veía en el escenario era … ¡¡la saharaui!! Y es que entonces lo que estaba de moda era Aminatu Haidar. ¿Alguien le ha vuelto a oír hablar a Rosa de Aminatu? Pues por entonces era como de la familia. Su voz, vaya.

El Mundo (clic).

rosa-diez-aminatu-haidarLos hijos de Aminatu también creyeron que eran de UPyD. Y ahora saben muy bien que no lo son. Saben, incluso por qué.

Ni siquiera es original la nueva frase impacto con la que el partido de “dar voz a la gente” quiere pescar votos.

reagan-latinos-republicanos

Se han dado cuenta los de Sunlight Foundation [-->], una organización no partidista que promueve la transparencia del gobierno, a través de internet y de herramientas que proporcionan.

Cuando Obama ganó las elecciones presidenciales, su equipo creó una página web para comunicarse con el público durante la larga transición que hay en USA durante un cambio de presidencia. Change.gov .Y una vez que tuvo lugar el traspaso de papeles, cambió la portada de esa web, que pasó a enlazar a la de la Casa Blanca, pero manteniendo un enlace al material que había sido el de la web de transición. Normal y civilizado, para que la historia no se pierda.

obama-change-gov

Pero desde hace algo más de un mes, esa información ha desaparecido. O ha cambiado de lugar, y el enlace no funciona.

Sorry, File Not Found: 404

Invalid URL /content/home

La última vez que resultaba accesible, según los rastreos de Way Back Machine, fue el 8 de junio. Y la gente de Sunlight Foundation ha estado estudiando la versión archivada en Way Back Machine, para ver si descubrían qué motivo ha podido tener Obama, en junio, para borrar su historial de transición. La apuesta es los casos Snowden y Manning.

Traduzco de la información borrada. (Nota: Whistleblower -chivato, delator, informante interno- no tiene en inglés una connotación tan negativa como en español).

Proteger a los informantes: A menudo la mejor fuente de información sobre dispendios, fraude, y abuso del gobierno, es un empleado de ese gobierno comprometido con la integridad pública, dispuesto a hablar. hay que estimular en lugar de reprimir esos actos de coraje, que ha veces pueden salvar vidas, y a menudo ahorrar dinero del contribuyente. Necesitamos fortalecer a los empleados federales como guardianes contra el abuso, y como socios en nuestro buen desempeño. Barack Obama mejorará las leyes sobre denunciantes internos para proteger a los empleados federales que expongan a la luz el despilfarro, el fraude, y el abuso de autoridad en el gobierno. Obama se asegurará de que las agencias federales agilicen los procesos de revisar las denuncias de los delatores, y para que estos tengan un acceso completo a la justicia y al debido proceso.

Pantallazo (clic para enlace):

obama-protect-whistleblowers

¿Y qué pinta aquí Rosa Díez?

Intenta acceder al antiguo blog de Rosa Díez, en bastaya.org (o sea, Savater), para hacerte una idea de cómo fueron los prolegómenos y los primeros pasos de UPyD. No puedes, ha desaparecido. Como la transición de Obama.

rosa-diez-blog-desaparecidoY si hacemos el mismo ejercicio con Rosa Díez, como el que ha hecho Sunlight Foundation con Obama -buscar lo que estaba ocurriendo en el momento de la desaparición de la información histórica-, llegamos a esto:

  • Mikel Buesa y medio centenar de miembros muy activos de UPyD denuncian a Rosa Díez, por carta, prácticas mafiosas de la Coordinadora de Madrid (el sanedrín de Madrid), y el nulo caso que la dirección de UPyD ha hecho de las anteriores denuncias.
  • Rosa Díez acusa a los críticos, en su blog, de no seguir los cauces oficiales para este tipo de circunstancias.
  • Varios afiliados le plantan en el blog un mentís a RD, y muestran el sello de entrada “por los cauces oficiales” de una denuncia con el mismo asunto, hecha dos meses antes.

denuncia_upyd

  • Silencio ominoso, espeso, tórrido, por parte de la dirección de UPyD ante las múltiples peticiones de explicación en los dos blogs, el de Rosa y el de Carlos.
  • Gorriarán baja de Olimpo, y dice en su blog que “ningún documento se ha perdido en UPyD”. Con ello cambiamos del “Misterio de la no denuncia” al “Misterio de la denuncia no perdida, pero que no aparece”.
  • Siguen las preguntas en el sentido de que si no está perdida, ¿qué ha pasado?

