La opinión pesimista sobre el animal humano no solo es la más extendida, sino que parece la más razonable. Aquella que dice la ética no avanza, no se traslada entre generaciones, y cada una empieza de cero. Esto es, que las tendencias menos presentables de los angelitos de dos patas -por ejemplo las tendencias asesinas- se mantienen inalterables en el espacio y en el tiempo. No es menos asesino vocacional un vasco que se cree una raza superior y semidivina, que alguien de Negrilandia o de Mahomalandia. O que alguien de la Edad Media. Y no hay más que pasear por cualquier pueblo de Vasquilandia para ver cómo se ensalza, aplaude y adora, a fulanos que solo son conocidos por haberse dedicado a liquidar al que presuntamente opina de forma diferente.

Pero la crisis de Ucrania, con todo lo que entristece la gratuita inmoralidad de los que la están impulsando desde fuera (básicamente nosotros, o nuestros gobiernos), nos está demostrando que no todo bípedo es vascopiteco.

Mita con atención, son 3 minutos. Es de ayer, en la ciudad portuaria de Mariupol. 500.000 habitantes. Tipo Bilbao, se podría decir.

 

mariupol-tanque-y-gente

¿Acaso podría nadie pretender parar a los tanques de -por ejemplo- nacionalistas etarroides, por el acojonante expediente de ponerse delante con los brazos abiertos? Ni de broma. Todo el mundo da por supuesto (sabe) que el vascopiteco pasaría el tanque por encima. La única duda sería si lo haría disparando antes, o se ahorraría la bala. ¿Y si el tanque fuera en Irán (u otra multitud de sitios en la que puedes pensar)? O simplemente, también en Europa, pero hace 50 años.  Es inconcebible.

Mira este otro. Una versión diferente del mismo fenómeno, pero con la gente enfrentándose a rifles de asalto (Kalashnikov AK47, supongo) con las manos vacías.

mariupol-soldados-y-gente

Sólo parece haber dos tesis posibles. O los ucranianos tienen los huevos de acero y un desprecio por la vida propia rayano en la tendencia suicida, o las aficiones asesinas del animal humano están cambiando. Disminuyeno notablemente. Al menos un Ucrania, ya que no en Vasquilandia – y otros sitios igualmente anclados en el pasado más salvaje de la especie.

Sob balas de verdad, por si hay dudas.

mariupol-balas-y-gente

Foto de

Ojo, que sí hubo muertos ayer en Mariupol. Parece que 4 -a juzgar por las noticias de los hospitales- y no los 20 que dicen desde Kiev. Pero es que la gente parece dar por supuesto que no debería de haber ninguno, en un maravilloso avance ético completamente desconocido para el vascopiteco. Y es cierto que ese avance no es tanto como el que ha soñado la gente en Mariupol, pero imagina los muertos que hubiera habido en las mismas circunstancias en Ruanda. O en Pekin. O en Bildulandia – en cuanto tengan a las fuerzas de “orden” a su disposición.

Seguro que internet hace mucho. Esa inmediatez del vídeo colgado en Youtube, que le saca los colores … al que tiene vergüenza. En lo de Ucrania solo hace falta un pequeño pasito más. Que los gobiernos de la UE desarrollen el sentido de la vergüenza adecuado a los tiempos que tal vez están queriendo llegar. Y eso sí serían “nuevos tiempos”, y no los de los etarras (y sus amigos). Los tiempos en el que los bestias se cortan de apretar el gatillo, porque va a haber un vídeo en Youtube que les perseguirá el resto de su vida.

Por ejemplo este, que además demuestra que hay bestias en los dos bandos.

mariupol-gente-tambien-dispara

Más vídeos, donde Principia Marsupia [-->]:

Info inmediata, en la lista de la plaza en Twitter:

 

 

Al

Otro nuevo obstáculo al proceso de paz;

Como curioso detalle en la detención del etarra que la policía efectúa de madrugada, como suele, para evitar que haya gente en la calle y posibles riesgos, se reúne como siempre en estos casos la cofradía etasuna de los alrededores para animar a sus feligreses detenidos e insultar un poco a las fuerzas represoras.

–Gudari, los picolos están en Zabalbide de redada, están buscando a alguien, un montón de cipayos y picolos, hay que avisar a todos, a toda ostia

En este caso al frente de la tropa estaban Tasio Erquicia, batasuno con pedigri, y Mariví Ugarteburu, la portavoz de Sortu, que como todo el mundo sabe no tiene nada que ver con batasuna ni con Eta. Debía estar paseando por allí por casualidad.

Hoy el Gara refleja el nuevo “sabotaje al proceso de paz”;

Solo cabe reseñar que en el hipotético Eskurdistán libre que esta gente quiere crear y manejar, lo último que habría es prensa como la suya, aquí y ahora, contraria no ya al gobierno, si no al país donde vive.

zpazzz

A ver, queridas florecillas de campo. Estamos todos suspirado porque los etarras se hagan de repente “buenos”. Sin ninguna necesidad de que comprendan que para eso, para ser buenos ahora, hace falta reconocer que vienes de ser malo. No, pol dió; ¿acaso no quieres que dejen de asesinar? Pues sí, pero no a cambio de definir la bestia como ser normal. Porque si la bestia es normal, entonces esto es normal.

la-bestia-bilbaoY para que esto sea normal, y la bestia no se sienta señalada (como si alguien pudiera pensar mal), la policía tiene que recibir órdenes de no intervenir. De esperar el permiso de las alturas para hacerlo. Y las alturas, recogenueces que ven el cesto cada vez más vacío, tardan tanto en dar la orden como para que carezca de sentido una vez llega.

Un montón de gente pasó verdadero miedo. Temor físico directo. Y no fue el rey, ni los capistostes de la “troika”. No se trata de ellos. Ni se han enterado. Esa es la disculpa, y siempre hay alguna. Se trata de dejar claro quién mada. La bestia etarra. Que si ahora no conviene el asesinato por la espalda, estrategia desfasada, tiene que buscar otros recursos de acojonar al rebaño. Y este puede ser un buen ejemplo para que las florecillas del campo empiecen a oler el hedor del futuro.

No, Bilbao ya no es de recibo. Ni de recibir, claro. Una provincia donde el Diputado General asegura que es mejor no recibir al Euro 2020 (campeonato europeo de fútbol) si no es en las extravagantes condiciones que él desea. Con España de equipo extranjero [-->]. Es que no puede garantizar la seguridad y eso. Y ayer quedó muy muy claro en qué consiste no poder garantizar la seguridad. Alfombra roja para la tribu del cafre, y órdenes de no actuar. Y va a seguir así, porque los recogedores de nueces no pueden permitirse quedar mal ante los movedores de árboles. Imagina un cafre con una herida, y no digamos detenido. ¡Españolazos, traidores! Huy, huy, los votos; las nueces.

Esto es lo que hay. Esto es lo que hemos querido. Donde “hemos” no quiere decir Vasquiladia. El Prostitucional no es Vasquilandia. Los emocionados suspiros por la ETA en las instituciones se oían en Madrid. Perfume de futuros aliados. Los tratos especiales para los Bolinagas se deciden en Madrid. Dar carnaza al tigre no es la estrategia ideal para que se haga vegetariano. Tampoco lo es ponerlo en situación de que te dé miedo. Pero lo hacemos entre todos.

