La frase es de Jiménez Losantos. Un robo descarado por mi parte. Hace referencia, claro, al bombazo de Pilar Urbano adelantado ayer por El Mundo.

la-gran-desmemoria-pilar-urbano

En general, nada de lo que dice es nuevo. Ya estaba todo sobre la mesa. Primero, en boca de la gente. Y después en un par de libros, de los que puedo recordar 23 F, el Rey y su secreto, de Jesús Palacios. Pero esto es diferente. Por el nombre de la periodista: por su amistad con la reina; por el nivel de detalle que apunta; y por la cantidad de fuentes que cita – que todo el mundo sabe que sí han hablado con Pilar Urbano; y -no menos importante- por la fecha cruel en la que sale. Y también porque muchas confidencias vienen de Sárez mismo. Va ser un espectáculo ver al rey en el funeral de estado de Adolfo Suárez, y estar al mismo tiempo pensando en las cosas que cuenta La Gran Desmemoria. En plena vorágine de hagiografía ;) de Suárez, por comparación bastante merecida.

¿Es otra vuelta de tuerca en el acoso y derribo del rey? Si no lo es, lo parece. Y como siempre, no necesita ser una operación concertada (aka conspiración). Alguien de la cúspide se rompe una cadera en una noche africana con Corina, que ya me dirá usted qué tiene de malo, y de repente todos sus agraviados y aquellos que tienen algo que ganar descabalgándolo, se ponen manos a la obra. Al unísono; es inevitable. Pero no es por acuerdo; solo es por oportunidad. Es el momento.

O también puede ser simplemente mala suerte. Es indudable que el libro estaba esperando la muerte de Suárez. No se escribe en tres días. Pero sea A, o sea B, el rey ya solo podía agarrarse al 23 F y su imaginaria “salvación” de la democracia. Que ya no se la creía nadie, pero seguía siendo la versión popular en curso. Y le acaban de pinchar el último flotador.

Ah, y hay más. Por si quedaran dudas, Urbano se encarga de destrozar la idea de las aficiones democráticas del rey, y de que el tránsito del franquismo a la democracia fuera obra e impulso suyo.

Si no, yo hubiese seguido creyendo que el Rey fue «el motor del cambio». Y es cierto que el Rey dio su venia al cambio de la dictadura a la democracia. Él tenía todos los poderes heredados de Franco, y no había Constitución que le constriñese: podía haber dicho que no. Ahora bien, en importantes momentos más que motorizar metió el freno.

Nunca pensó que la persona que él eligió como presidente (julio de 1976) pudiera llegar a este extremo. Él, que muchos años atrás, cuando empezaba a reinar, había dicho a Torcuato Fernández Miranda: «Hombre, yo creía que iba a ser como Franco pero en Rey».

Échale un galgo a esa confidencia. Pero cuando todo va rodando cuesta abajo … Y en todo caso la explicación Urbano del 23 F resulta muy muy convincente. Coincide con lo que se sabe. Coincide con lo que se intuye. Coincide con el acoso y derribo. Y, sobre todo, coincide con la presunción de mangancia, de aplicación general en la cleptocracia. Porque en realidad La Gran Desmemoria no va de el rey. No solo. Menos Suárez, y en buena parte Sabino Fernández Campo, no se salva ni uno. Cosa que también coincide.

 

Wikipedia está de campaña de recaudación de fondos otra vez. ¿Cuánto hace; un año de la anterior?  Y esta vez han puesto unos carteles sin la foto tan desagradable esa que ponían con el careto del fundador. O sea, todo texto. Como para personas formadas. Que muy bien puede no ser verdad, pero siempre es una amabilidad darlo por supuesto.

Debe ser una cantidad de gente absolutamente acojonante la que gana muchísimo tiempo debido a la existencia de Wikipedia. Que no es la mejor información del mundo, pero sin duda es la más rápida. Y además habrá otro montón de gente bien grande para la que Wikipedia es su fuente de información básica. Quiero decir que, puestos a pensar en “servicios” que mejoran el nivel de vida, el de Wikipedia ocupa un lugar muy destacado.

Sus campañas suelen basarse en la idea de que siga “siendo libre”. Esto es, la alternativa que contemplan a tu amable micro financiación pasa por hacerla comercial. Y de ahí se deduce que si la financiaran las empresas, sería menos libre. Puede ser, si no se te ocurre la sutileza de enfrentar a empresas con intereses opuestos, con la amenaza implícita de que si no le da ventaja al “enemigo”.Y además, muy “libre” no se puede decir que sea. Es un canto al pensamiento cultural dominante. Aunque no feroz; no exageremos.

Pero se me ocurre una alternativa muchísimo peor que una Wikipedia comercial. Terrorífica. Una Wikpedia estatal. Que pagarías tú; aunque ni la quisieras, ni la usaras. Y que básicamente sería una herramienta de la mamoncracia (internacional esta vez) contra tus intereses. Que sí, que vale, que puede que tú no utilizaras, porque eres muy inteligente, o muy liberal, o lo que sea; pero que usaría la inmensa mayoría.

Si yo hiciera la campaña comercial de Wikipedia lo plantearía de otra forma. ¿Te das cuenta de todo lo que te roba (sin preguntar) la mamoncracia, para darte unos servicios infinitamente menores -en general- que Wikipedia? Y ni siquiera te da las gracias. Te jama el tarro para que te consideres “presa” moralmente obligada a aceptar el acoso y el sadismo fiscal de -por ejemplo- Montoro. Por otra parte, mucho más feo que el tío de Wikipedia.

montoro-sadismo-fiscalPensando bien, vista la desproporción de medios y de capacidad de influencia, lo de Montoro bien podría asimilarse a una pedofilia fiscal. Seguro que Garzón nos podría hacer una gimnasia – si no estuviera por la mamoncracia. Por cierto, lo del “sadismo fiscal” viene de Esopra.

monty-y-los-pervertidos-fiscalesEra por aportar ideas. No creo que Wikipedia acepte mi campaña comercial. Pero como digo, no solo te dan un servicio que -aunque les pagues- sale inenarrablemente barato comparado con el de los pedófilos fiscales, sino que además te lo agradecen. Y ya que piden difusión, prefiero ponerlo en la plaza, que se viene voluntariamente, en vez de mandárselo a mis contactos de correo. Ahí va:

Estimado(a) Plazaeme,

Eres genial. GRACIAS por apoyar a la Fundación Wikimedia, la organización sin ánimo de lucro que gestiona Wikipedia y sus proyectos hermanos.

Tu donación no solo cubre tus propios gastos por usar Wikipedia, sino también los costes de otros lectores de Wikipedia.

Desde el agricultor jubilado del estado de Nueva York que usa Wikipedia para estudiar la ciencia de los lodos, a la estudiante en Kuala Lumpur que está investigando la química orgánica. Desde el mecánico británico quien, tras fracturarse la espalda en un accidente, encontró en Wikipedia las herramientas para convertirse en un programador informático, al funcionario en Finlandia que instaló una versión offline de Wikipedia para una pequeña escuela en Ghana, pasando por el padre en Ciudad de México que lleva a sus hijas pequeñas al museo los fines de semana y utiliza Wikipedia para ayudarles a entender todo lo que ven allí.

La tarea de Wikipedia es llevar el conjunto del conocimiento humano a todo el mundo en todos los idiomas. Es una misión audaz pero, con 30 millones de artículos y 287 idiomas, creo que lo estamos logrando gracias a personas como tú.

En nombre de la Fundación Wikimedia y de los cientos de millones de usuarios alrededor del mundo: gracias. Tu cooperación para sufragar los gastos de mantenimiento permitirá que Wikipedia pueda seguir activa, imparcial y sin anuncios un año más, y se concentre únicamente en ayudar a sus lectores. Tal como debe ser.

Este año percibirás que, por primera vez, hemos modificado nuestros mensajes de recaudación de fondos para que sean visibles solo unas pocas veces, en lugar de mantenerlos durante semanas. Lo hemos hecho así de forma deliberada: no queremos que algunos usuarios se molesten ante nuestras solicitudes. No obstante, esto significa que pocas personas se darán cuenta de que somos una organización sin ánimo de lucro y que necesitamos su ayuda. Por eso te estaría muy agradecida si reenvías este mensaje a algunos de tus amigos.

Wikipedia está escrita íntegramente por voluntarios, decenas de miles de personas como tú y como yo. Me encantaría que te animaras a colaborar con nosotros. Si ves algún error tipográfico o de contenido, por favor corrígelo. Si conoces algo que merezca la pena añadir, agrégalo. Muchas personas encuentran esta tarea gratificante, quizá tu también sientas lo mismo.

Aprecio tu confianza en nosotros y te prometo que usaremos bien tu dinero.

Atentamente,
Sue

Sue Gardner
Directora Ejecutiva,
Fundación Wikimedia
donate.wikimedia.org

Desde el blog de …

Octavio

Reiterar las viejas andanzas en materia de primaras de nuestra querido master en  Unión para el Progreso de la Dirección  es ejercicio cansino y más aún cuando no hace falta tirarse a hemeroteca… perdón tirar de hemeroteca (ya, ya…es viejo este chiste de críticos y además solo es para conocedores), pero cuadra  para ilustrar el tema que traigo, las primarias en los partidos.

Y digo que es cansino porque no hace falta tirarse a lo viejo…bueno vale, tirar de lo viejo.. cuando hay ejemplos más recientes, en la propia UPyD,  de lo de lo perniciosas que son las primarias con listas sean abiertas o cerrada en las organizaciones políticas.

Los dos ejemplos más recientes los tenemos en los dos ultimos congresos regionales de la formación magenta.

Valencia: Donde un candidato sin contactos con las bases y no del gusto al todopoderoso Gorriaran pierde, .. Y pierde la organización la cara más interesante y conocida en esa Comunidad.

Por ahora, ya veremos que dice la divina mamá cuando asimile que su niño bonito se ha quedado sin juguete porque papa no le ha apoyado ”lo suficiente” para que el resultado hubiera sido el lógico y  a lo mejor recurren al segundo ejemplo, como es habitual, por cierto.

Murcia:  Siempre Murcia , Fabo, siempre Fabo,  lugar donde siempre ganan los críticos y donde siempre terminan  y terminaran en el mismo sitio…fuera del partido.