Porque preguntar, se preguntaba:

blog_gorriaran

21] viejecita | 15.07.09 04:53 pm

DON CARLOS

Buscando en otros lugares noticias sobre UPyD. para ver si se había publicado el texto de la carta colectiva, o el de la otra carta, la que usted,Don Carlos, nos decía ayer que NO se había perdido, he encontrado una “noticia” que decía que ese “documento o carta NO perdido”, pero tampoco contestado en dos meses, NO se había presentado al registro. Que el sello había sido robado, o falsificado.

Probablemente esa “noticia” que yo he leído sea una pura invención de la gente que quiere meter cizaña y desprestigiar a UPyD, mintiendo e inventando, pero si “Los Capitanes” no aclaran todo este asunto, y si usted, Don Carlos se limita a decir que el documento NO se perdió, y no nos da más razones ni nos explica nada más, ¿que podemos hacer para averiguar la verdad de lo ocurrido?

  • El blog de Rosa Díez cierra por vacaciones, por primera vez en su historia.
  • Tras las vacaciones, o más probablemente durante las vacaciones, Rosa Díez cambia de blog, a un formato ferozmente cerrado, como si fuera un búnquer. Y hace desaparecer el famoso “blog de Rosa Díez” de BastaYa.org. Y toda la información que contenía.

Eso pinta.

Por lo que dicen en la radio, ayer debió haber eso del debate sobre el estado de retrete. Y parece que entre los payasos, solo Rosa Díez dijo algo como para fijarse (sin reírse). Normal, listilla sí es.

“Les proponemos un Pacto de Legislatura en el que todos nos comprometamos a aprobar por la vía de urgencia las reformas legales que hemos señalado, incluida la Ley Electoral, para abrir a continuación un periodo constituyente que ponga a nuestra democracia a la altura de las exigencias del siglo XXI y permita la refundación del Estado según los procedimientos democráticos y con el protagonismo de los ciudadanos”

La primera parte era previsible. Yo he venido aquí a hablar de mi libro. O de mi cuota de poder, a través de un cambio en la ley electoral. Pero, o yo me acuerdo mal, o cuando el blog de Rosa Díez en Basta Ya -ese que han tenido que esconder para que no lo conozca la historia-, Rosita se ponía hecha una furia contra los que decíamos que la Constitución no tenía parcheo posible. Que tal vez tuviera razón, y fuera imposible un pacto y ambiente suficiente para una profunda reforma constitucional, si no una constitución nueva del todo, pero que lo que hay no daba más de sí.

¿Todavía hay gente que se trague las pastillas de esta demagoga de chichinabo? Pues ya pueden bucear en su discurso, para buscar algún detalle que permita sospechar la existencia de alguna idea concreta detrás de la propuesta. Sí, quiere “refundar”, ¿pero sobre qué base o cambio?  ¿Qué diferencia va a conseguir que lo nuevo sea distinto -y mejor- que lo refundado?

Lo primero y principal, una nueva ley electoral. Que la que hay le perjudica precisamente a UPyD. ¿Y un cambio hacia dónde? ¿Tal vez a circunscripciones de un diputado, con sistema mayoritario de doble vuelta, para que haya una relación más directa entre el diputado y el votante? Nei, nein, nein. Rosa María quiere exactamente lo contrario, y por no mejor razón que porque eso es lo que le beneficia a ella.

¿Y qué mas? ¡Ah, fácil!

-  No insistir en “fórmulas inmovilistas o fracasadas”.

- Evitar la “vieja política viciada”.