Parecería mejor saber lo que hacemos. Y no disimular. Que luego es un papelón cuado llegan los invitados. Hay que tener un poco de imaginación – si no la valentía de mirar las cosas como son. No sé, por ejemplo, ¿por qué no proponemos Crimea como sustituto razonable cuando le toque a Bilbao? A orillas de un bello mar también, y ahora está de plena moda. Seguro que Putin les pone una dacha estupenda a todos. Y tiene unas fuerzas locales de autodefensa que no veas. Ni medio problema. Ni rozar un escaparate.

fuerzas-locales-de-autodefensaY si no es en Balaclava, o en Sebastopol, da igual. Solo era una idea. Hay literalmente cientos de ciudades en el mundo que no son la Villa del Cafre. Nadie hace una tenida internacional -por ejemplo- en Colón, Panamá. Ni en Port Moresby, Nueva Guinea Papúa. Ciudades apasionantes, con cantidad de morbo y emoción, pero que no son de recibo. Solo es cuestión de reconocer lo que nos hemos empeñado en crear. Y de no insistir con caneladas, ni invitaciones que no podemos honrar. Chalapartas, y parrilladas populares de pollo grasiento, las que quieras. Y hasta ahí.

Ponerse después a llorar no vale.

Yo creo que el primero que usó el término genocidio aplicado a la actividad de ETA -y su entorno- fue Garzón. Lo cual ya apunta, por sí solo, a que problemente sea una idea brillante, sugestiva, útil … y contraria a la ley. La la ley legal, quiero decir; no la ley de los que le salga de los cojones a Garzón. Y seguro que ya no opina igual. Las opiniones de Garzón son opiniones Kleenex. Acabado el moco, se cambian. Criaturita.

Pero entre Garzón y COVITE hay una diferencia esencial. Garzón era juez, cuando aquello. Y COVITE, damnificada por el horror. En primer grado. Tiene derecho a intentarlo. Porque intentarlo, además, es un gesto y un mensaje. A los mismos etarras, primero. Y desués, al Prosti, al puto gobierno, a la puta oposición, y a los malditos recogedores de nueces.

No hay manto de silencio ni de reconciliación que valga, para que los asesinos recojan, orgullosos, el fruto de los asesinatos. Y no porque se los manguen a los recogenueces, sino porque el genocidio no puede tener frutos. Vaya, el terrorismo y el asesinato tampoco, pero es que la palabra terrorismo se ha quedado hueca. Se encogen de hombros. Como Mandela -me suelen decir. Y vete a explicarle al vascopiteco la diferencia entre al apartheid y la democracia. No brilla por su desarrollo cerebral. Ni moral, ya puestos.

Es por eso que lo de COVITE tiene gran valor. Esa guerra de las palabras que nos hemos empeñado en perder frente a los terroristas (perdón, genocidas), con tanta ayuda, y de tantos, que se dicen muy alejados de los genocidas. Repitamos.

G.E.N.O.C.I.D.A.S

Y que quede claro. Más todos esos prodigios que practican, y que solo llaman así cuando es cosa de los demás: identicidas, humanicidas, lingüicidas, etnicidas, etc.

Mensaje también imprescindible ante tanta lavandería gratuita, de sangre, que florece últimamente.

Ayer pedía sopitas a los abogados de cabecera de la Plaza. Zip y Zape. Perdón, Octavio y Marod. Muy dispuestos, como siempre, han accedido. Lo ven chungo. Su parte, el derecho; lo mío solo va sobre las palabras.

Marod ha disparado primero, que ya se sabe que hace más daño:

  • Marod

No le veo mucho fuste a esto. Os cuento un poco más sobre lo que he estado leyendo sobre el particular, y decide tú si puede resultar interesante abrir nuevo hilo.

El delito de lesa humanidad se configura históricamente a principios del siglo XX, en la Declaración del 28 de mayo de 1915 dada por los gobiernos de Francia, Gran Bretaña y Rusia, en la que se hizo alusión a las masacres de la población armenia en Turquía. En esta declaración, las atrocidades cometidas fueron descritas como “crímenes contra la humanidad por los cuales todos los miembros del Gobierno turco serán declarados responsables junto a sus agentes implicados en las masacres”.

Se ha definido también como un delito perseguido dentro del concepto alemán de “derecho penal del enemigo” http://es.wikipedia.org/wiki/Derecho_penal_del_enemigo . Es un tipo de política penal de prevención, que tanto gustan los alemanes y los americanos (Guantánamo) y que tan poco les gusta a los progres buenistas. Es decir, si ya son conductas tipificadas, ¿Qué sentido tiene configurar un delito de lesa humanidad? En cierto modo prevenir e imponer un plus de castigo a aquellas organizaciones políticas que atenten contra el orden internacional (DDHH, ONU, los valores democráticos en suma).

Porque es un delito que tipifica diversas conductas (ya delictivas como homicidios, detenciones ilegales, violaciones, esclavitud, etc) en un CONTEXTO político. Es decir que se aplique por una organización política. Aquí viene uno de los puntos “oscuros” de este delito. Se refiere al sujeto activo. En principio, se configuraba antes de su regulación expresa como delitos cometidos por Estados u organizaciones cuasi-estatales que controlaban una población. En este sentido, la Corte Penal Argentina definió el elemento subjetivo del delito como:

“El alto grado de depravación por sí mismo, no distingue a los crímenes de lesa humanidad de los hechos más crueles que los sistemas locales criminalizan. Más bien, lo que distingue a los crímenes de lesa humanidad radica en que son atrocidades cometidas por los gobiernos u organizaciones cuasi-gubernamentales en contra de grupos civiles que están bajo su jurisdicción y control”

Sin embargo, el artículo 7 del Estatuto de Roma nada dice sobre el sujeto activo del delito, y por tanto, se extiende a cualquier organización “política” (esto también es discutido, precisamente para evitar la persecución de organizaciones políticas disidentes que pudieran realizar Estados Totalitarios, Castro sin ir más lejos)

Parece que hay cierto acuerdo en la doctrina en desplegar la protección de lesa humanidad tanto cuando las acciones las ejecute un Estado, cómo cuando el Estado actúe por OMISIÓN, es decir no persiguiendo a las organizaciones no estatales que los cometan.

Aquí viene otra parte polémica. Ignoro los motivos reales de la querella de COVITE (desde luego, la prescripción de delitos, NO). Pero pudiera inferirse que buscan la defensa que el Estado español está supuestamente negándose a desplegar contra la organización eta/batasuna.

Esto para mí, sería un claro error. Primero por el desprestigio nacional que supone, y segundo porque no creo que sea cierto. Las dos últimas detenciones y toda las reformas legales realizadas por el Estado español en materia anti-terrorista evidencian que no hay una omisión del deber del Estado en perseguir el delito de terrorismo. La prueba está en que ETA ha dejado de matar. De ser esa la intención de COVITE con su querella, están prostituyendo la configuración del delito de lesa humanidad, buscando reconducir la política del Estado en materia anti-terrorista (que ahora está claro que no les gusta) alegando una indefensión frente al terrorismo que no se está produciendo (que Sortu sea legal no puede considerarse una omisión de la persecución del terrorismo).

