Nota previa: Esta entrada no es para personas normales. Los lectores habituales de la plaza se la pueden saltar, sin perderse nada.

Los hijos de Arana han decidido convertirse en lavandería de terrorismo. Y están en plena fase de las gimnasias y contorsiones necesarias para ese ejercicio. Que, como hablamos de la mierda de ETA, no es ninguna broma.

Pero sí es peligroso en un país tan especial como España. Venimos de Franco, y estamos acostumbrados a la mono-opinión, y a la ausencia de todo argumento. Por ejemplo, si a un gobierno central -imaginariamente no simpatizante de ETA- se le ocurre una ley de educación para que las taifas incluyan en sus libros el punto de vista general, del país completo, el primer acto después de parir la ley será pactar que se exceptúan de su aplicacion aquellas taifas para las que estaba pensada la ley. El chiste se llama Partido Popular, y es una payasada muy graciosa.

La consecuencia es que todas las criaturas de Vasquilandia van a estudiar ahora un inconveniente que hemos tenido la mala suerte de sufrir — como quien tuvo que pasar una enermedad contagiosa, llegada del cielo no se sabe cómo:

Es una lata tener que escribir sobre lo obvio, y habrá que pedir disculpas al lector asombrado. Pero es casi obligado poner lo obvio en internet, porque es la única forma de que el cachorro de vascopiteko tenga alguna oportunidad de exposición a lo que piensa el resto de la humanidad. Al menos tiene la suerte de que el vascuence no está precisamente entre los idiomas más influyentes del mundo, ni más usados en internet. Así que usa el fundamentalmente español en la web, y se puede encontrar con sorpresas de las que hacen pensar. Como esta:

La violencia, y la gimansia del vascopiteko:

  • «La violencia económica menor: el carterista y la policía»
  • «La violencia económica mayor: Madoff y la fiscalía»
  • «La violencia sexual I: el violador  y la cárcel»
  • «La violencia sexual II: el pedófilo y la Interpol»
  • «La violencia organizada en Italia: la mafia y los carabinieri»
  • «La violencia organizada en USA: the mob and the FBI»
  • «Lo anterior, con ejemplos: Al Capone y Eliot Ness»
  • «La violencia doméstica: la mujer hostiada y el juzgado de violencia sobre la mujer»
  • «La violencia política: el terrorista y el estado»

Esquema muy sorprendente que se podría resumir de esta forma, posiblemente al alcance incluso para un descerebrado por la educación de Vasquilandia:

  • «La violencia terrorista: el terrorista asesina para imponerles a los demás sus ideas políticas; la justicia lo combate para impedir sus asesinatos»

Y el siguiente paso. Apenas un pequeño salto para la humanidad, pero todo un océano para los hijos (legítimos o bastardos) de Arana:

  • El paso del paleolítico al neolítico consiste en convenir que el “estado” tiene la exclusiva de la violencia. Y el paso del neolítico a la civilización, en que esa violencia está controlada por leyes (iguales para todos) y por jueces que la aplican.

¿Se entiende fácil, no? Pues que se lo expliquen a la encargada de la lavandería, Cristina Uriarte. La imagen es de El Mundo, que da más detalles del asunto (clic).

violencia-explicada-a-cristina-uriarte

Agradecimientos. Esta se la debemos a @omonsalvo.

omonsalvo-violencia-de-estado

Ya sabéis que una vez que consigo vencer mi pereza, me pongo a escribir en plan avalancha. Así que vomito esto después de un tiempo de darle vueltas.

Se trata de la noticia http://www.abc.es/espana/20140423/abci-arraiz-terrorismo-absuelto-sortu-201404231315.html (pongo el enlace de ABC para evitar cualquier suspicacia)

Digo que le he dado vueltas, porque es un tema muy hablado en este sitio y nada más lejos de mi intención que ser plomo, pero es que me parece un buen ejemplo de las tremenda dificultad que tiene la vertiente penal y censora de estos aspectos.

A pesar de que he buscado el auto de su señoría Iriarte, no he podido hallarlo por ningún rincón virtual. Pero bueno, con los fragmentos me hago una idea.

Y la dificultad se muestra en todo su esplendor con unas declaraciones tan escandalosas como las que en su día hizo Hasier acerca de que no se arrepentían de haber tomado el camino que tomaron hace 35 años. En clara alusión a la posición que adoptó HB en contra de la CE y a favor de mantener la lucha armada.

Dice su señoría en el auto de sobreseimiento (cabe recurso, no está todo el pescado vendido) que son ambiguas y desafortunadas. Y nos ha jodido que son desafortunadas… a lo mejor no tan ambiguas. Cierto es que el tal Hasier matizó sus afirmaciones diciendo que eran una valoración política del conjunto de la izquierda abertzale acerca de su decisión de mantenerse fuera del sistema y seguir reclamando los derechos del pueblo vasco (se le olvida a Hasier la forma que decidieron emprender para defenderlos).