- Una reforma “que defina un modelo territorial que garantice la unidad e incluya la diversidad. ¡Qué bonito! ¿Y qué modelo, si puede saberse? Da la impresión de que esta vez no se atrevió a soltar lo del Estado Federal de Intensidad Media Cooperativo, que llevan en los estatutos, o programa, o no me acuerdo ya dónde. Lástima, porque con el peñazo que debió de ser, hubiera venido muy bien una hemicíclica carcajada.

Y eso es todo lo que yo puedo encontrar. O sea, nada. Lo demás, una crítica genérica a lo que hay, exactamente igual que la que podrías oír en cualquier barra de bar, o en un casino de pueblo. Y es bastante preocupante, porque siendo doña Rosita una demagoga con bastantes más de 30 años de profesión a cuestas, está convencida de que la gente todavía compra humo. Y yo no me atrevería a despreciar esa opinión. De eso que Rosa llama “la vieja política viciada”, probablemente es de las primeras de la clase.

Más preocupante aun, no es pequeña de la parte de la prensa que considera que la verdadera oposición fue Rosa Díez. Dando a entender que estamos entra la Nada con Pintas (con Gorriarán escondido en la faltriquera) y Bobo Solemne II.

 

Name

Envía:

Voto por que pasemos de la Rosacracia a la Tonicracia. Tiene más gracia ;)

Estaba completamente sin discurso UPyD. Y nada menos que en medio de toda la vorágine de Jartur I de Catalunha. Solo se oía a Ciudadanos. Por cierto, con gran éxito. Y UPyD quedaba con sus vergüenzas más a la vista todavía.

Un partido personalista, una especie de gilismo -de Gil & Gil- progre. Que vende regeneración democrática a base de copiar todos los vicios de la podredumbre partitocrática. Y cuya única bandera de utilidad -frenar el secesionismo- se descarta sola porque no son capaces de vender una escoba allí donde hay secesi0nismo. ¿En qué quedaba? ¿En un partido de Madrid – Lo que Esperanza Aguirre se perdió? Peor; quedaba en ser la china en el zapato de Ciudadanos. Incapaces de unirse con C’s (el chiringo ni se toca), los  jodechinchos se presentan en Cataluña para sacar tantos votos como Carmen de Mairena. Pero con eso consiguen quitarle un escaño a Ciudadanos. Un primor.

Y hete aquí que el chico este, Toni Cantó, puede ser la solución -incluso el sentido- de UPyD. ¡Haciendo vídeos, joé! Lo han bordado. Donde UPyD no había asomado la cabeza en lo peor de la crisis secesionista, con este vídeo han pegado un bombazo. Y encima, no de la mano de Rosa Lorito, sino de un tipo que, cuando menos, no lleva 30 años en el machito de la partitocracia cleptómana.

Esperemos que sea hábil, y sepa dorarles la píldora. Lo suficiente como para enfriar la bilis de la soberbia que caracteriza al dúo dinámico. Mary Rose & Charlie. Porque así sí puede funcionar. Puede acabar sirviendo para algo más allá de unas jubilaciones doradas. Aunque sea como Coluche.

Ni Savater, ni su hermana; ni Rosa, ni leches. Y del sociópata innombrable ni hablemos. Cantó. Y vídeos.

Chapeau, UPyD. Esta vez, sí.

Genial. Son incapaces de unirse a Ciudadanos – nunca han tenido la menor intención, aunque hayan disimulado. El chiringuito personal de Rosa Díez no se toca. Sacaron menos votos en Cataluña en las últimas autonómicas que el chiste de partido político de Carmen de Mairena. UPyD, el partido de las ideas, los intelectuales, e internet. Pasa tú, que a mi me da la risa. Y la “regeneración democrática”, mas la guinda de “un partido diferente”. ¿Diferente en qué? ¿De nombre?