Otro motivo podríaer la mera publicidad, dentro de una estrategia política de convertirse en los máximos perseguidores de eta/batasuna. Aunque me temo que jurídicamente no se sostiene (lo que dice Octavio sobre las causas de admisión, y sin considerar otras cuestiones técnicas tales como un concurso necesario de delitos, etc. que pueden resultar muy aburridas), si le concede una poderosa imagen de látigo justiciero de eta/batasuna, frente a políticas más melifluas tan de moda últimamente.

Conclusión (que ya me he enrollado de más, como siempre :-) ) Está claro que los delitos de ETA son de lesa humanidad. En España se persiguen como terrorismo (que tiene un trato más agravado), la cuestión es:
¿Es necesario acudir al TPI para resolver la causa? Yo no lo creo. COVITE sabrá porque lo hace.

  • Octavio

Yo como Marod… por encima y tirando de wikpiedia, el tipo encaja perfectamente en el de crímenes contra la humanidad …

Sujeto activo: los crímenes pueden ser realizados por funcionarios estatales (con independencia de su jerarquía o cargo) o por miembros de una organización política. Aunque ha fracasado todo intento por definir “organización política”, pues podría resultar que gobiernos autoritarios lo utilicen para perseguir a opositores políticos.1 2

Sujeto pasivo: debe tratarse de un ataque contra la población civil.
Acción típica: No sólo se refiere a ataques militares: puede producirse tanto en tiempo de guerra como en tiempo de paz.

El ataque tiene que ser generalizado o sistemático, por lo que los actos aislados o cometidos al azar no pueden ser considerados incluidos en esta tipificación.

http://es.wikipedia.org/wiki/Crimen_contra_la_humanidad

El problema no lo veo por ahí… el problema es que si COVITE se ha marchado a la Haya y no tenemos constancia alguna de que eso lo hubiera visto ni el TS ni el TC, ni de existir resolución de inadmisión alguna …

Tenemos una organización que mata por motivos políticos, mata civiles y lo hace de manera indiscriminada y sistematica. Y por tanto también se puede empurar a sus dirigentes.

Según el Estatuto de Roma:

Cuestiones de admisibilidad
1. La Corte, teniendo en cuenta el décimo párrafo del preámbulo y el artículo 1, resolverá la inadmisibilidad de un asunto cuando:
a) El asunto sea objeto de una investigación o enjuiciamiento por un Estado que tenga jurisdicción sobre él, salvo que éste no esté dispuesto a llevar a cabo la investigación o el enjuiciamiento o no pueda realmente hacerlo;

Y el párrafo 10 del preámbulo dice;

Destacando que la Corte Penal Internacional establecida en virtud del presente Estatuto será complementaria de las jurisdicciones penales nacionales,

Conclusión… complicada la admisión , muy complicada porque tendrán que demostrar que el Estado español, no ha querido investigar.

Mejor tomar el propio enlace COVITE …

Esta claro que como yo si creo que el Estado está haciendo dejación , puesto que ya ni tan siquiera me creo que las ultimas acciones con relación no están sino guiadas en la dirección de algún tipo ley de punto final… lo que lamento es que COVITE no parezca a priori que pueda conseguir su objetivo… aunque fuera solo el de que se declare que los gudaris no es que cometieran antentados terroristas sino que ETA cometida crimines contra la humanidad.

No es lo mismo que un sinvergüenza le intente explicar a sus hijos porque la justicia española les declaró terroristas a que tengan que explicar por que la justicia internacional les declaró “criminales contra la humanidad”, aunque fuera solo por eso… apoyo a COVITE.

  • Marod

Pues venga, esperamos a que Plaza se desocupe un poco de sus líos y nos emplazamos. Porque ya os aviso que mantengo que el Estado no está haciendo dejación, ni tampoco que calificar el terrorismo como delito de lesa humanidad suponga algo útil o necesario

  • Puelles, en 20 segundos. Las palabras.

(Marod se va a enfadar). Clic.

puelles-covite-la-haya

PM:

La cancha es plaza, digo vuestra.

pm-twitter-covite-y-genocidio

Marod, santa paciencia, no se mostraba partidario de mi explicación de que los votos de ETA son en gran medida votos a asesinos. Votos, porque asesinan. Y que dejarles participar en el juego político sin abjurar de los asesinatos cometidos, es dejarles sacar partido político de los asesinatos. Y desde luego eso es una forma ideal de no derrotarles. Pero no a las personas, que no importan. Ni a la ideología, que ni siquiera está prohibida. Es mucho peor; es no derrotar al asesinato. La peor dejación de funciones que puede hacer un estado de derecho. Y no digamos si se pretende civilizado.

Pero vamos a tratar de ayudarle a que entienda que sí, que el asesinato, el haber asesinado, da prestigio y votos. ¿Por ejemplo, cuántas camisetas como esta hace falta mostrar para que se entienda?

che-guevara-camiseta¿Y qué saben del Ché los alegres y jueviles sociópatas que llevan esas camisetas? Casi nada. Básicamente, que mataba a los malos. Según su cuento para niños de buenos y malos. Sugiero una búsqueda en Google [fusliamos, fusilaremos, y seguiremos fusilando], a la que se puede llegar clicando en la siguiente imagen.

che-gevara-fusilaremosSupongo que Marod aceptará que el Ché, con la misma ideología, pero sin haber matado una mosca, no figuraría en ninguna camiseta.

Es lo que pasaba con Aralar. No se jamaba una rosca, ni siquiera cuando la ETA no se podía presentar a las elecciones. Bueno, sí, heredaba como un 10% de sus votos. El otro 90% votaba asesinato, no ideología. Y cuando no pueden votar asesino, no votan. Porque si no, hubieran votado a Aralar sin mayor problema. Pero las manos limpias no les molan a los cafres.

Marod solía contestar: No me líes, Batasuna es Batasuna y Aralar es Aralar. ¡Toma, claro!; eso es lo que estoy diciendo. ETA es asesinato, y Aralar no. Y es el asesinato el que se lleva los votos. El prestigio. Y la simpatía de los bestias, que no dudan en atacar desde detrás de la barrera a cualquiera que ose plantarle cara a los asesinos, sus héroes.

Como El Jueves en esta viñeta de Julio Serrano, que saca Periodistadigital.com.

el-jueves-nazis-hijos-de-putaTiene guasa Julito Serrano, ¿no? Que por otra parte no debe ser nada hijo de puta. Ni de lejos. Un humanista, o así. ¿Alguno de los de Vox ha asesinado a alguien? ¿Defienden asesinatos producidos por otros? ¿Tienen a un racista redomado como fundador de su ideología? ¿Acaso al angelito Julito se le ha ocurrido mirar las ideas del principal teórico del totalitarismo de derechas (“extrema derecha” para los amigos) [-->], para ver si Vox está más cerca de los nazis que el mismo Julio?

¡Uf!, no, que lío. Eso es complicadísimo. Julito no da para tanto. Mucho más fácil dividir el mundo entre “los nuestros” y “los enemigos”, y aplaudir a aquel de los nuestros que más asesine. Que es, exactamente, lo mismo que hacían los partidarios de los nazis. Otros, por cierto, que también comprendieron muy bien el prestigio del asesino. Y se disfrazaban para que no cupieran dudas. Como, por otra parte, los etarras.

Eso es todo. Somos así, mientras una capa de civilización no nos cambie. Adoramos los cuentos de buenos y malos, que nos permiten seguir siendo niños. Y adoramos a los asesinos, si son de los nuestros – en el cuento. Y todo el truco para mejorar, para progresar, para hacer una sociedad más o menos vivible, es acabar con el prestigio del asesino. Y eso es lo que estamos discutiendo – y lo que probablemente no vamos a hacer.