Sin embargo, digo, a pesar de todo ello hay elementos suficientes para aplicar un in dubio pro reo. Y es esa matización alegando expresamente que en ningún momento pretendió hacer ensalzamiento del terrorismo etarra (recordemos que no había propaganda etarra en el acto donde realizó tales declaraciones) y que fueron respuestas espontáneas a dos preguntas realizadas en turno de intervenciones tras el acto. No parece pues, haber el necesario proceso de preparación de tales afirmaciones (también da que pensar lo que opina el muchacho cuando no lo asesoran sus abogados).

Dice su señoría que no podemos entrar en la psique del individuo, y que el delito de enaltecimiento es “especialmente doloso” (o sea que tiene que haber una intención clarísima del sujeto de cometer el hecho típico). Y tiene razón su señoría, porque hablamos de un derecho fundamental (ísimo) que no es otro que el de la libertad de pensamiento y expresión. Recuerda el juez que la ideología no está perseguida, y a veces – añado – es demasiado fácil confundir o fusionar ideología y asesinatos (aunque vayan tan de la mano, en ocasiones).

Cuando amenazamos con la coacción del Estado a emitir una opinión, debemos ser muy cautos, extremadamente cautos a la hora de limitar ese derecho (de concederle al Estado un gran poder).

Es muy complejo, porque a pesar de que tenga razón su señoría, también es cierto que se le olvida que el hecho de alegar que era una valoración política, no resta verdad al hecho de que hace 35 años, “aquella política” era fundamentalmente pegarle tiros en la nuca y poner coches bomba. Es difícil disociarlo.

¿Qué prefiero personalmente? ¿Que el poder judicial – actuando como contrapeso – haga una interpretación muy restrictiva de esa facultad legal, o que un fulano tenga la posibilidad de hacer una velada exaltación del pasado terrorista de un espectro político y después desdecirse?

Pues personalmente prefiero que el poder judicial actúe como contrapeso – aunque a veces pueda pecar por exceso de celo (como este caso) – a que tengamos unos jueces timoratos a la hora de defender las libertades públicas

Jodidos abogados ;-)

El desprecio hacio lo vasco es la expresion de vuestro sentimiento de inmigrante reciente. [–>]

Este pobre subni se quedó enganchado la primera vez que pasó por aquí — bajo el nombre, creo, de Kresala. Al final fue expulsado por su nivel excesivamente bajo, y sus comentarios pasaron a eliminación inmediata. Pero como estaba colgado, le dio por insistir. Cambiando de apodo y de email, para pasar el filtro. Así que tuve que poner un filtro más amplio, que puede pillar a gente que no sea él. Y por eso es solo moderación previa. Para poder liberar a quien haya sido filtrado sin ser el subni este. Pero hasta ahora no ha pasado nunca; solo le filtra él.

Así la cosa, no tiene más problema. Me llega el aviso, miro el comentario, y es muy fácil. El monstruito nunca deja lugar a la menor duda. Pero de vez en cuando dejo pasar alguno, como ejemplo de lo que hay en el submundo.

El desprecio hacio lo vasco es la expresion de vuestro sentimiento de inmigrante reciente.

¡Qué divertido! ¿Y qué pensará; que hemos formado un Club de Inmigrantes Recientes? ¿Y quién seríamos los miembros de ese club? Por ejemplo, Juan Nadie sería un Inmigrante Reciente en Escocia. Porque su “odio” (si la verdad histórica es odio) ha sido con los mitos escoceses. Yo debo de ser un Inmigrante Reciente  en Vasquilandia. Y los demás deben de ser Inmigrantes Recientes en el alcoholismo, porque sólo hablan de whisky y de whiskey.

Pero tenemos un pequeño problema. Que es el problema de siempre con los fantasiosos irracionales. ¿Qué quiere decir Inmigrante Reciente? Para el monstruito Kresala no significa nada que tenga que ver con un desplazamiento de un país a otro, con intención de domiciliación. Porque lo aplica, muy conscientemente, a gente que no viene de otro país.  Ni siquiera significa ser descendiente de los que hicieron un desplazamiento de ese tipo, por la misma razón. No; de sus vómitos anteriores queda claro que significa ser “no vasco”, en Vasquilandia. Donde “no vasco” sólo hace referencia a no tener las características de opinión que imagina que *deben* de tener los “sí vascos”.

Y aquí vemos una de las peculiaridades de la parla nazi. Vasco, y -por ejemplo- español no son dos términos similares. Español es, o adjetivo gentilicio, o definición legal. Vasco es otra cosa. Solo se puede definir, según el uso del subni,  como “comunidad de opinión”. Los que comparten un rosario concreto de majaderías.

