UPyD


“¡Pobre España, descoyuntada entre los saqueadores y los mutiladores!…” Eso Dice Savater hoy en “El País”, en su artículo “Caca“.

Yo desearía añadir algo, para intentar desentrañar cuáles son los factores y la causa de todo ello, sin que eso signifique centrar la responsabilidad en Savater, aunque alguna tiene:

Porque vemos una España descoyuntada por un sistema político agónico cuya putrefacción cultural y anquilosamiento estructural constituyen el método más efectivo de selección de los peores: los chorizos y señoritos de los aledaños y entretelas del PP; los ignorantes sectarios y oportunistas de la dirección del PSOE; los tarugos reaccionarios, anacrónicos y miopes del etnonacionalismo; los trileroleninistas de la dirección y palmeros de UPyD —¿Verdad, Savater?—; los profesionales de la protesta como palanca de poder de IU e ICV; y, ahora, la “caca” perrofláutica emergente de las alcantarillas del régimen.

¿Pues que se esperaban algunos de años de putrefacción consentida y apoyada en un “cul de sac” ebullente?

¡A ver cómo salimos ahora de este remolino de mierda, producto de élites culturales y políticas miopes y oportunistas! Tal revoltillo de estulticia produce estos efectos.

Octavio

los-ex-upyd

Anda Savater tratando de apuntalar UPyD. Con su brillante simpleza habitual.

Usa al argumentario conocido de UPyD. Que es una realidad en lugar de un “estado de ánimo”. Y que ha hecho muchas cosas de mérito. Y también se apunta a la patadita fácil a los que le han comida la tostada a su partido favorito.

… por no mencionar el AVE (personalmente, jamás votaré a un partido que lo cuestione)

Se ve que don Fernando no tiene mucha costumbre de contrastar las ideas en la “interneteca” antes de escribirlas.

¿Cómo es posible que este Gobierno haya aprobado ocho nuevas estaciones de AVE mientras la I+D es abandonada?”, se ha preguntado el también diputado Carlos Martínez Gorriarán tras el testimonio del exastrofísico del CSIC Andrés Moya, que ha asegurado que los científicos “están hoy nadando en la miseria.

También es posible que Savater no considere a Gorriarán como UPyD propiamente dicha. Tiene algún mensaje para el personaje:

hay responsables en UPyD a los que mientras estuvieran en activo se les debía prohibir el uso de twitter como a los conductores el alcohol

Pero es que no se trata delGorri, se trata deUPyD:

El grupo parlamentario nacional de UPyD ha propuesto suprimir las líneas de AVE de Galicia, Extremadura, Corredor de Andalucía y del Mediterráneo-Cantábrico para ahorrar cerca de 2.000 millones de euros. [–>]

Se podría pensar que eso es “cuestionar el AVE”. Y no en menor medida que Ciudadanos, que es a lo que se refiere Savater con lo de “cuestionar el AVE”. Habrá que concluir que jamás votará a UPyD. Y ya sólo le queda explicarnos dos cosillas. A quién sí votaría, y por qué no se puede cuestionar el AVE. No lo explica en el artículo. Parece dar por supuesto que el lector lo entiende sin mayor necesidad expositiva. Pero cuando se ve a un artista que entiende el mundo de una forma muy diferente que el resto, no parece tan fácil pensar que sólo él tiene razón.

alta-velocidad-por-habitante

O tal vez sea que simplemente no le gustan los números. Filósofo, al fin.

Anuncio de evento.

José María

Hola a todos.

Unos cuantos amigos ex de la galera magenta, hemos pensado, que nos gustaría juntarnos en un cocido (parecido al que celebramos en el año 2010), para celebrar la situación del partido de Rosa Diez, y , porque desde hace mucho tiempo que no lo hacemos, además como nos da en el olfato que la galera se hunde, puede que no lo podamos hacer ya en el futuro con este partido existiendo.

Este cocido, se celebrara (si así lo decidís vosotros, si os apuntais  al mismo ANTES DEL 30 DE ABRIL FECHA ULTIMA PARA QUE LO COMUNIQUES A LOS CORREOS QUE OS PONDREMOS AL FINAL) En Madrid el próximo día 9 de Mayo (a ver si lo podemos hacer en el mismo sitios que la otra vez que estaba muy bien).