Al

(Dedicado a Marod)

En 1998 Eta proclamó una tregua tras el pacto de Lizarra entre Eta, Pnv y Eusko Alkartasuna   y muchos pensaban que sería definitiva. Sin embargo, el cese de la existencia de Eta no significa el cese del fin del problema. Korta, un exdirigente de Euzkadiko Ezkerra, lo expresaba así entonces;

“Desde luego, lo malo vendrá después, cuando, finalizada la violencia definitivamente, nos encontremos con que la sociedad está dividida en dos mitades. Entonces, ¿qué haremos?”. Los datos de la última encuesta del Gobierno vasco parecen darle la razón; la mitad de los vascos entre los más jóvenes son independentistas, lo que no parece augurar nada bueno, aunque sólo sea porque eso indica que la otra mitad no lo es.

Esa tregua, como otras, se rompió.  Ahora por fin, parece que es el cese es definitivo.

Imagen

Imaginemos entonces que  Eta hace entrega de sus armas y anuncia su disolución. El Gobierno y la oposición saludarían alborozados la buena nueva, por fin los presos podrían vislumbrar un futuro cercano fuera de la cárcel,  el gran problema del País Vasco, el terrorismo, por fin desaparecería. Y  fueron felices y comieron perdices. ¿verdad?

Imagen

Pues no. Seguiríamos teniendo una sociedad partida en dos, dos bloques antagónicos, ante lo cual el problema del bipartidismo español parecería un chiste. El nacionalismo lleva muchas décadas con la sociedad tomada, inculcando ese magma  que ha inundado la sociedad, que consiste en pensar que hay un riesgo permanente de que lo vasco desaparezca, y que ese es un proyecto que siempre han albergado los españoles, y donde el pensamiento político más extremado de Sabino Arana se estudia en el primer ciclo de la ESO sin atisbo de crítica, ni siquiera cuando expone sus ideas más radicales: “Todos los maketos (inmigrantes), grandes y pequeños, burgueses y trabajadores, sabios e ignorantes, buenos y malos, son enemigos de nuestra patria” (revista Bizkaitarra, 17-12-1893)

Imagen

Proceso de paz, derechos humanos y diálogo.

“Cuando yo empleo una palabra —insistió Humpty Dumpty en tono desdeñoso— significa lo que yo quiero que signifique… ¡ni más ni menos!” “La cuestión está en saber —objetó Alicia— si usted puede conseguir que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes”. “La cuestión está en saber —declaró Humpty Dumpty— quién manda aquí”

Y los que mandan, son los nacionalistas. Que son la mitad de la población, pero ocupan el poder ellos solos desde hace cuarenta años. Previsiblemente, lo van a ocupar otros 40. Y desde luego consideran que alcanzarán su objetivo, la separación, mucho antes.

¿Que paz nos espera?

Imagen

Original en ca’n Al:

Zuga

Un poco de gresca.

Toca pinchar a Marod. Cómo no. Que tiene buena entrada como arquitecto jurídico. Un caballero. Siempre con la asepsia justa para no herir sentimientos en esta noble plaza.

Hay que ver este Marod cómo pasa de puntillas por algunos asuntos difíciles de juridificar. Y al final, se lo lleva todo al plano jurídico el jodío. Y lo hace bien. Muy bien diría yo. Plaza (y otros brillantes contertulios) entra bien al trapo. Desenfunda su fina teoría política y asistimos a bellísimos combates semánticos.

Pero prepárate. Ahora abandero a lo bestia a los desesperados y desorientados por los acontecimientos recientes.

Porque hay “temas” que enseñan mucho mejor que otros su vestido jurídico. Un ejemplo para no derivarme mucho: el señor que me roba la cartera; o me pega un puñetazo rompiéndome la nariz. Juridificar el reproche que tales acciones merecen no parece complicado. Desde los asirios hasta nuestros modernos códices coinciden -más o menos- en señalar cómo de cabrón es este sujeto y las collejas que merece. Y no empecemos con que en China te pegan un tiro en la cabeza por actos que aquí no merecen ni carcel. No la jodamos, que nos derivamos.

Ultimamente se habla mucho del “arrepentimiento”. Por eso entro. Juridificar este tipo de intenciones y sensaciones no es tan sencillo. Se ha intentado, pero sigo en la higuera..

Para no derivarme mucho: una tontería que pretendo sea ilustrativa. De niño, en el colegio, teníamos recreo de 11 a 11,30. Pero para ser merecedor de ello, había que rezar el rosario. Era condición sine quanom. Ya comprendes, No Rosario = No recreo.

El profe que estaba de turno, vigilaba que el compi orador recitase los misterios y la letanía. A coro respondíamos todos como papagayos. Bien alto. Entonces había recreo (hummmm..aquel pitillito en el WC, futbol..) ¿Acaso el profe interpretaba que creíamos en la virginidad de Maria o en Dios? En todo caso, el profe lo estimaba suficiente. Ya se que era un puro asunto educacional. Y otros tiempos. Pero ese ACTO DE FE nos llevaba al Nirvana; o sea, al recreo.

Marod: cuento esto porque, si como bien dices, el movimiento se demuestra andando, es decir, con LOS ACTOS. Solo esto cabe primeramente analizar.

Y en ese esfuerzo -después de las barbaridades que durante tanto tiempo ha hecho esta gentuza-, se comprende (al menos yo) que la exigencia de arrepentimiento vaya mucho más allá de lo que en otros campos se considera suficiente. Dicho de otro modo, de lo venimos oyendo (como ACTOS de cumplimiento de requisitos penitenciarios).

Personalmente, estoy hasta los cojones (a los marinos nos permiten los tacos) de tanta comparecencia etarroide ocupando espacios públicos todo el rato para oir la misma cantinela.

Ya no mato. Lamento lo que hice. Voy a colaborar. Me voy a integrar pacíficamente en la sociedad y su juego político. No temáis más. Es un nuevo tiempo…coged el testigo….es una oportunidad para la paz…

No sé vosotros….pero yo le veo bastante parecido a los Rosarios de mi infancia. Lo considero necesario, cómo no. PERO NO SUFICIENTE. Dirás: ¿qué han de hacer entonces? ¿qué hacemos con ellos?

Todavía no lo se. Estoy pensando. Sigo leyendo y aprendiendo. Ilumíname por favor y sácame los perversos deseos que tengo para estas alimañas. Un sin vivir (miedo me doy). De momento, ni la más interminable de las listas con cosas buenas y justas me sirve. Imagina el cabreo (que será el de muchos)

Me arrepiento. Reconozco que  he sido una alimaña. Voy a contar con pelos y señales lo que hice, cómo lo hice, quién me lo ordenó..cómo se organizaban.Voy a delatar a todos los asesinos que pueda. Como viven y actúan. Sus fechorías.. Sus escondites, armamento, zulos, cuentas bancarias, depósitos de todo tipo. Voy a contactar con mis víctimas. Sé que no me perdonarán; pero le echaré guebos. Intentaré compensarles en lo que pueda….trabajando, pagando, donando.. llorando con ellos reconociéndoles….acudiré a los medios a contarlo..