La discusión no es primarias sí o no , sino primarias con  listas o candidatos uninominales y en base además, a dos  principios, el primero, el  que nos hizo salir a muchos de los que leeréis esto de las organizaciones en las que militamos en el pasado, el  criterio de que se puede trasponer lo que se defiende de cara a la sociedad a la vida interna del partido u organización política.

El segundo, el de que no son tan importantes los medios en los que la participación se realice sino que dicha participación sea efectiva y se produzca una autentica apertura de los partidos a la sociedad , donde la figura del simpatizante puede cobrar relevancia.

Las primarias mediante listas tienen tantos inconvenientes como ventajas,  o mejor dicho,  las pocas ventajas que puedan tener se pueden conseguir mediante primarias con candidatos uninominales.

Las primarias en sentido estricto,  mantienen a la organización en un permanente carrusel de elecciones que gastan todas las energías en luchas interna y siempre dejan cadáveres en el camino , pero es una de las formas de democratizar a los partidos y hacerlos participativos , luego habría que  buscar la forma de enlazar primarias internas y externas  , haciéndolas más efectivas y eficientes.

Utilizare algunas propuestas que ya fueron rechazadas en alguna organización por la que he pasado junto con otras que ya he esbozado anteriormente.
    A)  Primera fase. Reforma de las circunscripciones electorales.
 

El punto clave es la creación del distrito electoral mediante una reforma del artículo 68  y de la Constitución.

Artículo 68

1. El Congreso se compone de un mínimo de 300 y un máximo de 400 Diputados, elegidos por sufragio universal, libre, igual, directo y secreto, en los términos que establezca la ley.

2. La circunscripción electoral es el distrito electoral y por cada distrito habrá un único diputado . Habrá como mínimo un distrito por provincia y en  las poblaciones de Ceuta y Melilla.

3.  Salvo lo dispuesto en el número anterior, los distritos electorales tendrán como mínimo una población no inferior a 150.000.

4. Se establecerá, por ley que determinara su forma y contenido,  la posibilidad de instar una revocatoria de mandato. 

Artículo 99  El Presidente del Gobierno será elegido por sistema mayoritario a doble vuelta en  una única circunscripción nacional.

B) Reforma de la ley electoral  en la dirección de establecer un sistema auténticamente representativo.

Creación de 300 distritos electorales  homogéneos *  en número de población salvo la obligación de existir como mínimo, un distrito por provincia.

Los otros 50 diputados se elegirían de dos manera alternativas, según os convenza más

a) computando todos los votos a nivel nacional y asignando ,  por ejemplo, 20 Diputados a la primera formación en número de votos, 15 a la segunda, 10 a la tercera y 5 a la cuarta.

 b) en una única lista nacional abierta formada por todos aquellos ciudadanos que hubieran recogido un número igual de firmas a ¿50.000? o ¿el 0.5 %? Del censo electoral.

*Se podría llegar a elevar el número de distritos a 350.

C) Enlace procesos electorales internos y externos.
Elecciones Externas.                                    Elecciones Internas.
Derecho de sufragio activo
Afiliados  y Simpatizantes                            Afiliados  y simpatizantes.
Derecho de sufragio pasivo.
Afiliados al corriente de obligaciones.          Afiliados al corriente (incompatibilades)
Simpatizantes (condiciones)
Ámbito territorial del Candidato:

Elección externa, candidato a:          Elección interna, candidato a:
                                                           Coordinador de ámbito inferior al ayuntamiento.
Alcalde Local                                     Coordinador Local <  Ayunto. Menor de 150.000 habitantes.
Alcalde gran capital / Diputado         Coordinador de distrito > Ayunto. Mayores de distrito                                                           150.000, capitales de provincia, distritos
Municipales en grandes ciudades, áreas   comarcales.
Presidente CCAA                             Coordinador Regional

Presidente Gobierno                          Presidente Nacional

octavio-primarias

 Como he indicado , las primarias son  una exigencia democrática, participativa y regeneradora pero tienen como contrapartida que someten al partido a una constante lucha interna,  provocan enfrentamientos  y paralizan la acción política.  Por eso, considero que la solución pasa por elegir a los candidatos a encabezar las candidaturas en una fecha fija para todos los procesos electorales y que el candidato una vez elegido (o en su caso designado) , será inamovible salvo  revocatoria de mandato.

Además,   al igual que el Diputado de Distrito es el representante de los electores en el Congreso de los Diputados , el coordinador de distrito es el representante de los afiliados y simpatizantes en el órgano “legislativo” del partido ahorrándose la multitud de procesos electorales internos.

La decisión de presentar o no a unas Elecciones externas depende los órganos superiores de la organización  , en atención al interés nacional o territorial y las posibilidades reales (económicas, organizativas, oportunidad política, etc.) de concurrir a comicios que tenga el partido.

Todas las normas de elección externas deberán contemplar  los pactos que pudieran establecerse con otras formaciones y organizaciones políticas si se concurriera a los comicios en coalición, pactos que deberán interpretarse de la forma más favorable a los principios participativos (por ejemplo, si por interés municipal se   decide concurrir en coalición se pacta que el representante de la organización  ocupará el número 5 de la lista, ese número será ocupado por el candidato elegido en primarias por esa circunscripción.

Original en ca’n Octavio:

Marod

Andaba yo un tanto preocupado estos días desde que Plaza me dijo que no entiendo el concepto de separación de poderes.

Estaba, incluso, esperando a que me ofreciera una explicación tal y como se comprometió. Pero bueno, no le reprocho su olvido. A fin de cuentas, bastante trabajo hace manteniendo este sitio y encima altruistamente.

El caso es que me hizo pensar, porque imputarme desconocimiento de algo tan básico tendría que tener un motivo. Y como en el fondo y a pesar de nuestras disputas, creo que me aprecia (en mutua reciprocidad, dicho sea de paso), mi preocupación versaba sobre si no estaría yo viendo problemas inexistentes o era fruto de una cerrazón mental a algo muy obvio que, por algún extraño motivo, mis sinapsis neuronal no era capaz de desenredar. Además, Octavio – al que profeso también un gran respeto intelectual – observaba similares carencias a mis razonamientos. Lo cual no hacía sino consolidar esa preocupación que os comentaba.

Me preguntaba si los problemas que yo observaba entre el concepto de separación de poderes y el principio inspirador de la democracia de soberanía popular, sólo se me habían ocurrido a mí. Lo cual no deja de ser aterrador, porque si se confirmaba este extremo sólo podía significar dos cosas: O que era tonto de remate, o que era más listo de lo que yo incluso pensaba. Ambas cosas son aterradoras.

Afortunadamente ni soy tonto de remate ni más listo de lo que ya me creo. Esto ya se le ocurrió a gentes ilustres hace muchos años. http://es.wikipedia.org/wiki/James_Madison o http://es.wikipedia.org/wiki/Alexander_Hamilton, e incluso al mismísimo Jefferson.

Pues bien, hay un interesante artículo/ensayo del profesor Fernández-Albertos de la Universidad de Harvard que nos ilustra sobre los problemas que generan estos dos conceptos. Tiene el apropiado título “Dividir lo indivisible”. Voy a comentar algunos extractos del mismo, y mis propias reflexiones sobre ello.

Dice el profesor Albertos que básicamente, el problema consiste en que si existe una única fuente de autoridad (el pueblo), ¿de dónde proceden los diferentes poderes que han de competir entre sí para de esa forma prevenir el surgimiento de formas de gobierno tiránicas?.

Es un poco lo que hablábamos de si el poder es UNO (el pueblo, la Soberanía) necesitamos hallar la forma de dividirlo entre distintos sujetos para evitar el riesgo de tiranía.

Madison, argumenta que la «mezcla» entre poderes es de hecho la forma ideal de prevenir el abuso unilateral del poder. Interconectar las actividades
de los distintos poderes no es sólo inevitable en el mundo moderno, sino que es incluso saludable para que la lógica virtuosa de la separación de poderes actúe en toda su plenitud. Es mediante cierta intromisión por parte de unos poderes en las actividades de otros cómo la separación de poderes debe funcionar: las cámaras legislativas participan en la selección del ejecutivo, el ejecutivo tiene cierta capacidad de nombrar al poder judicial, el poder judicial revisa las actividades de los demás poderes. Es la misma lógica del sistema de pesos y contrapesos (checks and balances).

El problema es que esto tiene un riesgo claro, que Jefferson vio claramente:
«Todos los poderes del gobierno, el legislativo, el ejecutivo y el judicial,convergen en el cuerpo legislativo. La concentración de ellos en las mismas manos constituye precisamente la definición del gobierno despótico. No atenúa la cosa el que estos poderes sean ejercidos por muchas manos y no por una sola. Ciento setenta y tres déspotas serían sin duda tan opresores como uno solo, y si alguien lo duda, que se fije en la república de Venecia. Tampoco nos vale el que los hayamos elegido nosotros mismos. Un despotismo electivo no es el gobierno por el que luchamos; sino uno que no solamente se funde en principios libres, sino que sus poderes estuvieran divididos y equilibrados de tal modo entre distintos cuerpos de magistrados, que ninguno pasara de sus límites legales sin ser contenido y reprimido eficazmente por los otros» (Jefferson, Notes on the State of Virginia, pág. 195, citado en El Federalista, núm. 48).

El problema, cómo muy bien explica el profesor Albertos es que “sin un cierto grado de heterogeneidad en las preferencias de los diferentes departamentos gubernamentales, la separación de poderes se vuelve o inútil o irrelevante:
¿por qué uno de los poderes podría tener un interés en limitar las acciones de otro poder con el que comparte las mismas preferencias? ¿Para qué dividimos el poder en diferentes departamentos si los encargados de esos departamentos deben responder a los deseos de un mismo agente: el pueblo?”

Comparto esta reflexión, y ahondo en que si bien separar distintos poderes es teóricamente fácil, la división de la legitimidad del poder es ciertamente complicada de dividir en una democracia.

Finalmente tenemos en conclusión que la separación de poderes, al combinarse con la doctrina de la soberanía popular, crea dos problemas: primero, se hace inherentemente difícil obtener varias voluntades, un requisito obvio para que la separación de poderes signifique algo.

Y segundo, la existencia de poderes separados que compiten por el apoyo del mismo «agente» (el pueblo), puede fomentar un tipo de competición interinstitucional que provoque problemas de gobernabilidad.

La solución pensada por Madison se trataba de lo que el llama el principio de separación de propósitos: diseñar las instituciones de tal modo que cada poder representara a diferentes intereses.