 

Hace cinco años, orgullosos pero derrotados, nos reunimos compartiendo mesa y mantel para denunciar las practicas totalitarias y antidemocráticas de la dirección de Upyd y en la medida de lo posible, restañar las heridas y ofensas recibidas y demostrar que ni éramos cuatro gatos lunáticos (Gorriarán dixit) ni nuestra lucha había sido un “quítate tu para ponerme yo” (Savater dixit).

Hoy cinco años después, queremos reunirnos por otro motivo.

Estamos todos fuera de Upyd y por eso no somos nosotros los que ahora se despedazan intentando buscarse un puesto bajo el sol y no éramos tan solo cuatro gatos, entonces ya éramos muchos.

Por este motivo, para celebrar la victoria de la lealtad a los principios y las ideas, frente al halago, las adulaciones y el culto a las  personas y ante un buen cocido, demostrar que no solo somos mejores, sino que:

SOMOS +

 

·         Fuimos más, los que decidimos que era más importante defender la fidelidad a los principios que la obediencia ciega a las personas.

·         Fuimos más, los que antepusimos el respeto a las normas y a los compromisos que aquellos que antepusieron su interés personal.

·         Fuimos más,  los que entendimos que la democratización de los partidos es imprescindible para la Regeneración Democrática del país, y que UPyD se estaba transformando en un caudillismo despótico.

Por eso… Somos más los que nos hemos marchado que los que se han quedado y somos muchos más los que apostamos por la necesidad de una auténtica alternativa regeneradora, democrática, y no la del  partido de Rosa Díaz, Carlos Martínez Gorriaran y los restos del naufragio.

Ellos son pocos,  nosotros SOMOS MÁS

 

Un abrazo fuerte.

Jose Maria Aldea

(esta convocatoria, se hace en el nombre de unos cuantos compañeros que lo hemos comentado y hemos pensado que podria ser una buena ocasion para reunirse de nuevo)

Avisar al siguiente correo

jma514@msn.com

Pensaba que ya había escrito la última entrada sobre ese triste partido, UpyD. El funeral, por así decir. Pero, ¿quién nos iba a decir que la desaparición de un chiringuito personal podía ser un asunto tan trepidante? Doña Rosita ha conseguido dar el do de pecho. Todo lo que no ha dado que hablar UPyD como partido, lo está dando como despedida de un partido. Por todo lo grande. Sin reservas. Como de Bilbao, tú.  Y sin serlo, ni nada.

Total, que la peña está perdida. Todos los días hay alguien que se va, o que se rebela. Con gran fanfarria de prensa. Y es imposible seguir la movida de memoria.

Hasta ahora solíamos hacer listas -infinitas- en las que dar cuenta de los “desencantados” de UPyD. Con las consabidas y entretenidas especulaciones sobre si UPyD era un partido con más afiliados, o ex-afiliados. Y si realmente había batido el récord mundial de expulsados por metro cuadrado, o le faltaba un poquito. Esas cosas.

Pero todo aquello tenía un interés exclusivamente interno. -Mira, mira, Fulanito ya está fuera, también-. Algo como las listas de prisioneros que trae la Cruz Roja a la ciudad, para que se enteren los familiares. Y las consabidas perrerías de toda sociedad, en las que los titulados antiguos miran a los nuevos como a parvenus. ¡Ya, ya, parvenus! En la moto de Rivera … ni te cuento. A todo trapo.

Ahora, en cambio, el interés es público. Parece. Todo el mundo está entretenido con el espectáculo. Pero es difícil de seguir. -¿Y ese Fulanito, está hundido, o solo tocado?-. Así que vuestro humilde servidor, siempre al servicio del lector curioso, ha preparado un “marcador” del partido trepidante. Para que naide se pierda.

Se llama El Juego de los Barquitos. O, intermamente, de La Galera (© JM Aldea).Y se irá actualizando. Aquí mismo, no en entradas nuevas.

 

upyd-el-juego-de-la-galera

Fácil y claro. Como la liga del fútbol, pero en una nueva forma de hacer política. La Nueva Política, que dice Crsitina Losada.

He tenido que poner un marcador total, y un marcador “sin jefes”. O sea, el de los indios. Que yo creo que es el que cuenta, porque no se pueda esperar que Rosa Díez se rebele contra si misma (o Gorri o Fabo). Supongo. Y lo importante es saber cuánta tropa tiene detrás entre los parlamentarios de su partido. Eso lo dice el “marcador sin jefes”.