En 2.011 votaron a favor de una ley que hacía casi imposible presentarse a partidos nuevos al parlamento y al senado. Exige recolectar y presentar firmas, un 0,1% del censo. Muy típico. El recién llegado al albañal se erige en su más feroz cancerbero. Lo mismo que “el partido diferente y de internet”, la voz de la gente, tiene probablemente los blogs más cerrados de todo el espectro político. Intenta colar una crítica -por suave que sea- y ya verás. Doy fe de que han estudiado muy profunda y cabalmente todo lo que habría que corregir en los partidos políticos … para hacer exactamente lo que habría que no hacer.

Pero ha ocurrido lo que no esperaban. CiU ha decidido aplicar esa misma norma estatal en Cataluña. Y UPyD, extraparlamentario allí, lo tiene crudo. Ni hacer campaña le van a dejar. Lo explica el nota local:

“En un momento de tanta desconfianza a los partidos, se deja a las formaciones alternativas fuera del debate de ideas, ni siquiera puedes participar de la campaña. La Junta Electoral hace una disposición muy estricta de una norma no pensada para este caso y que repercutirá en una mayor desafección política”, advierte el portavoz de UPyD, formación que sacó 5.000 votos en las últimas autonómicas. [-->]

Claro, claro. No estaba pensada para este caso, faltaría más. Las normas las piensa UPyD en función de que le beneficien. Nunca se le ocurriría una barbaridad como la universalidad de las normas, y esas zarandajas tan de … ¿regeneración democrática? Y es una gran lástima que se vayan a quedar fuera del debate de las ideas. Ellos, que tienen unas ideas tan claras sobre la propiedad particular de los partidos por parte de sus chiringócratas.

Cosas veredes.

Actualización: Un Marcos Merino protesta en Twitter por una precisión que ya se ha hecho en los comentarios. Podía haberlo Becerrix Dominatrix mucho antes, si tanto les importa. Después de todo es profesional de la cosa.

Como ya se ha explicado hasta la saciedad en los comentarios, Merino querido, UPyD presentó una enmienda a la totalidad que incluía el mismo requisito de firmas que la ley aprobada. O sea, sí “votaron a favor de una ley que hacía casi imposible presentarse a partidos nuevos al parlamento y al senado”.

Pero a estos “regeneradores” les encanta acusar a los demás … ¡de mentir! Nunca les acusan de equivocarse, o de exagerar, no. Son “un partido diferente” que se caracteriza por tener exactamente los mismos vicios de todos los asquerosos partidos del albañal. Pues que se jodan, por cafres.

Rosa María, Gorka, queridos (o lo que sea).

He recibido esto:

Muy amables, muchas gracias. Debe ser que ha empezado la campaña electoral.

Y así como vosotros tenéis la simpatía de contarme vuestras cosas por correo tradicional, como corresponde a los partidos políticos tradicionales, yo os cuento las mías vía blog y Twitter, como corresponde a un ciudadano actual.

Lo primero que tengo que contaros es que es muy probable que os vote. Y lo segundo es algo que sabéis de sobra. Lo hago con la misma desgana (es una forma edulcorada de decirlo) que lo haría con cualquier otro partido del albañal político español. Y también sabéis que mi voto supone exactamente lo contrario de un voto de confianza. Muy al contrario, significa que seréis el partido que más vigile y -muy posiblemente- critique. Lo de “muy posiblemente lo digo porque ya me habéis defraudado suficientemente para esperarlo. Y porque os conozco. Pero también conozco a los demás -aunque no de tan cerca- y, sinceramente, no creo que seáis mucho peores.