Puede ser un buen principio. Pero Marod, desde el cariño y respeto que te tengo (ojo¡¡ sin mariconadas) ensancha tu espacio para los cabreados. Un puto acto declarativo para intentar encajarlo en un puto precepto penitenciario; probablemente deba servir. Pero de momento NO SIRVE. Todo es muy nuevo y el daño ha sido colosal.

El etarra que llama a mi puerta habiendo cumplido con la lista anterior-de corazón-, tendrá aún que esperar a que le abra. Quizá lo haga; pero necesito que me convenzas. (Sin forzar la puerta; que la armamos)

En nombre de los cabreados.

Saludos.

Zuga.

Un añadido [-pm]:

nuremberg-y-eta

Al

De terroristas a defensores de la paz y los derechos humanos, y de víctimas del terrorismo a enemigos de la paz, esta es la mágica vasquilandia. El del tiro en la nuca acusando a la víctima de enemigo de la paz y de privarle de sus derechos.

Tras prohibir el juez la manifestación tantaz tanta de los presos etarras reclamando sus derechos, inmediatamente se convoca otra para mañana (¿no hay que solicitarlas quince días antes ?) a la que se adhieren el resto de formaciones nacionalistas, partidos y sindicatos. El lema,paz, derechos humanos y arreglo,solución (del “conflicto”). Ya sabemos que solución del conflicto quiere decir cesión ante sus postulados, reconocimiento de su ezkalherría y su independencia.

Los etasunos, sortu se llaman ahora, alborozados por que el PNV se pone de su parte y dan un paso adelante muy importante.

Mañana mas de cien mil personas se darán cita en Bilbao, y a ver quien es el guapo que se lo impide.

¿Quien se puede oponer a sumarse al lema Paz derechos humanos y diálogo?… ni el PP, dicen los nacionalistas.

Pero esas bellas palabras quieren decir en realidad otra cosa muy distinta, en vez de paz la continuación de la guerra, con otra estrategia, los derechos humanos son únicamente para los presos condenados, y el diálogo quiere decir que los demás traguen y acepten su petición de independencia. Lo de siempre, vamos.

En los 90 a su estrategia la llamaban socialización del sufrimiento, vete a saber como lo llamarán ahora. Yo lo llamaría socialización de la esquizofrenia.

Añadido clicable [-pm]:

el-mundo-zulueta

Marod

Vaya por delante que soy consciente del jardín en el que me voy a meter, pero en mi propio descargo dejo clara y meridiana la repulsión que siento hacia los terroristas y sus colaboradores y mi absoluto respeto y comprensión por todos aquellos que hayan sido víctimas -de alguna u otra forma- de la violencia, el miedo y la coacción que supone la actividad terrorista.

Pero es que yo veo más cosas en la declaración que esa perogrullada que vosotros comentáis.
En primer lugar, ellos hablan de la defensa de la libertad del pueblo vasco y todas esas fanfarrias y que su defensa les llevó a prisión. Que esa es la mayor de las mentiras que dicen. Porque lo que les llevó a prisión fue matar a gente, poner bombas y esas cosas, es decir la forma en que decidieron hacer esa defensa. También es cierto que parecen asumirlo, lo cual implica cierto grado de asunción de la responsabilidad (“nuestro traslado a Euskal Herria- se efectuasen utilizando cauces legales, aun cuando ello, para nosotros, implícitamente conlleve la aceptación de nuestra condena”).

Pero dicen más cosas: 4. Reconocemos el nuevo escenario surgido tras el cese de la lucha armada de ETA y en adelante, en pro de la libertad de Euskal Herria, utilizaremos vías y métodos políticos y democráticos, de acuerdo con las decisiones que se han tomado en ese sentido.
Por ello, en lo sucesivo renunciaremos al empleo del método utilizado en el pasado para hacer frente a la imposición, represión y vulneración de derechos. Nuestro compromiso con el nuevo escenario es nuestra decisión de fortalecerlo y consolidarlo.
Vamos a ver, estos son los presos terroristas diciendo:

  1. Acatan el cese de la lucha armada de ETA, es decir declaran que no tienen intención ulterior de recaer en su acción delictiva.
  2. Que aceptan el método político y democrático, o sea que se olvidan del “militar” y hacen expresa renuncia del “método utilizado en el pasado”.

Su fuero interno lo imaginamos, pero lo declaran al exterior es altamente reinsertable.

En cuanto a la teoría de la pena y su naturaleza, en España (cómo en todos los países democráticos) se opta por una teoría relativa que garantice la prevención de delitos y la reinserción de los delicuentes.

Olvidaos de que la pena tenga una función retributiva de puro castigo, eso está más que superado.

Dado el extremo daño y alarma social que provoca el terrorismo se justifican esas medidas especiales por la parte “preventiva”, o sea, para que nadie se piense que es “barato” optar por la vía de la pipa y la bomba lapa, nada más.  Es fácil entender que los ofendidos sientan la necesidad retributiva de la pena, desde su perspectiva subjetiva del daño infringido, pero ese razonamiento no es válido para el Estado (ni constitucional, ojo).

Y eso entronca directamente con lo que critican. Y es cierto que hay multitud de excepciones a los beneficios penitenciarios (tercer grado y condicional) si los delitos son por terrorismo. Es cierto que son excepcionalmente duras las condiciones de acceso a esos beneficios, y añado yo que con razón por lo que he dicho en el párrafo anterior.
¿Qué se nos fue la mano con la doctrina Parot y su retroactividad? A lo mejor (o eso ha dicho Estrasburgo). No lo sé, seguramente será un debate doctrinal apasionante. A mi me parece que ahora hay un cambio de melodía política y toca empezar a normalizar esto.

Yo sigo apuntando con el dedo hacia lo que me parece fundamental: cese de la violencia y asunción de los principios legales de nuestro Estado de Derecho. El pasado no se puede borrar, y los gestos de arrepentimiento e implorar el perdón de las víctimas no se van a producir (no dejaría de ser otra tomadura de pelo, después de verles descojonarse en las vistas de los juicios, que ahora se hicieran los buenos para salir de chirona)

Han perdido y lo saben (“Asumimos toda nuestra responsabilidad sobre las consecuencias derivadas de nuestra actividad política en el conflicto político”), y a mí la semántica y la oratoria heroica y todas esas chorradas me parecen eso: chorradas. Cómo cuando hablan de la patria vasca y el Rh. Y claro que usan eufemismos “actividad política”, pero es que son tan absurdos que se retratan por si solos.

El proceso de “normalización” o punto final o reconciliación o el nombrecito que le quieran poner, está en marcha y veremos más gestos de una y otra parte. Y a mi me parece inevitable que si continúan sin hacer el animal, nosotros empecemos a pensar que a lo peor también son personas (de las malas, eso sí).
En cualquier caso, que se cumplan la leyes, que para eso están.

Ayer nos trajo Al, muy oportuno, el último comunicado de los asesinos etarras. Del que destacaba que solo tiene interés un frase:

Reconocemos con toda sinceridad el sufrimiento y daño multilateral generado como consecuencia del conflicto.

Reconocemos con toda sinceridad que el vaso que hemos tirado al suelo está roto. ¿Mande? ¿Necesitan toda su sinceridad para decir que un vaso que está roto en el suelo, está roto – efectivamente? ¿Necesitan toda su sinceridad (e inteligencia, supongo) para llegar a la conclusión de que los asesinatos producen sufrimiento? ¿Y por qué nos tiene que interesar a los demás el tortuoso proceso mental de los subnormales?