Lo demás creo que es obvio. Tengo la duda con Loreto Ruiz. No he visto noticias, pero sí que estaba en el anuncio de pire de Luis de Velasco, con Reyero. Y Reyero habla hoy de irse a Ciudadanos. Por eso le he puesto “dudosa”, pero en el marcador “no rosa”.  Y en algunos casos, donde pone Ciudadanos como “futuro”, es una pura especulación del autor. Ya se sabe que el futuro es desconocido hasta que llega.

Los que crean que hay algún error, o se enteren de actualizaciones en la guerra de barquitos de Un Partido Diferente, ¡y tan diferente!, que avisen. Y actualizo el marcador.

 

 

He tirado el café sobre el teclado. Los mismos cafres que agredían e insultaban a Sosa Wagner por haberse atrevido a sugerir un acercamiento de UPyD a Ciudadanos, son los que ahora abandonan la dirección de UPyD … ¡por no quererse unir a Ciudadanos! Flipante. De no creer.

upyd-entierro

Además de una perfecta indecencia, es una gilipollez. Porque espero que no se le pase por la cabeza a Rivera admitir a unos okupas así en sus filas.

Querido Paco:

va a resultar difícil que alguien te iguale en mezquindad.

Pero mejor no hablar de esa Irene Lozano nada mezquina. No tiene la entidad necesaria. Aquí hay una lección mucho más interesante. Y no es divertido darle lanzadas al moro muerto. Pero manda narices que esta fuera la buena gente fiel que quedaba en UPyD, después de tantos procesos de depuración en los que los críticos de la autocracia fuimos abandonando el chiringuito particular que se había montado Rosa Díez.

upyd-entierro-2

Eran unos desleales y canallas, según el perro de presa del partido. Nada que ver con la depurada crème de la crème que no veía ninguna falta de democracia interna en el partido, y la creación de un chiringuito personal — engañando a los votantes.

Carlos Martínez Gorriarán:

… eran tres personas empeñadas en imponer su tabarra sobre “democracia interna” –básicamente, ésta consiste en pasarse las normas por el arco del triunfo y en imponer sus muy minoritarias opiniones a cualquier mayoría- a otras cuarenta personas incapaces de aguantar ni un segundo más su doble moral, su retorcida estulticia y su canallesca deslealtad.

Estupendo. Porque los canallas desleales ni vivían de la política, o del partido, ni tenían la menor expectativa al respecto. Nunca ha habido esperanza alguna en el País Vasco de ningún cargo — más allá del reservado para Gorka Maneiro desde antes de que UPyD existiera oficialmente. Sí existía la realidad de la poca gracia que tiene repartir propaganda de un partido tan poco favorable a los terroristas, a cuerpo descubierto. Y la de quedar señalado por haberlo hecho.

Pero la canallesca deslealtad abandonó el partido. Y otros fueron expulsados, por abrir la boquita. ¡Michelines fuera!, que diría Arzalluz. Y ahora por fin ya hay un partido que es la  esencia de la lealtad. A la persona, que no a las ideas. Pero es lo suyo, si se trata de la persona. Salvo que algunos listillos parecen confundir la lealtad a la persona con la lealtad al carguete. Y no se dan cuenta de que esa lealtad dura lo que tardan en llegar los malos tiempos.

Son unos artistas en la creación de equipos humanos. Porque, al no poderse disculpar en que Irene Lozano (y los otros) sean un fallo de la democracia interna, por ser gente cooptada, la responsabilidad sólo puede ser culpa de la autocracia.

Muerta UPyD por totalitarismo interno, espero que esta sea la última entrada de la lamentable sección sobre el partido mentira. Aunque sí espero que en Ciudadanos tomen nota. Para no caer en lo mismo, y sobre todo para que no recojan la basura de UPyD. Cualquier cosa que Gorrirán y Díez hayan señalado como leal y no canalla, es del tipo de Irene Lozano. Muerden a quien critique al jefe … mientras el jefe tenga lo suficiente para repartir.  Porque su sistema de selección negativa lo hace inevitable.

Genios.

No estoy muy convencido de que UPyD siga siendo un tema como para malgastar el tiempo. Pero es que hay jetas que consiguen motivarte por el morro que le echan. Cualquier regeneración -que no es más que limpieza- debe empezar por limpiar a los caraduras. Es la primera medida.