Hay un favor que tengo que pediros. Es inútil, pero lo pido. Sobre la celebración, en el improbable caso de que saquéis un diputadín. Y es que he tenido la desgracia (es una forma edulcorada de decirlo) de compartir con vosotros el anterior recuento de votos desde el hotel de turno de Bilbao. Ahí comprendí  que la forma equilibrada de entender a la casta política es mirarla como quien observa a un grupo de yonkis drogadictos. Eso lo explica todo. Por ejemplo, el subidón de adrenalina que emanaba del cuerpo de Rosa cada vez que el PSOE o el PP perdían el diputado que podía hacer imprescindible al único que iba a sacar UPyD. Su sonrisa desbordante parecía decir: ahora les tengo pillados por los huevos. El no drogadicto miraba estupefacto; en su ingenuidad, solo se le ocurría sumar votos “constitucionalistas” (o presuntos), sin importarle demasiado el color. U, otro ejemplo, Carlitos diciendo: no necesitamos más afiliados; necesitamos más votantes. Lo habéis debido de conseguir, porque vista la lista de Vizcaya, apuesto a que seguís siendo los mismos sesenta y pocos que quedaron cuando nos fuimos los herejes.

Esa sí que es una constante de la impagable enseñanza que siempre proporciona el chiringuito UPyD. Empezar por la más cabal y rigurosa descripción de los males que  asolan a los partidos que tenéis la jeta de llamar “tradicionales”, para sin solución de continuidad pasar a practicarlos todos. Sin dejaros ni uno solo atrás. Os ahorraré la lista, aunque sabéis que siempre estoy a vuestra disposición.

Me he desviado. Era el favor que pido. Es imposible -lo sé- y eso que mejoraría muchos puntos vuestra imagen. Si sacáis diputadín, disimulad la adrenalina. Y no vendáis una victoria mentirosa. Vended mejor una estoica responsabilidad, aunque sea igual de mentira. Queda mejor. Y hasta más “vasco”.

Pues ese ses mi gran dilema, amigos. ¿Cómo se puede votar en el albañal, sin que se lo crean? Sin que se crean que es un cheque en blanco, y que apruebas cada una de las inevitables majaderías que van a decir, o cada uno de los atropellos y corruptelas que -si pueden- van a cometer. Yo creo que no hay manera.

Siempre está Escaños en Blanco (clic) …

… y es muy de agradecer. Pero no me apetece que me quiten mi país -si es para darme a cambio caca de vaca- sin hacer nada para evitarlo.

Si también me llega una amable cartita electoral de Basagoiti o de ex-Pachindacari, lo mismo les contaré por qué no les voy a votar. No tengo manías.

Hola Plaza.  La voz de Galicia de hoy en su sección “Opinión” publica un art. De R.Blanco con el título

Roberto Blanco,  Catedrático de derecho Constitucional,   como sabrás es un articulista habitual de esta sección y tiene artículos francamente buenos. El de hoy me parece poco objetivo, partidista y desde luego escrito para favorecer a alguien y perjudicar a otro. Me parece que podría ser un buen punto de debate si lo consideras oportuno además de poder contar seguramente con la opinión de nuestros amigos comprometidos para impulsar el proyecto

Un saludo.

Luis.

Amigo Luis, a mi me parece una guarrada de artículo. Aun en el caso de que te creas la merienda de negros que fue el juicio del caso Banesto -o Argentia Trust, no recuerdo- , Conde ha cumplido con la sociedad. Eso no quiere decir que en política no se le pueda recordar a cualquiera su pasado, claro, pero pasándose de vueltas como hace Blanco Valdés, el que queda peor es el mismo Blanco. Creo.

Yo no votaría a Mario Conde ni harto de grifa. Pero por las cosas que dice / propone. Como chorizo, si lo fuera, que dudo, solo sería uno más en el albañal. Con la diferencia de que, por una vez, sería alguien con categoría profesional e intelectual. Y creo que ese es su principal impedimento en política. En este país en el que la envidia es lugar común, y desde la LOGSE una forma de ser, no hay nada más difícil de perdonar que el brillo personal. Y Conde, aparte de muchas otras cosas, brillante es a raudales.

¿Es posible que Roberto B.V. sea proclive a nuestra “dominatrix” favorita?

¿Le va la marcha? ¿Le vendrán por ahí los nervios y el destemple? ¿Le habrá contagiado la cloaca del Gorri el miedo y el desprecio por cualquiera que destaque? Me temo que en este triste país no se puede descartar algo así.

Saludos.

Y que hable la peña …

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 487 seguidores