Con la conclusión basta, y solo a los efectos legales de las medidas de reinserción que piden. Bueno, ellos les llaman “sus derechos”, que ya es una demostración de que no esán en situación de reinsertables, ni remotamente. El delincuente tiene la posibilidad -no el derecho- de reinsertarse. Y la posibilidad depende de las medidas legales de gracia que tiene derecho a pedir, una vez cumpla ciertas condiciones. Y entre ellas no está el “sincero reconocimiento” de que los asesinatos producen muertos, sino la simple compresión de que el asesinato no es plan. Vaya, que debieron empezar por no asesinar, y ahora nadie estaría mirando si son ya reinsertables – o todavía no.

Habría que mejorar el asunto este de los comunicados cursis y farragosos, como del Kremlin. Por ejemplo, nada de preguntar a los portavoces de los partidos políticos. ¿Qué diablos nos importa si los caraduras del PP consideran que el comunicado de marras le da la razón a la política de El Aguerrido? Oyarzábal sin ir más lejos. Si ellos no tienen el pundonor de poder juzgar su propia política sin necesitar los comunicados etarras, nosotros no debiéramos de pasar la vergüenza ajena de que nos lo restrieguen por la cara. Y por otra parte, hasta el más simple de los votantes entiende perfectamente si entre toda gimnasia (y falacia) verbal figura explícita la idea de que “no debimos asesinar”, o no aparece.

Si la prensa quisiera informar de lo que interesa, y no estuviera participando en el mamoneo de los partidos de sacarle provecho hasta a esto, bastaría con un titular que diga:

Siguen sin comprender que no debieron asesinar

Y ya está.

Al

Nuevo comunicado de Eta, fiel a los anteriores, en el que la banda dedica  mil ciento ochenta y una contundentes palabras para legitimar su pasado, presente y futuro y catorce ambiguas en el mismo sentido, pero admitiendo que también los asesinados lo pasan mal. Por supuesto es a esas catorce palabras de lo que todo el mundo hablará, diciendo que son un prodigioso avance para la solución del conflicto, eufemismo para el asesinato político organizado.

Catorce palabras para admitir algo obvio hasta para un lactante, y mil ciento ochenta para volvernos a contar que son los paladines del pueblo dedicados de por vida a servirlo,  peleando  contra estados opresores que solo usan de la tortura y la extrema violencia para aplastar las aspiraciones de libertad de un pueblo que solo existe en la imaginación de sus creyentes.

Y dirán que es un gran avance porque ahora eligen esta estrategia política y no la de las armas, ahora toca utilizar las leyes del sistema que no reconocen para salirse con la suya. Y . hacer un llamamiento a la ciudadanía, instituciones, agentes sociales y partidos políticos para buscar un amplio consenso que posibilite  su regreso a casa, enmarcado en un proceso integral, que no ponga en cuestión su carácter ni dignidad política.

Comunicado de “arrepentimento”;

El Foro Social de Euskal Herria, ante el bloqueo del proceso de resolución el pasado mes de marzo hizo varias recomendaciones. Algunas afectan directamente a nuestro colectivo.
Si bien es cierto que dichas recomendaciones no son fruto del proceso de reflexión y dinámica del colectivo, entendemos que deben ser tomadas en consideración en la medida en que integran elementos para la resolución y habida cuenta del apoyo social y político obtenido.

Por todo ello, dichas recomendaciones han sido objeto del debate llevado a cabo por nuestro colectivo estos últimos meses.

Queremos llamar la atención sobre las difíciles condiciones y el acoso del que ha sido objeto nuestro colectivo a la hora de llevar a cabo dicho debate. Aunque la represión carcelaria es siempre extrema, muy lejos de lo que cabía esperar, tras la decisión de la organización ETA de poner fin a la lucha armada hace ahora dos años, no se ha flexibilizado, e incluso, en algunos casos, hasta se ha acentuado. A día de hoy, los nuevos tiempos no han llegado hasta aquí. Somos rehenes de los Estados español y francés y a través de sus funcionarios sufrimos a diario el acoso del sistema carcelario construido para aniquilarnos tanto a nosotros como a nuestros familiares y amigos.

Se sirven de leyes y medidas de excepción para negar los derechos y beneficios penitenciarios que nos corresponden, a fin de obstaculizar la excarcelación hasta imposibilitarla. Así es como han llenado las cárceles. Para las y los presos vascos, dispersión equivale a deportación, que más que al propio preso, acarrea un sufrimiento añadido a sus allegados.

En toda esta maquinaria, la tortura constituye un elemento esencial, que exige que la política penitenciaria y los procedimientos judiciales sean revisados y evaluados y reparado el daño causado.

Siguen utilizando la política penitenciaria al servicio de objetivos e intereses políticos, vulnerando y violando derechos fundamentales, tal y como ha sentenciado Europa, antes alimentando la confrontación, ahora obstaculizando la solución.

Los enemigos de la libertad de Euskal Herria, que hoy son enemigos de la paz, pretenden ahogar entre los muros de la prisión el proceso democrático que la ciudadanía vasca, con la participación de todas y todos, trata de llevar hasta el final.

Siendo conscientes de su intención y para evitar que el proceso de solución se enfangue, el EPPK asume la responsabilidad que le corresponde.

Puesto que lo que nos trajo a prisión fue la lucha por la libertad política y social de nuestro pueblo, desde la cárcel seguimos luchando. Y aun cuando para algunos de nosotros han transcurrido ya muchísimos años desde que respiramos fuera de estos muros la libertad por última vez, seguimos comprometidos con el futuro de nuestro pueblo, exactamente igual que el primer día en que nos implicamos en la lucha.

En este sentido, desde la humildad, continuamos firmemente decididos a seguir aportando y situamos en esa línea nuestra reflexión e iniciativa.

El EPPK con el objeto de responder a las recomendaciones del Foro Social ha finalizado su reflexión adoptando una posición.

Por ello, a través de la siguiente declaración, nos dirigimos a la ciudadanía vasca, a sus distintos agentes y a cuantos en el ámbito internacional, individual o colectivamente han mostrado responsabilidad para la solución del conflicto:

1. A nuestro modo de ver, para resolver las consecuencias del conflicto político resulta indispensable tomar en cuenta el origen y las razones del mismo. Es precisa una hoja de ruta firme para que el conflicto que sufre nuestro pueblo encuentre una solución integral. El origen político del conflicto exige asimismo una solución política.

2. La normalización política se debe basar en la posibilidad de desarrollar y llevar a cabo democráticamente todos los proyectos políticos. Debemos evitar cualquier salida parcial o falsa para impedir que el conflicto se perpetúe y no defraudar ni al pueblo ni a su ciudadanía.

3. La solución política ha de ser integral y es imprescindible que en el ámbito de las consecuencias del conflicto exista una visión global que tome en cuenta y desarrolle todos sus apartados. Reconocemos con toda sinceridad el sufrimiento y daño multilateral generado como consecuencia del conflicto.

4. Reconocemos el nuevo escenario surgido tras el cese de la lucha armada de ETA y en adelante, en pro de la libertad de Euskal Herria, utilizaremos vías y métodos políticos y democráticos, de acuerdo con las decisiones que se han tomado en ese sentido.
Por ello, en lo sucesivo renunciaremos al empleo del método utilizado en el pasado para hacer frente a la imposición, represión y vulneración de derechos. Nuestro compromiso con el nuevo escenario es nuestra decisión de fortalecerlo y consolidarlo.