Solemos llamarle Rajoy El Aguerrido, de broma. Pero tal vez habría que llamarle El Enterrador, en serio. En otro de esos sorprendentes parecidos al Bobo Solemne que le estan saliendo.

  • Rato
  • María San Gil
  • Esperanza Aguirre
  • Mayor Oreja
  • Vidal Qadras

A Pedro J. le echó el gobierno de Felipe González de Diario 16, por empeño personal de Corcuera. Y la jodieron, porque fundó El Mundo. Ahora probablemente es El Enterrador el que le ha echado de El Mundo. Y espero que la haya cagado tanto como la cagaron los sociatas. Seguro que Pedro J. monta un digital. ¿Y por qué no va a conseguir algo tan imposible como lo que consiguió con El Mundo? Por ejemplo, hacer que un digital sea más influyente que el más influyente de los papeluchos. Aparte de rentable, claro. O sea, hacer que El Enterrador tiemble tanto por ver los papeles de Bárcenas en un digital como en El Mundo.

Pedro J. tiene sus cosas, y no es exactamente un tipo como para despertar entusiasmos de amistad. Pero es que a menudo lo relevante es la versión inversa. Por sus enemigos les conoceréis. De un periodista lo primero que quieres saber es si se trata de un periodista realmente, o solo es un maldito propagandista / activista de alguien. Y la manera más fácil de distinguirlo es mirando sus amigos, apoyos, etc. O es amigo de unos -lo normal-, o es amigo de todos, o casi todos. Pedro J., siempre excesivo, ha conseguido el no va más. Ser enemigo de todos. Vaya, de todos los que tienen algún poder. Y a mi me da que no hay mejor manera de definir un periodista, periodista. O mejor alabanza. Enemigo de todos.

Busca alguna persona o grupo destacado por su poder, que se pueda considerar “amigo”, “sostén”, “aliado”, etc, de Pedro J. ¿El progretariado? ¡Juas! ¿La marianidad? ¡Je, je! ¿La Casa Real? ¡Huy, huy! ¿Los separatas? Ya ves tú. ¿Los bancos? Botín, probablemente; ju, ju. Si acaso se podría señalar al IPCC y los alarmistas del clima, pero eso queda muy lejos.

Hay un artículo de ayer en Libertad Digital, de Carmelo Jordá, que no debería perderse nadie.

La conclusión, muy inevitable, es que para enterrar a los críticos, y para poder pedir que me suban el Marca.

La prensa de papel va desaparecer, tal y como la conocemos. Habrá dos grandes periódicos nacionales, uno de derechas y uno de izquierdas, que vivirán en buena medida del favor del bando político de cada uno. El ideal de La Casta. Una pelea solo aparente, y un acuerdo de fondo para el latrocinio masivo. Y luego los papeluchos de los separatas, que vivirán exclusivamente del dinero público proporcionado por esos partidos. La gran cuestión va a ser si los digitales, muy diversos y combativos, van a ser negocios sostenibes sin apoyo de La Casta.

En ese sentido, tal vez lo de Pedro J. sea una buena noticia. Hace falta lo que parece un milagro. Pero también fue un milagro que sobreviviera al ataque de González y Corcuera, montara un periódico, y los echara de la poltrona. Si yo fuera El Enterrador no estaría demasiado tranquilo. Su incapacidad para el gobierno no le permite presentar nada positivo en el balance. Y así, tampoco hace falta un empujón tan grande para mandarlo a donde se merece.

Actualización:

El Confidencial Digital describía bien la operación a principios de octubre pasado:

Marod

Lo que Prometeo no nos contó cuando robó el fuego

Si es que si nos llega a contar Prometeo lo que nos iba a costar la puñetera llama que le chorizó a Zeus, yo creo que más de uno le manda de vuelta al Olimpo con un algunos recuerdos para su santa madre.

Leo en prensa que la factura eléctrica se ha incrementado algo más de un 80% desde 2004. Hay que joderse, y el maldito calentamiento global detenido desde hace más de una década. Sus muertos.

Que los economistas y especialistas en el mercado eléctrico me perdonen, porque me dispongo a hacer de trapecista sin red (qué es cómo más gustillo da) metiéndome en el jardín del mercado eléctrico. En parte, porque se lo prometí al administrador de este sitio ayer, y en otra porque últimamente está el ambiente de la Plaza muy reposado… y nada mejor que estas fechas de paz y felicidad obligadas para tirarse los trastos a la cabeza, por aquello de seguir contracorriente.

Hay que empezar diciendo que la regulación del mercado eléctrico español es más complicada que la dimisión de un político. Tiene tela entre subastas decrecientes, tarifas de último recurso y costes regulados no hay quien cojones se aclare. Y en este punto reside una crítica generalizada y bien fundamentada. La complejidad de este sistema crea inseguridad jurídica y dificultad a la hora de tener la información a la que tenemos derecho los ciudadanos, más que nada por aquello de que al final los que la pagamos somos nosotros.

Luego está el precio. Leo en:
http://www.libremercado.com/2013-12-20/la-factura-de-la-luz-bajaria-hasta-un-65-eliminando-los-costes-politicos-1276506940/

Hostias! solución fácil, nos cargamos esos costes y, ¡Marujaaaa, atiza la calefacción que nos sale regalada!

Un poco torticero el periodista, juntas dos palabrejas tan negativas como “coste” y “político”, y no hay guapo que se resista a ciscarse en el deficit de tarifa, las primas de régimen especial y la madrequelosparió.

Yo pienso que esos costes son necesarios, desde luego no en tan abultada cantidad, pero analicemos un poco. Según el artículo precitado (ignoro la fuente) de los aprox. 21.000 millones de euros del “coste político” se reparte en:

- costes de transporte, distribución, permanentes: Unos 10.000 millones. Si sumamos los costes financieros del deficit de tarifa, en total unos 12.000 millones.

O sea, que ya tenemos que más de la mitad no son costes políticos propiamente dichos, sino costes de mercado que no está liberalizado. Hombre, teniendo en cuenta que hablamos de suministro eléctrico, a mí no me parece mal que sea de gestión pública. Hablamos de un suministro estratégico, no es cualquier cosa para dejar en manos de operadores privados. En cuanto a la necesaria garantía de suministro (los mercados a veces se vuelven muy inestables).

- Los otros 9.000 millones: Primas al régimen especial. Renovables y carbón nacional fundamentalmente.

Estos sí que son más políticos. Que no significa necesariamente malos o injustificados.

Al carbón nacional. Dos razones fundamentadas: Primero la estratégica, por garantizar el suministro de la materia prima. No vaya a ser cosa que los marroquís o los polacos se enfaden con nosotros y nos corten el suministro… a ver qué hacemos. Segundo la social: los yacimientos españoles están en el norte, en zonas que se prepararon, se transformaron y condicionaron a extraer el preciado mineral cuando si era rentable y muy necesario. No se puede (o no se debe mejor dicho) decirles de un día para otro. “gracias majetes, ya no sois rentables, buscaros la vida”. Eso ya lo sabías cuando armaste todo el tinglado, luego tenías que haber previsto reconversiones industriales, ayudas, etc.

A las renovables. Principalmente una razón, incentivar la explotación de otras fuentes de energía que SÍ tenemos. Lo malo es que su explotación todavía resulta muy cara.
El tema es que nos interesa que se desarrollen muy rápido, para dejar de depender lo antes posible de recursos ESTRATÉGICOS que NO tenemos.

De esos 9.000 aprox, creo que unos 6.000 son para renovables y unos 3.000 para carbón nacional. Y de esos 6.000, la que más se lleva es la solar fotovoltáica (la que sólo produce con luz solar) con unos 1.600 millones. O lo que es lo mismo un 13% del “coste político”, y bastante menos si añadimos el 40% restante del “coste de mercado”. Que tampoco es que nos lo gastemos todo en espejitos, vamos.

Mi crítica fundamental es que hay una parte del coste de la factura de la luz que es un impuesto encubierto y es la que corresponde a las primas de régimen especial. Y la verdad, como impuesto es un puta mierda. Precisamente porque está encubierto y porque no es progresivo, vamos que yo pago el mismo porcentaje (tramo) que un Ortega o un Botín de turno. Y tal y cómo está la situación, pues no es justo que nos encalomen una subida del 80% en 9 años, y encima en plan “café para todos”. Mala redistribución de la renta.

En resumen, que si quitásemos el coste político tal y como “sugiere” el periódico liberal, tendríamos una factura más barata (no tanto), unos mineros muy cabreados en Asturias y León (y con razón) y perderíamos el tren (al que se ha subido media Europa) de explotar otras energías sin dependencia de otros países.

Por favor, el último, que apague la luz. :-)

saludos

Zuga

Octavio

La separación de poderes no es privilegio del pensamiento francés o anglosajón. El general Miranda, instructor de Simón Bolívar, escribió durante la Revolución (1794) lo que la historia no hizo más que confirmar. “El pueblo no será soberano si uno de los poderes constituidos (el ejecutivo) no emana inmediatamente de él, y no habrá independencia (entre los poderes) si uno de ellos fuera el creador del otro. Dad al cuerpo legislativo el derecho de nombrar a los miembros del poder ejecutivo, y no existirá ya libertad política. Si nombra a los jueces no habrá libertad civil”.

He realizado un trabajo resumen de las ideas que considero mas relevantes que D. Antonio García-Trevijano expone en el libro de su Teoría pura de la Republica.

 Tengo que decir que se trata de una osadía por mi parte permitirme tal cosa,  intentar que un cuasi ágrafo como yo  resuma las  ideas de un hombre cuya cultura y erudición andan parejos a su sabiduría ( y de su ego)  y si además las utilizo  , para después y en  mi propio discurso,  contradecirlas en algunos casos… ya no es osadía , es pura inconsciencia … pero creo que estamos en un  momento que tal vez, un puntito de ambas sea  , mas que necesidad … pura exigencia y porque tal vez, esas cualidades , ( las positivas y las negativas ) que tiene el personaje le hace estar tan alejado de la cotidianidad , que se hace necesario que alguien haga bajar sus ideas del monte para transmitirlas.

He resumido literalmente , pero eso sí , me he limitado a transcribir lo verdaderamente esencial,  reduciendo un libro de 535 paginas …en ocho, con todo lo que ello implica de pérdida. Al que después de esto este interesado, no le quedará mas remedio que leerse el libro.