¿Y qué nos importa lo que opine y sueñe un cafrecillo marginal como Kresala? Pues nos importa porque ese es el efecto del nacionalismo sobre los analfabetos. Que, gracias a la fantástica educación que tenemos en España, están dejando de ser marginales a una velocidad impresionante. El analfabetismo funcional generalizado parece el futuro inevitable — si no el rabioso presente.

Alguien señalaba que las crisis económicas ponen a los de derechas en contra de los inmigrantes, y a los de izquierdas en contra de las matemáticas. Y se puede imaginar que a los analfabetos en contra de ambas.

Pero si ser Inmigrante Reciente es salirse de una comunidad de opinión, por definición totalitaria (el vasco *es* tal y cual), entonces Inmigrante Reciente es la aspiración natural de cualquier librepensador. Una especie de extranjero, en el sentido de Camus. Es difícil inventar un elogio mayor. Y, con el mismo espíritu, ser “sí vasco” -en el sentido de Kresala. sería uno de los insultos más deprimentes que cabe imaginar.

Es la diferencia entre liberarse o no liberarse de la losa nacionalista (o de cualquier otra comunidad totalitaria de opinión).

http://plazamoyua.files.wordpress.com/2009/01/dolmen-pedra-gentil2.jpg?w=510

Para no analfabetos, Savater tiene un artículo reciente que habla de lo mismo. Pero en bién:

La pena es que no se puede formar el Club de Inmigrantes Recientes que imagina Kresalita. Porque club tiende a comunidad, y hemos visto que eso es de lo que se sale el Inmigrante Reciente.

Y después de colocada la última placa, habría que hacerle un monumento a COVITE.

Ayer vi The Railway Man. No puede dejar de acordarme de nuestra actual situación “post-bélica” (es una manera edulcorada de mentir). Y de los amables reconciliadores y verificadores internacionales, Madinas, y otras gentes peculiares. Y como es un ejemplo de la vida real, tal vez haya por ahí algún subni o canalla al que le sea útil visualizar que solo cabe reconciliación a partir del reconocimiento de la realidad. Llamada, víctima y verdugo. Y ni siquiera el mero reconocimiento -sin contricción- es suficiente para obrar milagros. El final de The Railway Man lo muestra bien claro. Pero al menos le da una oportunidad, y a veces ocurre.

Dicen que es necesaria la “reconciliación”. Los reconciliadores, los etarras, sus amigos, y sus futuros amigos. Y parecen hablar de una reconciliación por decreto. Ya se la pueden ir metiendo por donde les quepa. Reconciliar es algo que solo puede ocurrir entre personas, y de una en una. Lo suyo recuerda a los bautismos colectivos de moros tras la reconquista. Pero no está mal mostrarles una reconciliación de la vida real, para que -como primera medida- empiecen a contemplar la posibilidad de dejar de torcer las palabras.

Por supuesto recomiendo la película entera, y no sólo su “spoiler”. Porque lo que importa es lo que conduce al final. Básicamente, desnudar la verdad. Sin eso, nunca habrá tal final.

Yo he conocido algunos hijos de los prisioneros guerra que cayeron en Singapur. Ingleses y holandeses. Sus padres ya habían muerto – mucho después de acabada la guerra. Y los hijos podían convivir con el pasado. ¡Qué remedio! Lo que no podían es sentarse a comer en una mesa con un japonés. Precisamente porque reconciliación no casa con decreto.

Este breve video tutorial apunta cómo se evita. La explicación al completo, en The Railway Man [–>].

 

Siento no haber encontrado una versión en vascuence. Por si alguien tiene problemas con las lenguas “imperialistas”. Para el que no tenga manías con esos idiomas tan poco “propios”, pero le cueste entenderlo, pongo la transcripción. Y los traductores habituales en línea lo dejan más o menos bien.

J- I am sorry.

So sorry.

I don’t want to live that day anymore.

I- Neither do I.

Dear Mr. Nagase, the war has been over for many years. I have suffered much.

But I know you have suffered too. And you have been most courageous and brave in working for reconciliation.

J- Sorry.

I- While I cannot forget what happened in Kanchanaburi, I assure you of my total forgiveness.

Sometime the hating has to stop.

Y la clave viene de una frase, anterior, que no sale en este corto:

J- They lied to us.

No es imposible, y esta peli lo demuestra. Aunque nadie espera algo así de los muy satisfechos verdugos vascos. Pero mientras tanto, aunque  cabe -más o menos- una fría y educada convivencia de vecindario , lo que no cabe es la fantasmagórica reconciliación de la que hablan sus portavoces políticos.