5. Es necesario derogar toda situación y medida de excepción. Adaptar el entramado jurídico a la situación política. Cambiar radicalmente la política penitenciaria y priorizar el fin de la dispersión. Reconocer nuestros derechos, posibilitar nuestra vuelta a casa e impulsar la solución integral a la actual situación política.

6. Por todo ello, podríamos aceptar que nuestro proceso de vuelta a casa –nuestra excarcelación y de manera prioritaria nuestro traslado a Euskal Herria- se efectuasen utilizando cauces legales, aun cuando ello, para nosotros, implícitamente conlleve la aceptación de nuestra condena. Compartimos que tanto la ley como su aplicación cumple una función esencial de cara al futuro, ya que han de ser utilizadas para fortalecer los pasos que hayan de darse.

7. Estamos dispuestos, dentro de un plan de actuación global, a estudiar y tratar la posibilidad de que el proceso que culmine con nuestra vuelta a casa se efectúe de manera escalonada, mediante compromisos individuales y en tiempo prudencial.

8. Asumimos toda nuestra responsabilidad sobre las consecuencias derivadas de nuestra actividad política en el conflicto político. Asimismo, mostramos nuestra voluntad para analizar la responsabilidad de cada uno de nosotros, dentro de un proceso acordado que reúna las condiciones y garantías suficientes.

Para ello:
1. El EPPK se pondrá en contacto con los promotores de las recomendaciones del Foro Social y con otros agentes de Euskal Herria, a fin de buscar acuerdos en torno a los mismos y de encontrar fórmulas que permitan su desarrollo.

2. A fin de facilitar la superación de las situaciones de excepción que sufrimos en las cárceles, el EPPK escuchará las propuestas y reflexiones de los distintos agentes y compartirá las suyas, con objeto de que las decisiones y pasos que se adopten para que el proceso avance sean compartidos y gocen del apoyo necesario.

3. Hacemos un llamamiento a la ciudadanía, instituciones, agentes sociales y partidos políticos para buscar un amplio consenso que posibilite nuestro regreso a casa, enmarcado en un proceso integral, que no ponga en cuestión nuestro carácter ni dignidad política.

4. No es tiempo de ocultarse tras dificultades e impedimentos. Es hora de la responsabilidad política. La de todos. También  la nuestra, en la medida en que somos parte y consecuencia del conflicto político. El EPPK no rehuirá sus propias responsabilidades ni dependerá de los movimientos de los demás para hacer los suyos ya que mostramos nuestro absoluto compromiso en ser un agente activo y eficaz tanto en el conflicto como en su solución. Haremos cuanto esté en nuestra mano, con total generosidad, en la consecución de la libertad de Euskal Herria.

La presentación del libro de Teo Uriarte, quiero decir. Tiempo de canallas. La democracia ante el fin de ETA. Miércoles 4 de diciembre, Hotel Ercilla, 19:30. A cargo de Ernesto Santoyala y Santiago González.

Del prólogo de Jorge M. Reverte

Cuando pedimos a la compañía el permiso para rodar las escenas, nos extrañó la suspicacia con que atendieron nuestra explicación. Porque se trataba de una compañía catalana de tintes progresistas. (Si no lo hubieran sido, no habrían puesto Antígona en su repertorio). Nos pidieron un tiempo para responder a la petición, se reunieron en asamblea y decidieron que no. Porque “no sabemos para qué y cómo se va a utilizar”.

     Yo debo ser muy torpe, porque no sé conozco ninguna manera de utilizar Antígona salvo la obvia. Resultó, sin embargo, que lo que provocaba la suspicacia y el rechazo era que se trataba de víctimas del terrorismo, de víctimas españolas del terrorismo. ¿Cómo iban a verse involucrados en algo así unos bienpensantes y progresistas actores? ¿Y si las víctimas lo utilizaban para ofender a los asesinos en su vertiente progresista, es decir, de lucha contra la opresión española?

     Así quedó la cosa. No pudimos utilizar el recurso dramático porque eso podía herir la sensibilidad de algún asesino.

Hace un año, más o menos, yo recomendé, a petición de un gran editor, a Teo Uriarte para que escribiera un libro sobre el País Vasco (el asunto, el conflicto, como quieran ustedes calificar lo que allí ha pasado y pasa). El editor comenzó pronto a mostrar sus dudas. Las opiniones de Teo (los hechos desgranados por Teo) eran muy parciales, tenían un punto de vista unilateral… ya se sabe.

../..

     Teo dulcificó algunas exposiciones y entregó un texto que era tan impecable como el original pero que evitaba con habilidad ofender hipersensibilidades nacionalistas (catalanas esta vez).

     El resultado fue que la editorial se negó a publicar el texto ..

Tiempo de canallas.

tiempo-de-canallas

Del libro de Uriarte:

El nacionalismo surgido de ETA sigue buscando el vencer y no la convivencia democrática. Quiere una victoria total que dé futuro a su proyecto político. Si tal acontece, se podrá concluir que ETA no ha sido derrotada ni ha desaparecido

Ningún ideal vale una vida

Viene de la película Trece entre mil, de Iñaki Arteta, y está pillado en el blog de Santiago González.

No me interesa Julia, que cree que denunciar el homenaje al asesinato de niños es una especie de paripé político. Ni que sea un nacionalista vasco el que le tenga que poner en su sitio. Julia siempre será Julia, y parece un fenómeno inevitable. Lo que no debería ser inevitable es el Prostitucional. Porque Julia solo es Julia, pero el Prostitucional somos todos.

aupa-xabi

Hace 35 años la izquierda abertzale hizo una elección que consideramos hoy más que nunca acertada. No participamos en un juego que no tenía nada de democrático, y nos hemos dedicado durante todo este tiempo a poner encima de la mesa las contradicciones de ese tiempo supuestamente democrático, y las hemos pagado y muy caro además. Y no estamos dispuestos a rechazar ni a revisar nada de aquello. Es más, reivindicamos con todos nuestros errores lo que fuimos y lo que somos, lo que hemos hecho y lo que hacemos, como no puede ser de otra manera. [-->]

Alucino. Con esto de la suelta de multi-asesinos, la gente anda discutiendo y muy revuelta. Y en general desde dos puntos de vista a cada cual más aberrante.

La gente de un espíritu que podríamos llamar zapateresco -por abreviar- destacan que no se puede comparar asesinos. Que no tiene nada que ver el que lo hace por una ideología política con el que no tiene una disculpa tan espiritual. Curiosamente, jamás se les pasaría por la cabeza aplicar esa diferencia si la angelical motivación del asesinato fuera digamos de extrema derecha. Crímenes de nazis, fascistas, franquistas, pinochetistas, etc. O mejor dicho, sí aplicarían esa diferencia, pero justo en sentido contrario. En el sentido de que es más disculpable y merecedor de una filosofía de reinserción el asesino común que el asesino nazi.

La gente de tendencia -digamos por abreviar- de derechas, rechaza esa diferencia. Y señala que tan asesino es el común como el político, y no tiene sentido andar cogiéndosela con papel de fumar.

Ninguno de los dos grupos parecen muy partidarios de pensar. Por ejemplo, preguntarse … ¿por qué? ¿Por qué hay un derecho penal, y penas de cárcel?