Rosa Díez, esa novedad política, sigue empeñada en vendernos que intentaron sinceramente llegar a un acercamiento / pacto / alianza con Ciudadanos. Y que, por supuesto, el asunto fue imposible por culpa de los de Rivera. ¿Y por qué? Resumiendo, porque son muy feos. El problema es que esa fealdad imaginaria ya la conocían antes de sentarse a la mesa. Y entonces, ¿para qué te sientas?

Lo cuenta en una entrevista en Vozpópuli:

Ahora, de esas diferencias o de las propuestas no pudimos hablar en las conversaciones, porque se empantanaron en la transparencia, en su falta de transparencia. No pudimos llegar al segundo escalón. No se puede llegar a acuerdos por su opacidad, por su falta de transparencia.

-O sea, el pacto no se llegó a hacer por su falta de transparencia…

-Se empantanó en las reuniones en que les exigíamos información. …/… Durante las conversaciones nosotros queríamos saber cosas importantes para valorar y evaluar las posibilidades de ir juntos a las elecciones, que no es un pacto post-electoral, para no engañar a nadie. Cuando se dieron cuenta de que íbamos en serio, de que pedíamos información en serio, antes de entrar en la parte programática, levantaron las reuniones y dijeron ‘o todo o nada’. [–>]

¿Y qué puede ser el “o todo o nada”? Muy fácil. Por ejemplo, Ciudadanos les propuso una alianza en la que la lista electoral salía del voto de los afiliados de los dos partidos (primarias de verdad), y que se organizaba con toda la transparencia que se le ocurriera exigir a UPyD. Por tanto, ningún problema de democracia ni de transparencia.

Pero a UPyD no le interesaba un carajo lo que podían hacer juntos. No quería hacer nada con Ciudadanos. Así que toda su idea de “negociación” consistía en examinar a la otra parte, con unos criterios “ad hoc” diseñados para que no los superara. Por ejemplo.

-Mire, somos un partido que desde que nació ha tenido 700 procesos de primarias. Es el único partido donde la dirección no puede poner a nadie de candidato. Es algo testado. No hay un partido en España como éste, donde un ciudadano pueda presentarse a las primarias, tenemos la democracia interna más amplia. Esto es una realidad. [–>]

Y efectivamente. En la resolución que aprobaron -justo antes de la negociación imaginaria- sobre los criterios para llegar a pactos, establecieron que el otro partido debía de tener procesos frecuentes de primarias. Ojo; no que del pacto surgieran primarias, sino que las primarias fueran previas al pacto.

Apasionante. Porque UPyD le llama primarias a una lista donde todos los candidatos menos el primero son elegidos por el aparato. Y cuando el primero, elegido democráticamente por los afiliados, tiene ideas propias, se lo cargan. Como a Sosa Wagner. Elegido democráticamente como jefe de los parlamentarios europeos de UPyD, y descabalgado de ese cargo por Rosa Díez en el mismo momento en que expresó criterios diferentes de los de Díez.

La mentira de Rosa Díez es transparente. Obscenamente transparente. Si quieres llegar a hacer algo en común, te preocupas de pactar lo que vas a hacer, y cómo lo vas a hacer. A partir del pacto, claro. Por ejemplo, estableces las primarias y las transparencias que creas oportunas. ¿Hubo algo respecto a primarias y transparencias -tras el pacto- a lo que se negara Ciudadanos? La misma Rosa Díez explica que no.

– (El pacto) … Se empantanó en las reuniones en que les exigíamos información.

– Cuando se dieron cuenta de que íbamos en serio, de que pedíamos información en serio, antes de entrar en la parte programática, levantaron las reuniones y dijeron ‘o todo o nada’. [–>]

Pero Rosa, so jeta. Les pedíais información sobre cómo se organizaban ellos. Hasta entonces. Por ejemplo, si hacían primarias-paripé, como vosotros. No les pedíais información sobre lo que estaban dispuestos a hacer tras un pacto. Y en cuanto propusieron hacer exactamente lo que dicen vuestros criterios, pero en versión primarias de verdad y no de paripé, se acabó la negociación.

Porque no era una negociación. Era un examen, y francamente caradura. Concretamente, saber si hacían (antes del pacto) paripés como los vuestros. Pero ya sabíais que no antes de sentaros a la mesa. No necesitábais ninguna reunión.

Es cierto que UPyD es un partido muy transparente. Y lo ha sido desde el primer día. Todos los partidos mienten, pero con tanta transparencia (caradura), solo UPyD.

Fuente, Vozpópuli:

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 781 seguidores