Indicar de entrada que no comparto algunas ideas, por ejemplo ,  la idea del voto imperativo, como expuse en este enlace , http://octaviofreee.blogspot.com.es/2013/11/fundamento-de-la-revocatoria-de-mandato.html y tampoco comparto algo que no aparece en este resumen  pero que sí se deriva de una contradicción que al final del texto figura, que el instrumento para llegar al sistema político que describe solo  y exclusivamente , se pueda obtener mediante la abstención activa.

Y sin mas preámbulos:

La soberanía es más cuestión de hecho, de potencia superior única, que de derecho. En los Estados de Partidos la detenta la sinarquía o sindicatura de poder de los partidos estatales. En concreto, la soberanía política pertenece legalmente a los dos partidos estatales hegemónicos, que tienen: la potestad e ignorar la Constitución, mediante el mandado imperativo a sus diputados; el poder de reformarla si les conviniera; la facultad de nombrar a los miembros del TC; el derecho de mantener vacantes plazas de bloqueo y dictar instrucciones a sus pupilos; la potencia de instituir Autonomías y la última decisión de separarse de la UE o de salirse de la zona euro.

En los Estados de Partidos, la legalidad la dictaminan legisladores que no respetan la prohibición constitucional del mandato imperativo; juzgadores que dan validez a leyes inconstitucionales emanadas de mandatos de partidos; gobernantes que burlan el principio de generalidad de la ley, otorgando privilegios y legislando por Decretos- Leyes; y policías que procuran el orden público con medios ilegales.

La disciplina de partido en el voto parlamentario anula la votación (por) anticonstitucional, aunque la Constitución que la prohíbe sea irreal, a causa de la irrealidad utópica de la prohibición. La Constitución y las leyes aprobadas con disciplina de partido son radicalmente nulas.

Nos encontramos ante la paradoja de que los diputados que son elegidos bajo la condición a sus votantes de no poder exigirles que cumplan con sus promesas electorales , sí pueden ser sancionados por su grupo parlamentario (en resumidas cuentas, por la cúpula de su partido) si votan en contra de las órdenes recibidas, es más… si se revuelven contra esta situación , se les tacha de tránsfugas.

Además, jurídicamente, lo que se hace contra normas imperativas y la prohibición del mandato imperativo lo es, resulta nulo de pleno derecho y esta nulidad radical en cualquier ámbito del derecho puede llegar a implicar la de todos los actos que de ella derivan.  Por ejemplo , la aprobación de los presupuestos del Estado aprobados bajo mandato imperativo del grupo parlamentario implicaría la nulidad de esos presupuestos y la de todos los actos que de ellos derivan…o sea, la nulidad de todo lo que os podáis imaginar.

Por primera vez en la historia de las ideas políticas y de las Constituciones, la lealtad política se hace en la RC norma positiva de especial aplicación a gobiernos, representantes y funcionarios. Lealtad a los programas electorales que producen representaciones y gobiernos. Lealtad a los mandatos imperativos de los electores monádicos. Lealtad a la función pública. Lealtad al público en los servicios públicos.

Esto se consigue… Mediante la difusión de las cuatro ideas-fuerza (representación de la sociedad civil, separación de poderes, lealtad de la forma a la materia, ecuación verdad=libertad)

Las dos fórmulas aristotélicas de la verdad, “decir de lo que es que es, y de lo que no es que no es”, o adecuación entre lo que se dice y el objeto dicho, son descriptivas de la congruencia o correspondencia entre la verdad y sus enunciados.

En la ciencia política, la verdad es la libertad colectiva. La unidad irreductible de la representación está en la mónada electoral. La acción legislativa pertenece a la Nación. La acción ejecutiva al Estado. La separación de poderes refleja con naturalidad la oposición ontológica entre Sociedad y Estado.

 El necesario principio de intermediación no lo puede encarnar la Justicia, que debe ser autónoma para devenir independiente.

La antigua res-publica es la actual sociedad civil. La República, su ordenamiento político. El Estado, la personificación de la Nación. Ésta retiene la Potestad legislativa. Aquél, la ejecutiva.

Sin separación funcional, ni en origen, de los poderes estatales, la verdad de la ley se define por la autoridad estatal de los partidos legisladores y por los requisitos de forma legal, cualquiera que sea su contenido normativo.

La separación orgánica de estas tres potencias, y la coordinación funcional de sus movimientos respectivos en cada uno de sus ámbitos, garantizarían el equilibrio dinámico más estable que jamás se ha logrado en los Estados europeos, y en las relaciones de éstos con la Sociedad.

En la Asamblea de la RC, formada con la representación de todas las mónadas electorales, por un solo diputado cada una, la razón política de las leyes deja de ser el problema metafísico de la verdad objetiva, situada en la voluntad o en el interés general, para concretarse en la verdad de la concordancia entre lo dicho en las leyes por los representantes y el mandato mayoritario de las encomiendas de los representados.

El sistema que se propone tiene como fundamento  la necesidad de concordancia entre el sentido del voto de los ciudadanos y las leyes que emanan del legislativo , esa concordancia se define como verdad política; lo que se promete cumplir se cumple, pues el texto de la ley resultante es reflejo fiel de la voluntad libre y mayoritaria de los votantes , resultante de la lealtad del representante al programa electoral por el cual fue elegido por ellos.

Sin separación de poderes y con mandato imperativo de partido, la voluntad reflejada en la ley , es la de la cúpula del partido gobernante.

La comunidad vecinal es anterior al Estado. La Nación, idea abstracta, histórica y sentimental, fue concretada como fundamento del Estado moderno. Pero fundamentar no es crear una relación de identidad entre lo fundante y lo fundado.

Si el Estado la personifica, sin confundirse con ella, no puede ser a la vez su representante.

La Nación sólo puede ser representada por el órgano que, teniendo la misma naturaleza de la diputación, tenga además la fuerza coercitiva del poder legislador.

El Estado es una organización heredada. La Nación, una comunidad vivida. Aquel tiene personalidad jurídica. Históricamente, existieron tiempos de naciones sin Estado y de Estados sin nación. A los primeros se refería el ilustrado napolitano Geambattista Vico en el retorno de las Naciones. Los segundos caracterizaron la época de las descolonizaciones.

En tanto que persona jurídica, el Estado puede ser representado allí donde no esté presente, es decir, en las relaciones internacionales. Sería absurdo que tuviera representantes en el territorio interior donde está ubicuamente presente. En esto acertaba Rousseau: “donde esté presente el representado sobra la representación.”

Pero este simple argumento cuantitativo olvida que la mera suma de intereses locales, representados en mónadas electorales iguales, no hace emerger atributo alguno que, no estando en los sumandos, produzca sin embargo el milagroso resultado de crear la representación del interés nacional.

La Nación sólo es ontológicamente representable por quien reúna en sí la cualidad representativa y la normativa, la condición voluntaria y la legal, el estado de representante de distrito y el de agente o actor nacional.

Si antes de personificarse en el Estado la Nación tenía órganos legislativos, nada se opone a que los siga teniendo después. Una cosa es que el Estado personifique a la Nación y otra que la pueda representar en su interior. El continente no representa al contenido, como tampoco lo personificante a lo personificado.

La nación es el sujeto político en el que reside la soberanía constituyente del Estado. La nación es previa y crea el Estado ; la nación ya tenia instituciones antes de la creación de los Estados, instituciones que conformaban la sociedad civil entendiendo esta ultima como el conjunto de ciudadanos que de manera individual o colectiva actúan en el campo de lo publico ( la res publica) en busca, se presupone, del bien común.

 Tras la creación del Estado, se supone que la sociedad civil debería ejercer la mediación en lo publico, entre el individuo y el Estado, no debiendo confundirse el término sociedad civil con lo privado, pues opera en el ámbito de lo publico.

 Serian sociedad civil, los ciudadanos comprometidos con su causa , las fundaciones , las asociaciones , las ong´s , los partidos , los sindicatos , si no fuera porque alguien inventó la palabra “subvención” y lo integro todo dentro de la estructura del Estado…¿Habrá algo mas antinatural que una organización no gubernamental , estatalizada  por la vía de la subvención?

Sobre el poder Legislativo.

El necesario principio de intermediación institucional lo realiza con naturalidad el poder legislador, en tanto que órgano nacional emanado de la potestad legislativa de la Cámara de Representantes monádicos. Lo particular monádico se une a lo nacional de la sociedad con la Presidencia del Consejo Legislativo, que la propia Cámara elige.

El primer peldaño de la RC, para transformar todo tipo de potencia general en poder institucionalizado, consiste en dar a la Nación la potestad de promulgar las leyes aprobadas por su representación colectiva. El Estado inicial se la arrebató, y la Revolución Francesa siguió reservándola al poder ejecutivo.

Esta idea, admitida como excepción en la Constitución de los EEUU, para el caso de que el Presidente se niegue a promulgar una ley, es la piedra angular del edificio constitucional proyectado en la Teoria Pura.

La mónada de distrito, no los individuos ni los partidos, es el único sujeto posible de la acción política de representar, así como la mónada nacional es el único sujeto posible de la acción política de ejecutar.

Mónada es una palabra griega, monás, monadós, que quiere decir unidad componente de la realidad. Son substancias indivisibles. No pueden aparecer por suma de agregados, sólo por creación, y no pueden desaparecer por disolución. Sólo por aniquilación.

La elección en ellas de un diputado, que ha vencido a los demás candidatos por la mayor adecuación de su programa político al interés mayoritario definido por los votantes, hace improbable, bajo pena de revocación, que transforme en poder propio la potencia representativa de una concreta diputación ajena.

La mónada política debe reunir requisitos de igualdad cuantitativa (100.000 habitantes) , deslinde territorial y simultaneidad operativa con las demás distritos electorales, para que la Sociedad reconozca la legalidad de su legítima naturalidad.

Fijados sus linderos y confeccionado el censo de electores, los aspirantes a la diputación, independientes o de partido, avalados ante la Junta electoral del distrito por mil vecinos, serían proclamados candidatos oficiales.

Cada uno llevará aparejado en su candidatura un diputado suplente, que lo sustituirá automáticamente, en caso de incapacidad sobrevenida, inhabilitación judicial o revocación por los electores del titular, en la forma que se haya reglamentado.