La opinión pesimista sobre el animal humano no solo es la más extendida, sino que parece la más razonable. Aquella que dice la ética no avanza, no se traslada entre generaciones, y cada una empieza de cero. Esto es, que las tendencias menos presentables de los angelitos de dos patas -por ejemplo las tendencias asesinas- se mantienen inalterables en el espacio y en el tiempo. No es menos asesino vocacional un vasco que se cree una raza superior y semidivina, que alguien de Negrilandia o de Mahomalandia. O que alguien de la Edad Media. Y no hay más que pasear por cualquier pueblo de Vasquilandia para ver cómo se ensalza, aplaude y adora, a fulanos que solo son conocidos por haberse dedicado a liquidar al que presuntamente opina de forma diferente.

Pero la crisis de Ucrania, con todo lo que entristece la gratuita inmoralidad de los que la están impulsando desde fuera (básicamente nosotros, o nuestros gobiernos), nos está demostrando que no todo bípedo es vascopiteco.

Mita con atención, son 3 minutos. Es de ayer, en la ciudad portuaria de Mariupol. 500.000 habitantes. Tipo Bilbao, se podría decir.

 

mariupol-tanque-y-gente

¿Acaso podría nadie pretender parar a los tanques de -por ejemplo- nacionalistas etarroides, por el acojonante expediente de ponerse delante con los brazos abiertos? Ni de broma. Todo el mundo da por supuesto (sabe) que el vascopiteco pasaría el tanque por encima. La única duda sería si lo haría disparando antes, o se ahorraría la bala. ¿Y si el tanque fuera en Irán (u otra multitud de sitios en la que puedes pensar)? O simplemente, también en Europa, pero hace 50 años.  Es inconcebible.

Mira este otro. Una versión diferente del mismo fenómeno, pero con la gente enfrentándose a rifles de asalto (Kalashnikov AK47, supongo) con las manos vacías.

mariupol-soldados-y-gente

Sólo parece haber dos tesis posibles. O los ucranianos tienen los huevos de acero y un desprecio por la vida propia rayano en la tendencia suicida, o las aficiones asesinas del animal humano están cambiando. Disminuyeno notablemente. Al menos un Ucrania, ya que no en Vasquilandia – y otros sitios igualmente anclados en el pasado más salvaje de la especie.

Sob balas de verdad, por si hay dudas.

mariupol-balas-y-gente

Foto de

Ojo, que sí hubo muertos ayer en Mariupol. Parece que 4 -a juzgar por las noticias de los hospitales- y no los 20 que dicen desde Kiev. Pero es que la gente parece dar por supuesto que no debería de haber ninguno, en un maravilloso avance ético completamente desconocido para el vascopiteco. Y es cierto que ese avance no es tanto como el que ha soñado la gente en Mariupol, pero imagina los muertos que hubiera habido en las mismas circunstancias en Ruanda. O en Pekin. O en Bildulandia – en cuanto tengan a las fuerzas de “orden” a su disposición.

Seguro que internet hace mucho. Esa inmediatez del vídeo colgado en Youtube, que le saca los colores … al que tiene vergüenza. En lo de Ucrania solo hace falta un pequeño pasito más. Que los gobiernos de la UE desarrollen el sentido de la vergüenza adecuado a los tiempos que tal vez están queriendo llegar. Y eso sí serían “nuevos tiempos”, y no los de los etarras (y sus amigos). Los tiempos en el que los bestias se cortan de apretar el gatillo, porque va a haber un vídeo en Youtube que les perseguirá el resto de su vida.

Por ejemplo este, que además demuestra que hay bestias en los dos bandos.

mariupol-gente-tambien-dispara

Más vídeos, donde Principia Marsupia [–>]:

Info inmediata, en la lista de la plaza en Twitter:

 

 

Al

Otro nuevo obstáculo al proceso de paz;

Como curioso detalle en la detención del etarra que la policía efectúa de madrugada, como suele, para evitar que haya gente en la calle y posibles riesgos, se reúne como siempre en estos casos la cofradía etasuna de los alrededores para animar a sus feligreses detenidos e insultar un poco a las fuerzas represoras.

–Gudari, los picolos están en Zabalbide de redada, están buscando a alguien, un montón de cipayos y picolos, hay que avisar a todos, a toda ostia

En este caso al frente de la tropa estaban Tasio Erquicia, batasuno con pedigri, y Mariví Ugarteburu, la portavoz de Sortu, que como todo el mundo sabe no tiene nada que ver con batasuna ni con Eta. Debía estar paseando por allí por casualidad.

Hoy el Gara refleja el nuevo “sabotaje al proceso de paz”;

Solo cabe reseñar que en el hipotético Eskurdistán libre que esta gente quiere crear y manejar, lo último que habría es prensa como la suya, aquí y ahora, contraria no ya al gobierno, si no al país donde vive.

zpazzz

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 616 seguidores