En primer lugar es por venganza, sí. Pero venganza civilizada, institucionalizada, pública; por contra de venganza personal.

RAE. Venganza:

  1. f. Satisfacción que se toma del agravio o daño recibidos.
  2. f. desus. Castigo, pena.

También es una venganza ejemplarizante. Quitar malas ideas a otros que puedan tenerlas, para que no asesinen. Y por supuesto, impedir mediante el encierro que el que ya ha mostrado la disposición pueda volver a asesinar. Y finalmente, relacionado con este último punto, está la idea de la “reinserción”.  Si el encierro ya ha producido el efecto de que el asesino cambie, de tal forma que haya asumido que el “no matarás” es la base de la convivencia, entonces puede tener sentido que el encierro no necesite ser tan largo como necesitaría en caso de que esa cambio no hubiera tenido lugar. Podríamos resumir:

  1. Venganza (justicia, reparación – siempre muy parcial, porque no se puede reparar la pérdida de una vida)
  2. Ejemplo.
  3. Cambio (reinserción).

Y así, vemos que es indudable la diferencia radical entre el asesino etarra, y el asesino -digamos- vocacional.  Aunque también se podrá ser de los dos tipos simultáneamente, y tal vez no sea fácil distinguirlo. Pero en todo caso vemos que la estrategia o motivación del sistema penal cambia mucho para cada caso.

1. Venganza. Si se trata de reparar el daño (irreparable), la pena debería de ser muchísimo mayor para el asesino de grandes causas espirituales que para el asesino vocacional. Especialmente en el caso del terrorismo. Porque su ataque no es solo a la persona que lo ha padecido directamente, sino a toda la sociedad. Quieren cambiarla, asesinando. Por ejemplo, que dejes de pensar lo que piensas, o al menos de expresarlo. Y no el eliminado, sino todos.

Y supongo (espero) que la pena sí sea mayor. Pero si luego, con la gimnasia de los reglamentos penitenciarios, se desactiva esa mayor pena (si lo es), pues es una aberración.

2. Ejemplaridad. Parece que debe ser mucho más útil para el caso del asesino político que para el de vocación. El que quiere salvar un pueblo, la justicia universal, o el cuento que quiera tener en la cabeza, lo puede hacer por otros medios. Más lento -tal vez- pero poder, puede. El que le gusta asesinar, violar, etc, no.

3. Cambio (reinserción). No soy psicólogo, y no tengo ni idea de si se puede cambiar una afición de ese tipo. Pero el asesino idealista parece muy especialmente “reinsertable”. Conocemos demasiados casos como para ponerlo en duda. El problema es el significado de “reinserción”. Solo puede querer decir una cosa. Que haya interiorizado, comprendido, que no debió de asesinar. Pero de ningún modo puede pensarse que la “reinserción” consista en que su banda decida que ahora asesinar no es la estrategia más adecuada. Eso es el exacto contrario de cambio (re-educación) alguno. Porque quiere decir que sigue pensando que asesinar o no asesinar depende de las circunstancias o conveniencias.

El presidente de Sortu:

Hace 35 años la izquierda abertzale hizo una elección que consideramos hoy más que nunca acertada. No participamos en un juego que no tenía nada de democrático, y nos hemos dedicado durante todo este tiempo a poner encima de la mesa las contradicciones de ese tiempo supuestamente democrático, y las hemos pagado y muy caro además. Y no estamos dispuestos a rechazar ni a revisar nada de aquello. Es más, reivindicamos con todos nuestros errores lo que fuimos y lo que somos, lo que hemos hecho y lo que hacemos, como no puede ser de otra manera. [-->]

En resumen. De las dos posturas aberrantes (son iguales / no son iguales que los asesinos vocacionales), la opinión zapateresca sería mucho más acertada … si aplicaran a los etarras el mismo esquema que aplican, por ejemplo, a los nazis. No son iguales que los asesinos vocacionales; son mucho peores, mientras no cambien. El daño es mucho mayor; el mal ejemplo es mucho mayor — mientras no cambien; y la reinserción es completamente inexistente — mientras no cambien.

Eso dice Josu Erkoreka, portavoz del gobierno de la vergüenza. Al ser preguntado por el trompetazo con el que Sortu (ETA) ha reivindicado los asesinatos de inocentes, el GV pasa palabra, diciendo que es …

un terreno delicado y resbaladizo, y emitir juicios de declaraciones que no se conocen sería una irresponsabilidad

Seguro. Sería una acojonante irresponsabilidad decir algo sencillo y claro como que asesinar es de salvajes, y asesinar inocentes es de canallas salvajes. Y que encogerse de hombros ante esos hechos y silbar, tal vez distraído con la recolección de nueces, no merece calificativos mucho mejores. Y ya sería de nota señalar lo mismo para los que votan tales cosas, aunque se trate de medio pueblo, sociedad, etnia, tribu, circo, o como le quieran llamar. Tan irresponsable, tan irresponsable, como que sería exactamente responder de lo que hemos estado haciendo todos estos años.

Pero esto debe ser parte de la parla imprecisa del nacionalismo, que decía el periodista Santiago González en su libro Palabra de vasco. Responder sería irresponsable, y lo responsable es mirar para otro lado. Lo recuerda el libro mencionado.

no son vascos de ninguna manera quienes cometen estas atrocidades; son simplemente alimañas, simplemente asesinos

Este era Ibarretxe, cuando creía que el 11-M era cosa de ETA. Quien afortunadamente también destacaba por su responsabilidad, y no dio el siguiente paso de su razonamiento. Explicar con mejor precisión la frontera entre simplemente alimaña, y vasco de verdad. ¿El número? ETA ha asesinado a bastantes más de los que lo fueron  el 11-M. Más de cuatro veces más. ¿La velocidad? ¿La frontera de la alimaña está en el número de asesinatos por día? ¿Y cual sería esa velocidad que marca la diferencia? ¿Veinte no, pero doscientos sí? Sin duda Erkoreka nos explicaría -siempre con buenas palabras- que supondría una gran irresponsabilidad emitir juicios en un terreno tan delicado y resbaladizo.

El PNV, por contra, ha puesto el grito en el cielo.

pnv-sortuY aquí ha estado mucho más acertado el PNV que el PSOE o el PP. Porque, en efecto, es un error. Una equivocación, o acción con poco acierto. Con lo fácil que es mantenerse en un ni sí ni no, sino todo lo contrario. En un condenar “toda” la violencia, y lamentar “todo” el sufrimiento, sin jamás decir -ni por equivocación- no debimos de asesinar. Pero sin cometer el error de que se note que pensamos que asesinar estuvo muy bien; como los hechos y las nueces, y el Prostitucional, demuestran sobradamente.

A ver, ¿cómo presentarse ante el mundo y el electorado aceptando que básicamente éramos alimañas, en expresión de Ibarretxe? ¿Y cómo hacerlo demostrando que lo seguimos siendo? Los hijos de Arana tienen razón en ambas declaraciones, solo contradictorias en apariencia. Es irresponsable (en el sentido de las nueces) meterse en tan resbaladizo y delicado jardín. Pero es necesario (también en el sentido de las nueces) señalar que hablar con tanta claridad se trata de un “error” de Sortu. Como si la parla del nacionalismo hubiera dejado de ser -de repente- imprecisa. Comoo si no supiéramos que con palabras claras, y hablando por derecho, no funciona.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 472 seguidores