Los medios de comunicación, con audiencias o lectores superiores a diez mil personas en la mónada, ofrecerían espacios iguales y gratuitos para su propaganda, en compensación de las noticias gratis que le proporciona la actividad pública del diputado durante cuatro años.

Los Ayuntamientos y centros de enseñanza pública también cederían gratuitamente espacios abiertos o cerrados para celebración de mítines. Los carteles de publicidad electoral en calles, fachadas y espacios públicos exteriores o interiores estarían prohibidos. La campaña electoral duraría quince o veinte días y no podría ser financiada con fondos privados ni públicos. La igualdad de oportunidades estará así garantizada, y su infracción daría lugar a la anulación de los votos obtenidos por el infractor.

Los electores censados sólo podrán elegir a un candidato, en el día fijado para todo el territorio nacional. El modo de escrutinio y proclamación de resultados también será determinado por la autoridad electoral.

 La investidura del candidato elegido diputado, por mayoría absoluta de votos emitidos en primera vuelta, o entre los dos primeros clasificados, en segunda vuelta, se haría en cada mónada mediante acto solemne ante las autoridades municipales del distrito, con la entrega por la Junta de distrito del acta credencial de la diputación para la Asamblea Nacional.

El sueldo y gastos de representación del diputado y del suplente, durante la vigencia de su mandato, serían pagados íntegramente por el distrito electoral.

Lo decidido por la mayoría absoluta del cuerpo electoral se equipara al interés general o el bien común, en virtud de una pura convención, inventada por la filosofía del utilitarismo inglés, y aceptada en todos los sistemas de administración de un colectivo, sea público o privado.

Por su origen anterior al del Estado, y por la mayor autenticidad de las representaciones concretas, la estructura y naturaleza de la representación monádica de distrito constituye la piedra angular de la democracia representativa.

Y no porque el poder legislativo surgido de la Asamblea de mónadas representativas debe ser preponderante, como creía Locke, contra la mejor fundamentación de Montesquieu del equilibrio de poderes, sino porque la lealtad, fundamento natural del lazo social, disminuye de intensidad en la misma medida en que aumenta la extensión del ámbito geográfico de convivencia.

En la RC, la constitución de mónadas electorales es condición sine que non de la representación política. Sin ellas, habrá votaciones, pero no elecciones. Con ellas, la representación será un poder diputado ante la Asamblea legislativa, el poder de lo representado, pero ante el distrito sólo es facultad delegada y representativa.

La Teoría Pura de la RC resuelve estos enigmas originales con la distinción entre potestad legislativa, propia de la Cámara de Representantes monádicos, y poder legislativo, propio del órgano colegiado que elija la Cámara en su seno, para promulgar y publicar las leyes. Un Consejo de Legislación que termine el proceso legislativo dando vis coactiva a la vis directiva de las leyes aprobadas en la Cámara de diputados monádicos.

La mayoría de voluntades representadas se identifica con la voluntad del representante y funda la representación política del colectivo, incluso la de los no votantes.

No hay poder legislativo completo ni potestad legislativa en las Asambleas de representantes, si ella misma no puede sancionar, promulgar y publicar las leyes que apruebe. Así no es legisladora.

En lugar de la sanción, las Constituciones deben introducir un órgano nacional que medie entre la representación civil y la potestad coercitiva del Gobierno o, dicho en términos clásicos, entre la Nación y el Estado, con la finalidad de que esa nueva institución mediadora, por su propia naturaleza orgánica, incorpore a las leyes la vis coactiva que necesitan para ser ejecutivas, dado que la simple suma de los representantes de distrito sólo puede comunicarles vis directiva.

Nadie podrá discutir que el orden de las prioridades de la libertad política comienza con el sistema electoral, para sustituir el proporcional por el mayoritario en mónadas pequeñas, como primer paso hacia una auténtica Cámara de Representantes políticos, dotada de potestad legislativa autónoma, que sustituya a la gregaria reunión de diputados de listas de partidos estatales, aplaudidores o silbadores por oficio.

Lo más despreciable no es lo ridículo, sino lo irrisorio. Nada lo puede ser tanto como estos legisladores que no tienen capacidad de pensar las leyes que aprueban sin instrucciones de sus jefes de partido, ni poder suficiente para promulgarlas.

Las condiciones para que una Asamblea legislativa sea respetable, respetándose a sí misma, son dos: representación política de la sociedad y poder de promulgar las leyes. Sin estos requisitos no es más que una irresponsable payasada bien retribuida. Dar al poder legislativo el mismo rango que al poder ejecutivo, pero con superior prestigio social y cultural, a causa de la mayor relevancia cultural de los hacedores de leyes que la de los ejecutores de las mismas. La historia de la legislación es más significativa de la idiosincrasia política de los pueblos que la historia de sus gobiernos.

Aunque no lo sepan ni lo crean, los Parlamentos nacionales europeos no tienen más potestad que la proponer leyes al órgano ejecutivo del Estado, sin poder de sancionarlas, promulgarlas y publicarlas como normas dotadas de coerción o fuerza imperativa. Sin embargo, tanto las propias Constituciones como la doctrina constitucional y el derecho político, cometen la incorrección descriptiva de llamar poder legislativo a la Asamblea de diputados, sin dar la menor trascendencia política ni jurídica al hecho de que todas las leyes las sanciona, promulga y publica el poder ejecutivo.

No cabe más lealtad que la debida al programa de acción de la candidatura elegida por mayoría absoluta de electores para que ella represente al distrito.

El suplente tramitará las iniciativas y quejas de los representados, que despachará con el diputado titular, a quien sustituirá en caso de fallecimiento, incapacidad declarada o revocación del mandato, sin necesidad de celebrar otras elecciones.

La Cámara se divide en dos instituciones estrechamente vinculadas, con funciones y cometidos diferentes: la Cámara de Representantes, presidida por el Coordinador, y el Consejo de Legislación, nombrado y dirigido por el Presidente electo.

El Consejo de Legislación, órgano de la representación nacional, tendrá la competencia de examinar las iniciativas legislativas procedentes de cualquier diputado, del Gobierno o de la Autoridad judicial, para decidir sobre la dimensión nacional de las iniciativas de ley, la constitucionalidad de las mismas y la generalidad de su contenido.

La Teoría Pura ha de razonar ex novo para encontrar el fundamento jurídico de la conversión de la suma de representaciones monádicas en representación nacional, sin necesidad de acudir al precedente histórico de lo que sucedía antes de la organización del Estado, como fuente única del derecho positivo

Sin necesidad de acudir al precedente de las Naciones sin Estado, ni a las ficciones de la tradición parlamentaria, la Teoría Pura resuelve el problema de la conversión de las representaciones monádicas en representación nacional, derivándola de la propia encomienda de los electores a las diputaciones. No sólo para ser representados y defendidos contra los abusos del Estado, sino también para ser integrados en una representación nacional que asuma la función del poder legislativo.

Para no caer en petición de principio, la operación de integrar las unidades de representación monádica en una sola representación nacional, con poder exclusivo de promulgar y publicar las leyes, no sólo requiere la voluntad de instituirla con la fuerza creadora del poder constituyente, expresado en una norma ad hoc de la Constitución, sino también la permanente vigencia de una entidad real de mediación institucional entre la Comunidad nacional y el Estado, inexistente en el Estado de Partidos.

 Por su naturaleza mixta, mitad representativa de la Sociedad política y mitad ejecutiva de las leyes con dimensión estatal, esta institución mediadora no puede ser otra que la Presidencia del Consejo de Legislación.

El legislativo que se propugna es elegido en distritos (mónadas) uninominales por el sistema mayoritario.  La voluntad mayoritaria así expresada se convierte , por convención comúnmente aceptada, en la representación de todo el colectivo y la verdad =libertad colectiva surge de la concordancia entre el mandato imperativo de los diputados de distrito y el texto de las leyes que deben ser su fiel reflejo , imperatividad  que no considero necesariamente obligatoria y no comparto, pues es justamente la revocatoria de mandato , sin necesidad de esperar a nuevos comicios, la que hace que el representante , elegido con el exclusivo voto de sus electores por muy mayoritario que sea, se convierta en representante de todos, pues todos tienen la potestad de quitarle la representación  y por lo tanto la autentica verdad = libertad colectiva, no es tanto  la concordancia entre voto y ley ,  pues el voto es estático mientras que la sociedad es dinámica,  sino en el poder de disposición del mandato que tiene el representado y que anuda al representante con mas fuerza al interés mayoritario.

Los representante lo son del distrito en la cámara de representación Nacional, no son por tanto representantes “de” sino representantes “en”, así no se da la falacia de que un miembro de una organización que propugna la desaparición de la Nación y hace patente , día a día , su odio hacia ella sea representante de un pueblo al que le gustaría aniquilar (en algunos casos de manera literal).

La elección por distritos convierte , tras la previa salida de los partidos del Estado para reintegrarlos en la sociedad civil  , a los diputados electos en representantes , mientras que  la elección dentro de la cámara de un Consejo Legislativo con capacidad , no solo de elaborar leyes  y aprobarlas sino de promulgarlas ,de dotarlas de  poder coactivo y coercitivo,  la que convierte a la Asamblea en representativa de la Nación.

Sobre el poder Ejecutivo:

En el exterior, el Presidente de la República representa al Estado y a la Nación personificada en él. En el interior, es representativo del Estado, pero en modo alguno representante de la sociedad civil, de la sociedad política o de la Nación. Como comunidad sin personalidad jurídica, la Nación ha de ser dotada de representación legal.

El criterio de la doble vuelta tiene tres magníficas ventajas (tambien predicable para el legislativo). Obliga a ser elegido Presidente por mayora absoluta de los votos emitidos en un solo cuerpo electoral. Simplifica intelectual y moralmente la elección entre dos opciones claramente diferenciadas. Educa al electorado a realizar de modo individual, sin mediaciones ajenas, la síntesis política entre idealidad y pragmatismo, entre su corazón y su cabeza.

“es cualidad de su naturaleza, que la potencia de los partidos estatales no pueda ser frenada por ninguna institución. El abuso de poder, facultad legal más potencia, traduce una ecuación que las estadísticas podrían cuantificar. La corrupción es proporcional a la parte de potencia no transformada en poder controlable, institucionalizado dentro de un verdadero sistema constitucional”.

Solo la libertad colectiva tiene poder para revocar a los gobiernos antes de que terminen su mandato.

En el caso limite de que la Cámara de Representantes no pueda frenar o impedir el abuso de poder del Gobierno, sin necesidad de más explicaciones a los representados, la mayoría absoluta de la representación nacional puede acordar la destitución del Jefe del Estado y Presidente del Gobierno, a condición de que la misma Ley que lo disponga incluya la disolución de la Cámara y la convocatoria de nuevas elecciones legislativas y presidenciales.

El poder ejecutivo surge por elección directa del Presidente de Gobierno en circunscripción única nacional , representa al Estado internacionalmente y es representativo en el interior .

El poder del ejecutivo en cualquier sistema es cuasi omnímodo y solo la existencia de un verdadero sistema de controles y contrapesos,  “checks and balances” puede permitir que no se desmande en demasía.

En cualquier caso , si tales controles fallan o no son suficientes siempre queda la posibilidad de o bien revocatoria de mandato o bien , su destitución por parte la Asamblea Nacional  pero anudando esta a la suerte de aquel mediante la disolución y convocatoria de nuevas elecciones.

Sobre el poder Judicial :

El examen de la legalidad de las leyes, su constitucionalidad, implicará en la República Constitucional la posibilidad de la anulación de las mismas, por la jurisdicción ordinaria, cuando vulneren el proceso normativo de su elaboración, aprobación y promulgación, o cuando infrinjan la moralidad incorporada al derecho positivo a través de la equidad y los derechos naturales.

Si los Tribunales Constitucionales fueran independientes de los partidos que nombran a sus miembros, todas las leyes de la partidocracia serian declaradas nulas de pleno derecho, por infracción de la norma constitucional que prohíbe el mandato imperativo. Este escandaloso atropello de la Constitución partidocrática no ha sido denunciado jamás en los medios de comunicación ni en las cátedras europeas. Todo el mundo jurídico y político sabe que se legisla con ficciones engañosas.

Los Tribunales Constitucionales hoy existentes en Europa, son última instancia jurídica del Estado de Partidos, último recurso político del poder partidista para corregir las sentencias del Tribunal Supremo que se desvíen de la ortodoxia que asegura el equilibrio, en la sociedad gobernada, de la relación de fuerza entre los partidos estatales. La Teoria Pura ha llamado potestad legislativa a la facultad de legislar atribuida en exclusiva a la Cámara de Representantes, y ahora llama potestad y autoridad judicial a la facultad asignada, también en exclusiva, a la profesión judicial, para aplicar las leyes generales a los conflictos particulares, juzgando y haciendo ejecutar lo juzgado.

La elección por sufragio directo de la Presidencia del Consejo de Justicia, regulado en la Constitución, sería el sencillo mecanismo que garantizaría la independencia de la jurisdicción judicial. Serian electores, con un voto por persona, todos los agentes y partícipes activos del mudo judicial. Magistrados, jueces, fiscales, secretarios judiciales, oficiales de juzgados y tribunales, administrativos de destino o contratados, médicos forenses, peritos judiciales, ujieres, agentes ejecutivos, procuradores, oficiales de procuración, abogados en activo y catedráticos de derecho. Serían elegibles los Magistrados con veinte años de experiencia en la judicatura.

En los sistemas de anglosajones “ Common Law”  a diferencia  los sistemas continentales,  los juicios de constitucionalidad corresponden y pueden ser emitidos por todas las instancias jurisdiccionales siendo, en ultima instancia, el Tribunal Supremo quien lo fija definitivamente.  Aquí se apuesta por el mismo sistema para evitar el bochornoso espectáculo que día a día , nos aporta ese órgano de designación política que conocemos como Tribunal Constitucional.

El Gobierno de los jueces , con supresión del Ministerio de Justicia por cierto, recae en un órgano elegido dentro de todo el mundo jurídico.

Resumen:

La República Constitucional se define en la distinción básica entre Nación y Estado. Sin personalidad jurídica, aquella es susceptible de ser representada por una Cámara de Representantes elegidos por mayoría absoluta en cada mónada electoral, con potestad de promulgar las leyes a través de un Consejo de Legislación, elegido por la propia Cámara.

 El Estado, personificación de la Nación, tiene la titularidad del poder ejecutivo, dirigido por el Consejo de Gobierno designado por el Presidente de la República, elegido éste en elecciones presidenciales directas.

La Justicia mantiene la autonomía de la potestad judicial, concretada en el Consejo de Justicia designado por su Presidente, también elegido en elecciones directas por los participantes en el mundo judicial.

La Nación recupera el poder legislativo.  La Justicia, la autonomía del poder judicial. Y el Estado conserva su exclusiva de poder ejecutivo, poder administrativo y monopolio legal de la violencia institucional.

Lo general de las leyes retorna a lo particular individualizado, a través de la potestad de oficio de la Justicia. Lo individual se hace general, sin necesidad de representación, con la elección directa por los gobernados del poder ejecutivo encarnado en el Presidente del Gobierno y en la Jefatura del Estado.

Así constituidos, la relación entre el poder ejecutivo del Estado, el poder legislativo de la Nación y la potestad de la Autoridad judicial, como en mesa triangular de tres patas, constituye la base equilibrada de la vida pública constitucional.

El equilibrio entre estos tres poderes, el nacional, el estatal y el judicial, lo garantiza la RC con normas inéditas en el derecho constitucional.

Por un lado, el eventual conflicto irreconciliable entre el poder legislativo nacional y el poder ejecutivo estatal, lo resuelve la potestad recíproca de ambos, para acordar, bien sea el cese del Gobierno a la vez que la autodisolución de la Cámara de Representantes, o bien la disolución de dicha Cámara a la vez que la dimisión de la Presidencia del Gobierno, a fin de que sea el cuerpo electoral quien, como titular del “poder preservador” -no de notables vitalicios como el que propuso Constant- resuelva el problema con nuevas elecciones legislativas y presidenciales.

El conflicto entre el judicial y el ejecutivo, que puede plantearse respecto del Presupuesto de la Administración de Justicia, en el caso de que no sea aprobado por el Tribunal de Cuentas, lo resuelve la Cámara de Representantes en el debate y votación de la Ley General de Presupuestos del Estado.

Finalmente, el necesario principio de intermediación en la oposición ontológica entre Sociedad y Estado, lo realiza la sociedad política y lo culmina la Presidencia del Consejo de Legislación, en tanto que órgano canalizador de toda iniciativa legislativa, incluso la del poder ejecutivo, y ser además el único juzgador de la existencia real de motivos de urgencia para autorizar al gobierno, caso por caso, a dictar Decretos-Leyes.

Ahora la contradicción que a la que me refería al principio en relación al modo de abordar el cambio de sistema , si…

Ningún partido estatal puede iniciar un proceso de regeneración o reforma del Estado, sin negarse y destruirse a sí mismo. La trascendencia de este hecho se manifiesta en la absoluta seguridad de que no hay alternativa reformista de la partidocracia, y en la certidumbre de que, sin el modelo de la República Constitucional, la sociedad carece de guión eficiente para orientar la decencia pública hacia la democracia política.

Pero por el contrario,

Todo movimiento ciudadano sincero, para ser fiel a la virtualidad del esquema de acción que lo guía, ha de nacer bajo la condición resolutoria de disolverse cuando la libertad política sea una realidad garantizada con las instituciones de la República Constitucional

Considero que un movimiento o partido estatal que se fijara como objetivo la consecución del modelo que se propugna y que fijara en el frontispicio de sus estatutos   y  a la vista de todos ,  la autodisolución una vez conseguido , con independencia de lo que sus miembros hagan después en el nuevo escenario (dedicarse a la política creando nuevas organizaciones, retirarse..) si podría intentar , no la reforma pero si su transformación. 

Por que de igual modo que con las ruinas de antiguos templos se crearon las mas hermosas catedrales,  sobre algunos elementos del actual sistema se podría construir  uno nuevo.

Octavio

Albert Rivera nos ha retado a  formar parte de una conjura y para ello nos ha ofrecido un acuerdo de mínimos, porque para mí eso es el manifiesto y los discursos que he escuchado.

¿Cuál es mi opinión? Considero  que la formulación de esos mínimos  no solucionan mucho pero ayudan,  por poner un  ejemplo… las listas abierta “per se”  no significan ningún avance… ¿a qué nos referimos, a listas abiertas en los proceso internos de los  partidos? ¿A listas abiertas en las elecciones? ¿A ambas cosas?   Solo si las “listas abiertas”  son precedidas de primarias,  abiertas a los ciudadanos interesados a participar en ellas pueden ser una buena solución,  en cualquier caso, la elección directa del representante en circunscripción única…es mejor. 

Pero para aquellas no se necesita cambiar la Constitución… y para estas últimas sí.

Querer cambiar la Constitución es una aspiración legítima a la que no renuncio…. y no lo hago, porque las soluciones mínimas son placebos,  no remedios efectivos, pero eso no significa no respetar la Carta Magna sino apelar a ella misma para cambiarla.

De lo oído allí, el sectarismo ideológico puede ser combatido con cultura y educación… la educación podemos mejorarla sin sectarismo y con  “mucha” cultura, pero ambas cosas y además, acabar con la Partidocracia, el problema  territorial, y  la corrupción institucional son imposibles sin cambiar la Constitución; la politización de la justicia y la separación de poderes no se consigue sin cambiar la Constitución.

¿Y entonces porque apoyo ese acuerdo? Pues en este caso, por los sujetos no por el objeto. Y cuando digo los sujetos no me refiero a los que hoy han estado en el estrado, que también,  sino a la marea de “interés” que tenían enfrente, en la sala contigua, en la calle, en las redes.

Porque ese acuerdo de mínimos, el objeto,  es un “deja vu” mil veces repetido pero no por reiterado hemos avanzados unos milímetros en su consecución.

Nada se ha conseguido hasta ahora,  ni lo más  mínimo…. y en la sala había interés  real por que esta vez se consiga algo, hay interés real por hacer algo.

Y ese interés de los sujetos en que se consiga lo acordado,  cuando  se enfrente a la realidad que cambios nimios no sirven , será el que nos lleve a luchar por cotas mayores, no por convencimiento previo de que sin tales nada es posible , convencimiento que solo algunos tenemos sino por lo imparable del proceso regenerador  una vez  que se ponga en marcha si se hace de manera seria.  Sucesos nimios  producen resultados revolucionarios cuando se dan las condiciones y   el momento justo.

Lo he comentado alguna vez,  no me veréis hacer bandera de la república cuando tantas veces me he confesado republicano, pero es por el mismo motivo…porque sé,  que un proceso auténticamente democratizador la república es resultado no objetivo.

En este caso ocurre lo mismo,  en las actuales circunstancias a los que se enfrenta la Nación, la conjura del Goya es un objetivo mínimo , pero el resultado, una vez puesto en “movimiento” el proceso… es impredecible.

Octavio

Sobre las reformas que son necesarias he preparado una entrada con  las modificaciones constitucionales que exigiria una autentica reforma regeneradora…

Someto a vuestra consideración una  serie de cambios en los artículos de la Constitución que harían de esta un texto mas que aceptable, todo lo demás (democratización interna, financiación, transparencia, ley electoral) y se puede hacer mediante ley Orgánica.

Sobre separación de poderes:

Vertiente legislativa.

 

Artículo 68

1. El Congreso se compone de un mínimo de 300 y un máximo de 400 Diputados, elegidos por sufragio universal, libre, igual, directo y secreto, en los términos que establezca la ley.

2. La circunscripción electoral es el distrito electoral y por cada distrito habrá un único diputado . Habrá como mínimo un distrito por provincia y en  las poblaciones de Ceuta y Melilla.

3.  Salvo lo dispuesto en el numero anterior, los distritos electorales tendrán como mínimo una población no inferior a 150.000 habitantes.

Artículo 99  El Presidente del Gobierno será elegido por sistema mayoritario a doble vuelta en  una única circunscripción nacional.

Vertiente ejecutiva.

Artículo 101

1. El Gobierno cesa tras la celebración de elecciones presidenciales, en los casos de pérdida de la confianza parlamentaria previstos en la Constitución, o por dimisión o fallecimiento de su Presidente.

2. El Gobierno cesante continuará en funciones hasta la toma de posesión del nuevo Gobierno.

Habría que modificar todo lo referente a la moción de censura que  irremisiblemente debería dar como resultado, en caso de prosperar ..una nueva convocatoria a elecciones presidenciales.

TÍTULO V

De las relaciones entre el Gobierno y las Cortes Generales

Habría que modificar todo lo referente a la moción de censura por motivos tasados (incapacidad, delio…) que  irremisiblemente debería dar como resultado, en caso de prosperar ..una nueva convocatoria a elecciones presidenciales.

 

Vertiente judicial.

TÍTULO IX

Del Tribunal Constitucional

Articulo único.  Conforme a las leyes se creara una sala de garantías constitucionales en el Tribunal Supremo.

Artículo 122

1. La ley orgánica del poder judicial determinará la constitución, funcionamiento y gobierno de los Juzgados y Tribunales, así como el estatuto jurídico de los Jueces y Magistrados de carrera, que formarán un Cuerpo único, y del personal al servicio de la Administración de Justicia.

2. El Consejo General del Poder Judicial es el órgano de gobierno del mismo. La ley orgánica establecerá su estatuto y el régimen de incompatibilidades de sus miembros y sus funciones, en particular en materia de nombramientos, ascensos, inspección y régimen disciplinario.

3. El Consejo General del Poder Judicial estará integrado por el Presidente del Tribunal Supremo, que lo presidirá, y por veinte miembros, elegidos por oposición y concurso de meritos,  por un período de cinco años.

Artículo 124  4. El Fiscal General del Estado será nombrado por el Jefe del Estado , a propuesta del Parlamento, oído el Consejo General del Poder Judicial.

 

Sobre participación Ciudadana:

Artículo 87 .3. Una ley orgánica regulará las formas de ejercicio y requisitos de la iniciativa popular para la presentación de proposiciones de ley. En todo caso se exigirán no menos de 500.000 firmas acreditadas. No procederá dicha iniciativa en materias propias de ley orgánica, tributarias o de carácter internacional, ni en lo relativo a la prerrogativa de gracia. Una vez cumplidos los requisitos exigidos, la iniciativa popular será obligatoriamente debatida y votada en el Pleno de la Cámara.

Artículo 168

1. Cuando se propusiere la revisión total de la Constitución o una parcial que afecte al Título preliminar, al Capítulo segundo, Sección primera del Título I, o al Título II, se procederá a la aprobación del principio por mayoría de dos tercios de cada Cámara, y a la disolución inmediata de las Cortes.

2. Las Cámaras elegidas deberán ratificar la decisión y proceder al estudio del nuevo texto constitucional, que deberá ser aprobado por mayoría de dos tercios de ambas Cámaras.

3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación.

4. El proceso de reforma  Constitucional podrá también  comenzar mediante referéndum a iniciativa del 20 % de firmas de ciudadanos inscrito en el censo electoral a nivel nacional.

Sobre el cierre del modelo territorial.

 1.   Artículo 149.

1. El Estado tiene competencia exclusiva sobre las siguientes materias.

3. Las materias no atribuidas expresamente al Estado por esta Constitución podrán corresponder a las Comunidades Autónomas, en virtud de sus respectivos Estatutos. La competencia sobre las materias que no se hayan asumido por los Estatutos de Autonomía corresponderá al Estado cuyas normas prevalecerán, en caso de conflicto, sobre las de las Comunidades Autónomas en todo lo que no esté atribuido a la exclusiva competencia de éstas. El derecho estatal será, en todo caso, supletorio del derecho de las Comunidades Autónomas, salvo lo dispuesto en el Art. 150.3 sobre leyes de armonización que será siempre, jerárquicamente superior a toda normativa autonómica, incluidos los propios estatutos de autonomía.

Tengo una apuesta rara. ¿Qué pasaría si en las próximas elecciones sale este resultado que da Europa Press hoy, de Simple Lógica?

Un sondeo da una diferencia de 6 puntos entre PP y PSOE, que sólo mantendrían el apoyo de 1 de cada 3 de sus votantes

Desde luego es verosímil:

Según los datos obtenidos, la participación en unas elecciones generales sería del 51%. Y, del total de los votantes, menos del 50% apoyarían a los dos grandes partidos, que en 2011 se hicieron con más del 70% de los apoyos.

  1. PP: 27,5%
  2. PSOE: 21,6%
  3. UPyD: 13,8%
  4. IU: 12,6%
  5. Otros: 24,5%

A mi se me ocurre:

  1. PSOE, UPyD y IU, con Gorriarán ministro del interior, y ya os estáis escondiendo. Y UPyD se olvida de ser freno al nacionalismo. Hacen un Estado Confederal (con otras palabras), y cada taifa su capa un sayo, todas contra todas. Echan a España del Euro.
  2. PSOE, IU, y nacionalistas, en plan “frente popular”. Se disuelve España. Cada taifa pide el ingreso en la UE por su cuenta.
  3. PP, UPyD, y nacionalistas de derechas. Gorriarán ministro del interior, y ya os estáis escondiendo. Y UPyD se olvida de ser freno al nacionalismo. Hacen un Estado Confederal (con otras palabras), y cada taifa su capa un sayo, todas contra todas.
  4. PP y PSOE, y todo sigue el curso que traía. España no se disuelve, pero sí un poquito. La deuda alcanza el 150% del PIB, y en las siguientes elecciones acaban los dos de extraparlamentarios. Y todo el mundo rezando por el bipartidismo. O por un peronismo salvador, y acabamos en Argentina –  solo que sin recursos naturales.

Se admiten apuestas, pero divertido va a ser de cojones.

Añadido:

En Antena 3 dan una encuesta muy distinta:

antena3-elecciones

Octavio

Hay momentos en la vida de cada uno de nosotros donde se dan las circunstancias para que se de el “deber ser” pero que  irremediablemente siempre terminan por convertirse en un “no fue”.

Esos momentos son pocos y fugaces y la maldición que pesa sobre ellos es la duda que genera la falta de ilusión o la falta de visión .

El momento político actual es el del colapso  del sistema parlamentario de partidos y especialmente , del bipartidismo imperfecto. El modelo es incapaz de enfrentarse a la vez a los dos problemas mas poderosos frente a los que nos encontramos y escogiendo solo abordar uno , por el peso del otro lo hace de manera ineficiente.

Los problemas son la crisis económica y el desafío nacionalista. El partido que por turno le toca gobernar ahora (así lo consideramos todos al votarles mayoritariamente) ha optado por enfrentarse a la crisis y adopta medidas en ese único sentido, algunos pueden considerarlas acertadas pero a largo plazo, otros ineficaces  y duras y crueles para quienes las sufren a corto plazo, pero ninguna en el sentido de hacerlas recaer sobre los culpables primeros , las instituciones y su política de dilapidación y desmadre.

Ante el mas que evidente fracaso del estado autonómico solo se sabe responder desde la estructura actual  con el mantra de que es el sistema que nos ha llevado a las mayores cotas de prosperidad…sin tener en cuenta que es mucho mas que probable que sin tal sistema las cotas a las que habríamos llegado serian mas altas y sin despeñarnos, como nos está ocurriendo ahora mismo.

Lo fían todo al fin de la crisis para recuperar el ritmo habitual  y el pulso de la nación y no se dan cuenta ( o no quieren) de que lo lógico es que  para cuando esto termine , ni el ritmo volverá ser el habitual ni tal vez exista nación a la que tomar el pulso, salvo milagro que lo cure todo.

El futuro próximo son las Europeas que esta vez, si nada cambia,  serán el paradigma de la mayor contradicción que se pueda dar en democracia  ,  apenas habrá participación por la falta de interés cuando lo que se jugara en ellas tendrá mas importancia que nunca…toda la política se dilucidará en ese escenario y será marcada por el resultado… la lucha PP PSOE en plena caída libre , la alianza de los secesionistas para presentar una representación cuanto mas alta mejor en el Parlamento Europeo  , las fuerzas del propio sistema  que pretenden heredar, en ascenso por los votos que pierda el bipartito de la alternancia (IU  y UPyD)  y todo ello con la ciudadanía como mera espectadora.

¿ Por qué? Porque a la falta de mecanismos de participación ciudadana efectiva debemos añadir la falta de interés de esa ciudadanía por buscar esos mecanismos.

¿ Pero si alguien decidiera vencer esa apatía ,  se pueden crear esos mecanismos? Sin duda, solo hace falta voluntad e imaginación y masa critica para ponerlos en practica; vencer la inercia al fatalismo .

Y además está todo inventado, un mecanismo podría ser el de lobby tipo “tea party” , un grupo de ciudadanos que en régimen de Asamblea permanente, plataforma o grupo funcione como laboratorio de propuestas y vivero de personas  dispuestas a ponerlas en practica en la vida política Nacional utilizando incluso a los partidos políticos como lo que realmente deberían haber sido , herramientas al servicio de los Ciudadanos y no lo que son actualmente …un problema para todos.

Hoy es el momento “del ser”…Ciudadanos , como partido, está dando la batalla nacional en Cataluña, existen multitud de partidos de pequeño tamaño con buenas ideas , con buena gente y sin futuro alguno sin un proyecto común y amplio que los englobe… tal vez por que nos empeñamos en dar por bueno que somos los buenos, los únicos buenos .  En el Partido Popular mismo las cosas se mueven  y  los miembros que encarnan Reconversión alzan la voz en defensa de sus derechos y la participación ciudadana.

Y por desgracia será el momento del “no fue” y del desencanto, cuando solo tendríamos que ponernos de acuerdo en cuatro ideas básicas y hablar y discutir sobre ellas, algo similar a esto…

octavio-jariguay

Octavio

Es muy interesante  hablar de listas abiertas, juego limpio, derechos de los afiliados , transparencia , igualdad de oportunidades para los afiliados. Y es muy divertido participar en los procesos internos de los partidos y exigir democracia interna y juego limpio.

Todo eso está muy bien ,  debería ser un derecho y debería ser obligatorio , entre otras cosas porque de un caño en un pozo negro no podemos esperar que mane agua potable.

Pero no se puede, si se quiere ser justo, luchar por buscar estructuras  y comportamiento democráticos en las organizaciones políticas si no nos hacemos con carácter previo, una simple pregunta… “ Si, si… en teoría  es muy bonito, pero todo esto ¿quién lo paga?” . En mis experiencias anteriores  en una , no lo pregunté y en la otra, no quise saberlo.

Los partidos son estructuras estables y dinámicas que necesitan muchos recursos para poder funcionar. Cuando uno exige que se vote para tal o cual cuestión o para tal o cual proceso interno se ha de tener en cuenta que se necesitan  locales , sistemas informáticos, horas de trabajo, personas que supervisen y que tomen decisiones , todo eso tiene un coste. Eso a nivel interno, no digamos la inversión que supone trasmitir el mensaje a la sociedad o participar en unas elecciones.

Existen dos vías para afrontar el problema, financiación estatal o financiación exclusivamente propia.

La financiación por las cuotas de los afiliados es imposible para todo aquello que sobrepase una comunidad de vecinos.  Solo tenéis que pensar lo que cuesta una sola y simple reunión de 200 afiliados para elegir órganos de dirección y cuestiones estatutarias y pensar que la cuestión no debe alargarse mucho mas allá de una mañana a costa de la propia democracia interna.  Pensad también que campaña electoral puede permitirse ese mismo partido con un presupuesto de 6000 euros.

El siguiente paso seria la aceptación de donativos , pero dado que se puede dudar ( que le voy hacer , soy así de desconfiado) del altruismo del  cualquier donante, este sistema solo serviría si el sistema impidiera cualquier opacidad respeto a la donación , el donante y el destino de la donación.

Un sistema exclusivamente publico podría ser mas barato si se prohibiera cualquier tipo de financiación privada y se establecieran limites infranqueables  a las subvenciones publicas así como si establecieran  auténticos controles de las cuentas y se dotara de competencia sancionadora efectiva al órgano fiscalizador. Un sistema así podría ser menos corrupto pero no seria mas democrático. El control del dinero siempre estaría en la cúpula dirigente y además , no resolvería otra cuestión , el de porque tenemos que pagar los ciudadanos de algo de lo cual no participamos.

Como todos sabéis el sistema actual es mixto ,  se conforma mediante el saqueo de los fondos públicos  y la recepción finalista de donaciones privadas (siempre terminan en mariscada)  , y por supuestos, ambos sin control efectivo por parte de los ciudadanos.  Esa falta de control externo tiene dos vertientes negativas, pagamos a todos los partidos para hacer lo que les de la gana y permite que las cúpulas dirigentes se enquisten alrededor del mana presupuestario cercenando la democracia interna.

Un sistema alternativo y que creo que realmente podría funcionar es un sistema similar al actual pero con algunas variantes.

Evidentemente, poder fiscalizador y sancionador efectivo en tiempo real por parte del Tribunal de Cuentas , tanto de los ingresos públicos como de los privados con deber especifico de transparencia en relación a las donaciones particulares , regulándose la función de lobbys  y algo que de una manera u otra llevan utilizando los americanos desde hace porracientos años,   las primarias, pero con una variante, la obligación de incluir en los estatutos de todo aquel partido que quiera recibir fondos públicos de regular un sistema de primarias con participación efectiva de todos aquellos ciudadanos que quieran inscribirse como simpatizantes o afines.

Quien no quiera no tendrá pasta publica y quien quiera  tendrá que arriesgarse a no disponer de un control férreo de la organización.

Original en ca´n Octavio:

la-democracia-en-los-partidos

El primer paso para evitar los recelos [de los separatas catalanes -pm] es reconocer que España necesita ser catalanizada.

Con eso quiero decir que a España -y al conjunto de los españoles- les vendría muy bien conocer y amar más a Cataluña y a lo catalán. Empezando por la lengua.

O sea, que hacer, primero, catalanizar España, y segundo, yo creo que hay que revisar profundamente el estado autonómico español. [-->]

Tengo problemas. O es idiota, o nos toma por tales. ¿De dónde ha salido la idea de que necesariamente conocerte es amarte, baby? ¿Si conociéramos más a Esperanza Aguirre, la amaríamos más? Pues sí, o … no. Y Cataluña y lo catalán, lo mismo.

Tampoco se entiende por qué narices necesita España conocer y amar más Cataluña y lo catalán, o “catalanizarse” como dice Aguirre, pero no necesita “galleguizarse”, “murcianizarse, “andalunizarse”, “vasconizarse”, “madrileñarse”, o lo que sea. O es que pensamos que los españoles conocen y aman toda España muy bien, menos Cataluña. ¿Será ese el “fet diferencial”?

No, más bien parece que Esperancita ha decidio que le conviene seguir la corriente del espíritu de chiste de algunos catalanistas. Los demás somos todos iguales entre nosotros; puro estiércol mesetario. Como los negros y los chinos, tal difíciles de distinguir. Y ellos son más diferentes que los demás.  Los diferentes de verdad.

¿Será eso “catalanizar España”? ¿Y qué creerá Aguirre que hemos estado haciendo durante los últimos 30 años? ¿Acaso “españolizar” Cataluña? Menuda liberal. Ya nos está diciendo lo que tenemos que hacer, lo que tenemos que conocer, y hasta lo que tenemos que amar. Parece una nacionalsita. Eso es justamente lo que hacen. Pero lo hacen un poco mejor que esta extravagante señora, la verdad sea dicha. El arte del caradura es que lo que hace no cante demasiado.

Con eso quiero decir que a España -y al conjunto de los españoles- les vendría muy bien conocer y amar más a Cataluña y a lo catalán.

Vale, Espe, empecemos.  Espanya ens roba. Es la base, el cimiento, de todo ese lío que los catalanes creen que es “lo catalán”. Todo empieza y todo acaba con Espanya ens roba. ¿Y ahora, que hacemos, una vez conocido “lo catalán”? ¿Ese amor va a surgir de natural, o tenemos que echar una mano? Porque está difícil. Lo de la mano.

A uno se le ocurren dos cosas, y son contrarias. Podría tratarse de dejar de robarles. Desde Vasquilandia, consistiría en denunciar el pufo (cupo) vasco. Pero es que “lo catalán” no está en contra del pufo vasco. Al contrario, quieren uno para sí.

También podría tratarse de robarles más. El que se pasa el día llorando que le pegan, cuando nadie le pega, suele ser masoca, y usa ese llanto como reclamo.  La va la marcha, y está pidiendo la marcha que no le dan. Pero ahí estaríamos hablando de un amor que, seguro, a ojos de doña Esperanza resultará bastante perverso. No puedo imaginar que realmente esté proponiendo eso, ni siquiera con la moda reciente de Las 50 sombras de Grey.

Total, ¿me puede alguien explicar qué quiere decir la monada de la extravagante? ¿Y por qué no se catalaniza Esperancita? O mejor, ¿por qué no deja de leer a James? Yo creo que no le está sentando muy bien. Anda como perdida.

esparanza_aguirre_catalanizada

Españoles, Franco ha muerto

Eso decía un lloriqueante Arias Navarro por televisión, en una jornada que muchos consideramos no ya histórica, sino de bienvenida a un mundo civilizado y razonablemente libre. Y democrático, si es que esa palabra conserva algún significado remotamente objetivo. Pero nada más lejos de la realidad.

Como sale mucha gente al calle en la movida separatista catalana, resulta que es obligatorio cambiar muchas cosas que vienen de una votación democrática. Es nada menos que un pueblo -qué digo, un Volk, un Reich- que ha expresado su voluntad.

Por ejemplo, en 1946 la ONU pidió a los estados miembros la retirada de sus embajadores de España. Y también tuvimos un volk expresando su voluntad franquista. Véase:

mani-retirada-embajadores-franco

Alguien podría alegar que si no ibas quedabas marcado. Exactamente igual que lo podría alegar ahora. También se podría decir que cuando Franco los medios de comunicación bailaban al unísono la música del gobierno. ¡Coño, como en Cataluña y sus editoriales conjuntos! Franco era antiliberal y nacionalista. ¿Y Mas? También era adorador de coros y danzas, como por ejemplo sardanas y castellets. ¡Oye, y hasta tenía una política lingüística, a la que daba una importancia primordial!

Pero era malo, muy malo. Baste decir que no se empachaba de distinguir entre los buenos españoles y los traidores. ¿Hmmm? Y que te metía el himno y bandera hasta por el saco. ¿Mande? Los españoles con ideas equivocadas no eran españoles de verdad. Ejem, ejem. Y de vez en cuando asesinaba para mantener las cosas en buen orden. ¿Algún aplaudidor de etarras en la sala? Creo que tenían su sitio privilegiado en la cadena esa de la diada.

Venga, vale. No es lo mismo. Ahora hay unas elecciones más limpias. Hay que reconocer que se trata de una versión más elaborada. Pero con reminiscencias inevitables.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 455 seguidores